HUMOR NOTICIAS

¡Es oficial! Jugar con Oddjob en Goldeneye es hacer trampas, según sus creadores

Cuando ser bajito juega a tu favor

Uno de los juegos más recordados por su faceta multiplayer es el genial Goldeneye 007 para Nintendo 64. En este modo de juego, hasta cuatro amigos se podían enfrentar en juego local seleccionando entre un variado plantel de personajes de todas las películas del universo Bond. Sin embargo, había uno en concreto cuya selección al jugar se consideraba injusta: Oddjob, el villano secuaz de Goldfinger capaz de asesinar con un lanzamiento de su letal sombrero.

¿La razón? Este personaje era particularmente bajito, y como en el juego (por virtud del peregrino diseño del mando de la máquina de Nintendo) el autoapuntado fija el punto de mira de manera semiautomática, esto dificultaba las cosas a los demás jugadores, que veían cómo por defecto los proyectiles le pasaban por encima de la cabeza al asiático, incluso en la modalidad de sólo guantazos (slappers only). Más de un jugador lograba ganar siempre gracias a él, así que a pesar de formar parte del juego, esto se consideraba una especie de forma de hacer trampas y generaba piques y bromas al respecto.

En una reciente entrevista para el medio melmagazine.com, algunos de los creadores del juego han dado su opinión con respecto a la ventaja al usar este personaje. Así, Karl Hilton afirma:

Todos pensamos que era una especie de trampa cuando estábamos probando a Oddjob durante el desarrollo, debido a su pequeña estatura y que el objetivo automático de las armas se situaba encima de las cabezas, pero era demasiado divertido como para eliminarlo y no había ímpetu por parte de ninguno de nosotros para cambiarlo. Claramente se convirtió en parte de la cultura y el folclore del juego. Me di cuenta de que jugar a ‘GoldenEye’ como Oddjob se mencionaba en la película ‘Ready Player One’, así que, en definitiva, creo que está muy bien.

Mark Edmonds lo confirma:

Definitivamente era una trampa jugar como Oddjob. Pero eso solo puede aumentar la diversión cuando todos están sentados unos al lado de los otros y empiezan a recriminar a la persona que lo elige. Podríamos haber puesto algo para parar esta trampa, pero ¿por qué no dejar a los jugadores que decidan sus propias reglas?

Oddjob es un personaje tan popular que ha aparecido en varios juegos de la franquicia del espía del MI6, además de no faltar a la cita en el estupendo juego fan Goldeneye Source, si bien aquí el libre apuntado con el ratón le despoja de su aparente invulnerabilidad. Aquellos de vosotros que no tuvieseis ocasión de jugar el original en su día, quedáis advertidos: ¡En el multijugador, nada de Oddjob!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.