ARTÍCULOS

Celebrando el día del trabajo… ¡con cinco juegos más sobre trabajos!

Riesgos laborales virtuales

trabajo juegos

Hoy es 5 de mayo, Fiesta del Trabajo. Desde Gamuza queremos sumarnos a la celebración con un nuevo Top 5. Ya en otra ocasión os trajimos una lista de juegos centrados en el desempeño de un oficio concreto, pero son muchos, muchísimos los juegos que toman una profesión como inspiración. Por eso, os traemos otros cinco juegos más centrados en trabajos. Coged vuestros chalecos reflectantes y recordad los cursos de prevención de riesgos: vamos a currar… ¡jugando!

Repartidor de pizza – Radikal Bikers (Gaelco, 1998, Arcade, PSX)

Este simpático arcade nos ponía en la piel del repartidor (o repartidora, podemos escoger personaje) que tiene que llevar la pizza al consumidor a tiempo, antes que la competencia (sí, los clientes en este juego son un poco cretinos y hacen el mismo pedido a varios locales a la vez). Podemos escoger para qué pizzería queremos trabajar, y el tipo de pizza marca la dificultad. El juego logró destacar gracias a su simpática y pegadiza banda sonora y a tener, literalmente, un manillar de moto scooter en el mueble arcade, gracias a lo cual logró no ser tildado de mero clon de Crazy Taxy, hablando de lo cual…

Taxista – Crazy Taxy (Sega AM3, 1999, Arcade, Dreamcast, PC, PS2, Gamecube, PS3, iOS, Android)

El memorable título de la compañía del erizo azul nos convierte en un émulo macarra de El Fari al ponernos tras el volante de los taxis más veloces en las cuestas de San Francisco, escuchando The Offspring a todo volumen mientras llevamos a nuestros clientes a su destino en un mundo semiabierto de la forma más rápida, gamberra e irrespetuosa posible. El título fue un éxito absoluto, lo que explica sus numerosas conversiones a varias plataformas.

Cirujano – Surgeon Simulator (Bossa Studios, 2013, PC)

Este descacharrante juego indie pone las vidas de varios pacientes virtuales en nuestra manos de la forma más literal posible. Siguiendo premisas similares, como QWOP, los controles llegan al detalle extremo: cada dedo tiene asignada una tecla correspondiente, por lo que realizar operaciones de riesgo en una mesa llena de objetos (no todos particularmente lógicos) deviene rápidamente en un desmadre garantizado ante el descontrol absoluto que tenemos sobre el chapucero cirujano y sus herramientas. Y si eso no os parece suficiente aliciente, los desarrolladores lanzaron un hilarante update en el que el peor cirujano de todos los tiempos podía hacerle toda clase de perrerías a Donald Trump.

Policía – World’s Scariest Police Chases (Fox Interactive, 2001, PSX)

Ya en la otra ocasión nos pusimos en la piel del operario de la centralita de llamadas de emergencia con 911 Operator, ¡pero hoy toca salir a la calle y detener a los criminales! Usando un sistema similar al de Driver de Reflections, el juego trata de emular el formato de programas televisivos como “Impacto Total” o “Cops”, en los que se nos mostraban persecuciones policiales de riesgo a alta velocidad. Además de un modo campaña con varias misiones (que acababa con una misión final en la que teníamos que detener a un demente que había robado nada menos que un tanque) el juego cuenta con un entretenido modo libre en el que podemos escoger el coche patrulla que más nos guste y salir a detener maleantes al estilo Alex Murphy.

Alcalde – Sim City 2000 (Maxis, 1994, PC, Super Nintendo, PlayStation)

Si sentís la vocación por el servicio público y además os gusta pensar a lo grande, no debéis dejar de probar cualquiera de los títulos de la serie de Maxis, en los que hay que construir y gestionar la mejor ciudad posible. Al principio todo parece muy majo y sencillo, organizando la zonificación, los barrios, las carreteras… Pero pronto descubriremos la otra cara de la moneda de gestionar una ciudad: nunca llueve a gusto de todos y siempre va a haber alguien que se queje por cualquier motivo. En otra palabras, es imposible tener contentos a todos los ciudadanos. Pero si el electorado os toca mucho las narices siempre podéis hacer uso de la opción del juego de desatar un desastre natural sobre la ciudad y ver cómo se las apañan los ciudadanos sin vosotros en el caos post-apocalíptico. Muy relajante.

¿Echáis de menos algún título centrado en un oficio concreto? ¡No dudéis en contarnoslo en los comentarios!

 

Deja un comentario