¡¡¡Ataque bolso!!!

A todos nos ha pasado: La inteligencia artificial nos está dando una paliza, nosotros intentamos contraatacar haciendo empleo de las técnicas que hemos ido aprendiendo a dominar, pero a pesar de nuestra pericia a los mandos no logramos atravesar sus defensas y la sombra de la derrota se cierne sobre nuestras cabezas. ¿Qué hacemos entonces? Dejarnos de tanto virtuosismo y recurrir a la técnica infalible: repetir el mismo ataque sencillo una y otra y otra vez sin darle tiempo a nuestro oponente a reaccionar: hemos desatado el poder del ATAQUE BOLSO.

Los angloparlantes lo denominan “spam attack“. De igual manera que el spam consiste en enviar el mismo mensaje indiscriminadamente una y otra vez, el “spam attack” consiste básicamente el realizar el mismo ataque sencillo de manera reiterada, en lugar de emplear tácticas más avanzadas, y es en los juegos de lucha donde es más socorrido y a la vez vergonzantemente palpable: en medio de elaboradas coreografías de lucha con vistosos movimientos, uno de los dos contendientes se para y propina el mismo y prosáico guantazo básico de forma repetida y espasmódica. ¡Plas, plas, plas, plas!

Nosotros proponemos para el término la alternativa mucho más castellana de “Ataque Bolso”, porque describe muy bien la pérdida de gracilidad y poderío en nuestros movimientos, y esa aceptación por nuestra parte como jugadores de que, si las elaboradas técnicas de lucha no van a llevarnos a la victoria, quizás sea el momento de empezar a repartir poco vistosas collejas aún a costa de nuestra dignidad, de igual manera que una abuelita se defiende muy solventemente de las agresiones (o de la tontería del mundo en general) con una serie de embates de su bolso, enarbolandolo como si de una maza medieval se tratara, en una mezcla que resulta tan cómica como efectiva.

La denominación surgió hace un tiempo en una partida con amigos jugando a Tekken 5. Al llegar a la última batalla del modo arcade, nos enfrentábamos a un Jinpachi controlado por la IA del juego que suponía un enorme pico de dificultad, se hacía tan cuesta arriba, que un jugador no experto lo pasaba muy mal, ya que se anticipaba a casi todas las tácticas convencionales.
Un amigo nuestro, frustrado ante la imposibilidad de derrotarlo, empezó con su personaje (creo que se trataba de Asuka Kazama) a repartir puñetazos flojos. Apenas sí le quitaba parte de la barra de vida al jefe final, pero la cuestión es que FUNCIONABA: Asuka propinaba los guantazos tan rápido, que entre cachetazo y cachetazo Jinpachi no tenía tiempo de atacar adecuadamente.
Nuestro amigo, exultante ante el éxito de “estrategia”, empezó a gritar “¡Ataque bolso, ataque bolso!”. Todos rompimos a reir.

Quizás no sea la manera más honorable de ganar, pero la premisa es que, si el juego lo permite, es perfectamente legal: el fín justifica los medios, aunque parezcamos una octogenaria furibunda. Si cuela, cuela.
De hecho, el empleo de este tipo de juego, digamos, poco ceremonioso es de sobras conocido hasta por los creadores de los juegos, especialemente de la gente de Mortal Kombat, hasta el punto de incluir una secuencia en su serie de animación en la cual Reptile, de manera hilarante, se dedica a hacerle a Sonya Blade lo que muchos hacíamos cuando nos quedábamos sin recursos: barrer el suelo con la patada baja una y otra vez, impidiendo a nuestro contrincante levantarse o recuperarse. Lo podéis ver en el minuto 1:59 en la siguiente recopilación de momentos absurdos de la serie:

No tiene por que ser exclusivamente un juego de lucha: Action RPG, Hack ‘n’ Slash… Una vez que controlamos ese combo fácil que siempre funciona, acabamos recurriendo a él en todos los momentos de frustración. Y, en parte, proque obtenemos un placer culpable del hecho de estar “saltándonos las normas”, ignorando que el juego espera que lo juguemos de una manera concreta. ¡Larga vida al ataque bolso!

Acerca del Autor

Lazaro

2 Comments

  1. Raff 10/08/2017 at 10:44 pm #
    tengo un colega que en los juegos de lucha busca el mejor ataque para spamear con cada personaje, y lo usa a saco, se jacta de ello y te lo restriega. acaban dando ganas de romperle las rótulas xD
  2. Lazaro 11/08/2017 at 10:54 am #
    Entonces no ha comprendido el verdadero poder del Ataque Bolso: no puedes fardar de ello, si quieres desatar todo su potencial te tiene que dar un poco de vergüenza (aunque lo uses de todas maneras porque en ese momento te importe más ganar que quedar como el culo)XD

Hacer un comentario