30 aniversario del primer Street Fighter: El inicio de una saga

Hace 30 años se lanzaba en los salones recreativos Street Fighter: el juego inaugural de la serie más conocida de Capcom. A pesar de no gozar de la popularidad de su secuela, Street Fighter II, cuando se lanzó por primera vez, el Street Fighter original introdujo algunas de las convenciones que se harían estándar en juegos posteriores, como el esquema de control de seis botones y el uso de técnicas especiales basadas en comandos.

Lo cierto es que esta prmera entrega resulta aún muy primitiva y tosca. Controlábamos a Ryu a lo largo de varios stages, enfrentandolo a luchadores de todo el mundo, pero los movimientos y los sprites distaban mucho de la gracia que alcanzarían con las secuelas. La mayoría del (genérico) plantel de luchadores no repitió (Salvo Ryu, Ken y Sagat), si bien algunos de ellos (Gen, Birdie y Adon) serían rescatados en la serie Alpha.
Por lo que debemos dar las gracia a Street Fighter es porque luego, inspirado por el éxito de Final Fight, Yoshiki Okamoto se decidiese a resucitar la franquicia mejorando en todo lo posible el juego original, poniendo especial énfasis en enormes sprites, las animaciones y movimientos especiales, y añadiendo las dos barras de vida una al lado de la otra: el género de la lucha versus como lo conocemos hoy nacería de la resurrección de este primer intento.

No es lo único que le debemos a Street Fighter: el juego fue producido y dirigido por Takashi Nishiyama y Hiroshi Matsumoto. A la hora de diseñar el título, Nishiyama se inspiró en los estilos de artes marciales que estaba practicando por entonces. Ambos hombres dejarían Capcom tras la producción, y se fueron a trabajar a SNK, donde desarrollaron la mayoría de sus juegos de lucha (incluyendo Fatal Fury y Art of Fighting), de modo que la práctica totalidad del catálogo de lucha de SNK existe gracias a este primer paso de Capcom.
Keiji Inafune (conocido por su trabajo en la serie Megaman) comenzó en la compañía diseñando y dibujando los retratos originales para los personajes de Street Fighter, tras lo cual la compañía quedó tan impresionada que pasó a ilustrar la totalidad de los títulos del androide azul.

Puede que este fuese un primer paso muy tímido, un tanteo del rival, si lo preferís. Street Fighter volvería, cuatro años después, al grito de un sonoro y desafiente Hadouken.

Acerca del Autor

Lazaro

Hacer un comentario