ANALISIS ARTÍCULOS

Dead Secret: Terror virtual

Nos encontramos en los albores de la era de la realidad virtual (o al menos eso nos quieren hacer creer), y estando ya varios dispositivos VR disponibles en el mercado, no hay mucho donde escoger a la hora de jugar salvo conversiones de juegos ya lanzados o demos técnicas. Dead Secret viene a cubrir ese […]

DEAD SECRET 01

Nos encontramos en los albores de la era de la realidad virtual (o al menos eso nos quieren hacer creer), y estando ya varios dispositivos VR disponibles en el mercado, no hay mucho donde escoger a la hora de jugar salvo conversiones de juegos ya lanzados o demos técnicas. Dead Secret viene a cubrir ese hueco aportado un juego con todas las de la ley: lejos de limitarse a ser una demo con un par de sustos metidos con calzador (los infames “jump scares”), la gente de Robot Invader ha creado una aventura gráfica con tintes de terror psicológico muy digna, entretenida e inmersiva.
Y lo mejor de todo es que a pesar de estar programada con la realidad virtual en mente (el juego está pensado para ser usado con las Samsung VR, así como con Oculus Rift, y está en desarrollo una versión para PS4 que suponemos soportará las PlayStation VR), se puede disfrutar del título a golpe de ratón en el monitor de nuestro ordenador sin mayor problema.
DEAD SECRET 02

Ambientado en Kansas en 1965, Dead Secret nos pone en la piel de la periodista Patricia Gable, que está escribiendo un artículo sobre la muerte del profesor Harris Bullard. A pesar de que el forense declaro que la muerte se produjo de forma natural, Patricia ha notado ciertas irregularidades que la llevan a intuir que puede tratarse de un asesinato y, oliendose una gran historia, marcha a la casa del profesor con una lista de posibles sospechosos.

Una vez en la casa empezaremos a desenmarañar una red de intrigas y misterios, y nos daremos cuenta de que no todo es lo normal que debiera ser: cosas extrañas empiezan a suceder y pronto nos damos cuenta de que no estamos solos.
La historia y ambientación están bastante logradas, y han recibido alabanzas de Thomas Grip (Amnesia, Soma), Richard Rouse (The Suffering), y hasta el mismo SWEARY (Hidetaka Suehiro, el creador del inimitable y ecléctico Deadly Premonition), que admitió que era una experiencia muy interesante.

Dead Secret es una aventura gráfica de point and click y, a pesar de estar enteramente modelada en tres dimensiones, no podemos movernos libremente por el escenario con las teclas WASD, sino que debemos hacer click en alguno de los puntos de interés del escenario y Patricia se desplazará automáticamente hasta allí. El control es de lo más sencillo: con el click izquierdo seleccionamos y realizamos acciones, y con el derecho abrimos el inventario. El juego guarda automáticamente cada cierto tiempo o cuando se sale al menú principal desde el inventario.

DEAD SECRET 03

A pesar de esta sencillez, podemos abrir cajones, recojer y utilizar objetos, explorar el escenario (hasta podemos vernos en los espejos) y, la más importante, leer y recolectar los documentos que nos esclareceran la historia y nos darán los detalles sobre la verdad de lo ocurrido en la casa. Esto es muy necesario porque el juego no nos fuerza la historia a base de escenas de video, sino que somos nopsotros los que debemos investigarlo todo y juntar todas las piezas del rompecabezas.

Examinando unas huellas de manos que encontraremos en diversos puntos de la casa,
Patricia nos dará su opinión de lo descubierto, o algo de trasfondo sobre sí misma, a través de una serie de monólogos.

Al poco de comenzar el juego, obtendremos una máscara con unas lentes especiales que nos permitirán ver fenómenos de índole sobrenatural, las cuales nos posibilitarán ver pistas en el escenario que no son apreciables por la protagonista a simple vista.

En determinados momentos y para marcar el final de cada capítulo, el juego nos realizará preguntas sobre los sospechosos o sobre lo que hemos visto, al estilo de las aventuras gráficas de Cing como Another Code u Hotel Dusk. Pero esto no quiere decir que se trate de una aventura de corte desenfadado, nada más lejos: la tensión irá en aumento hasta que nos veamos en situaciones en que seremos perseguidos por un asaltante desconocido y tendremos que hacer click en la parte del escenario que nos permita huir.
Sin embargo, y a pesar de lo que algunas reviews digan, el juego tiene bastante poco de Clock Tower (Un título en tercera persona basado casi en su totalidad en la huida en desventaja). A lo que más se parece Dead Secret es a otras aventuras gráficas en primera persona donde la acción transcurre en una casa o similar. Barrow Hill, o en mayor medida el excelente Scratches, serían la mejor comparación con este juego, ya que son aventuras que cuentan con elementos de horror y lo sobrenatural.

DEAD SECRET 04

El juego cuenta con varios finales a desbloquear (si no averiguamos quien es el verdadero asesino, entonces…), y es muy posible que en un primer gameplay no hayamos recogido todas las pistas o desvelado todos los documentos secretos, con lo cual el juego anima a volverlo a jugar para tener una mejor comprensión de su historia (. Si bien por alguna extraña razón para volver a jugar desde el principio hay que entrar en el menú de opciones para escoger la opción New Game).

Los gráficos, sin ser una maravilla, consiguen una gran ambientación y un estilo artístico único y ligeramente puntillista (algo parecido a Skyward Sword, pero sin el empleo de filtros y mucho más tétrico). Una vez superada la carga inicial, el juego no tiene ninguna pantalla de carga y funciona sorprendentemente fluido para tratarse de un juego programado en Unity (aunque es posible que tengamos que pulsar alt+enter para pasar a pantalla completa la primera vez que lo ejecutemos, ya que el juego no parece contar con menú de ajustes gráficos ingame).
Si se le puede reprochar algo, es que puede resultar muy corto. Un jugador medio tardará una tarde o dos en completarlo. Y a un jugador curtido de aventuras gráficas, los puzzles, si bien entran dentro del terreno de lo lógico (por ejemplo, buscar una forma de aplicar calor a un contenedor congelado para abrirlo, nada de usar pollos de goma con poleas), pueden parecer algo sencillos, pero sin afectar en ningún caso la jugabilidad.
Aún así, su duración no debería ser óbice para disfrutar de una aventura gráfica de la vieja escuela, muy inmersiva (más aún si se puede disfrutar con un dispositivo VR), y con una historia interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.