Monthly Archives: | enero, 2017

Los otros Resident Evil en primera persona: La serie Gun Survivor / Chronicles

Tras levantar expectativas con una peculiar demo (y su posterior actualización), esta semana finalmente se ha producido el lanzamiento de Resident Evil 7, una entrega que emplea una serie diferente de formulas a las que estamos acostumbrados, abandonando el enfoque estilo George Romero que caracterizaba a los juegos anteriores, con aglomeraciones de zombies en edificios mayestáticos, en favor de una ambientación más cercana a la Matanza de Texas, con psicópatas rústicos sureños persiguiendonos entre la mugre y el moho de una casa rural. Es este giro hacia un género abanderado por Outlast o Amnesia el que le da al juego esa identidad tan disonante con el resto de la saga, y no, como muchos suponen, el tan comentado paso a la perspectiva en primera persona. Lo cierto es que ya hemos tenido muchos títulos de la franquicia que han hecho uso de la misma, a saber, los numerosos spin-off pensados para ser jugados con pistola óptica.

Enviro Bear 2000: Multi-tasking llevado al extremo

Puede que algunos de los lectores recuerden QWOP, el pequeño juego para navegadores en el que había que llevar a un atleta hasta la meta, algo en teoría bastante sencillo de no ser por unos controles de lo más literales que asignaban una tecla a cada sección de las piernas; la falta de control resultante daba pié a la diversión y al disparate. Enviro Bear 2000: Operation Hibernation juega en la misma liga del disparate instantáneo, pero, paradójicamente, haciendo justo lo contrario: reducir los controles de un juego de “conducción” al mínimo, obligandonos a realizar todas las acciones simultáneas con una sola mano. Si no lo visualizais, imaginad el intentar conducir un coche de cambio manual sin usar las dos manos, ni los pies, teniendo que manipular el volante, los cambios y los pedales exclusivamente con la mano derecha, mientras imprudentemente coméis y tratais de arrojar objetos por la ventanilla, todo a la vez. ¡Ah! Imaginad además que sois un oso pardo.

El profesor Layton vs. Phoenix Wright: dos sagas en una

Recientemente he tenido la oportunidad de probar un juego al que hacía tiempo que le tenía ganas: El profesor Layton vs. Phoenix Wright: Ace Attorney. Antes de empezar a hablar de él, quiero plantear una cuestión: el juego es una combinación de dos sagas cuyo objetivo principal es usar la cabeza, por lo que no debería parecer tan complicado juntarlas, ¿no? Bien, para los seguidores de alguna (o de ambas) de las sagas puede no ser así. Si eres el fan número uno del profesor Layton, te ofendería si Phoenix tuviese más protagonismo, y viceversa. Y si habéis jugado a ambas series, sabréis también la diferencia de estilo de los personajes que existe entre ambas. Por lo que hacer un universo con ambas puede resultar aún más complejo. Y eso que no hemos mencionado los dos elementos más característicos de ambos juegos: los puzles y los juicios.

Assassins Creed, la película: Anacronismo y aburrimiento.

Definir lo que caracteriza un juego de la franquicia Assassins Creed es sencillo: una trama en el presente sirve como excusa para mandarnos al pasado en un ejercicio de escapismo que nos lleva a visitar ciudades y épocas pretéritas. Los objetivos que perseguimos son un mero Mcguffin, un pretexto para seguir dando saltos por los tejados de exquisitas recreaciones de la Jerusalén medieval o la Florencia renacentista. Este espíritu es algo que la adaptación cinematográfica no entiende, resultando en un soporífero filme compuesto enteramente de subtramas sobre conspiraciones absurdas, y que pasa mucho más tiempo en las sosas oficinas de la compañía Abstergo que en la España de 1492. Una España que se pasa la exactitud histórica por el forro.