ARTÍCULOS

Fly me to the moon: 5 juegos que nos llevaron a la Luna

En un 21 de Junio como el de hoy, hace 48 años, a las 2.56 (hora internacional UTC) Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo 11, pisaba la superficie lunar: eran los primeros pasos del hombre sobre la Luna. Nuestro satélite lleva observandonos mucho tiempo desde lo alto, y a pesar de ese triunfo de […]

En un 21 de Junio como el de hoy, hace 48 años, a las 2.56 (hora internacional UTC) Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo 11, pisaba la superficie lunar: eran los primeros pasos del hombre sobre la Luna. Nuestro satélite lleva observandonos mucho tiempo desde lo alto, y a pesar de ese triunfo de la tecnología humana en 1969, pocos han sido los héroes que han tenido la oportunidad de repetir semejante hazaña. Puede que nosotros nunca vayamos a estar físicamente en la Luna (aunque nuestros maestros se empeñasen en decirnos que nuestra mente sí que lo estaba durante sus horas de clase), pero los videojuegos nos han brindado varias ocasiones de darnos un paseito por los blancos cráteres de su paisaje. Repasamos 5 memorables ocasiones en las que, como en la canción de Sinatra, los juegos nos llevaron hasta la Luna.

Ducktales / Ducktales Remastered (Capcom, 1989, 2013 plataformas varias)

El excelente título de Capcom, creado originalmente para la NES por un equipo de gente que también tenía experiencia en la saga MegaMan, era un desenfadado plataformas en el que llevábamos al tío Gilito en busca de tesoros por los lugares más recónditos, a fín de convertirse en el pato más rico del mundo. La estructura no lineal del juego nos permitía jugar los niveles en el orden que nos pareciese más oportuno. Entre los coloridos parajes estaban el Amazonas, la minas africanas, Transilvania, el Himalaya… pero a todos nos marcó el nivel ambientado en la Luna, el cual, tanto en el original como en el remaster que se lanzaría años despues, tiene un tema musical que inspira buen rollo a raudales.

Final Fantasy IV (Squaresoft, 1991, SNES, relanzado en plataformas varias)

El simpático juego de rol de Squaresoft no solo supuso el salto de la franquicia a los 16 bits y el asentamiento de la fórmula tan conocida por los fans de la saga, con argumentos memorables y el sistema Active Time Battle, también ofrecía un vasto y variado mundo por el que explorar. Pero si en algo destacaba la aventura de Cecil, Kain, Ridia y compañía es por ser el ejemplo perfecto de conseguir que la historia y la jugabilidad nos sorprendan con algo diferente a cada momento.
Tras haber rastreado hasta la saciedad tanto la superficie como el subsuelo de la Tierra, cuando ya parece que no hay ningun otro sitio a donde ir y que el final del juego se encuentra próximo, nos suben a bordo de la Ballena Lunar y nos mandan de viaje a la Luna: un nuevo paraje mágico y misterioso que explorar.

Mass Effect (BioWare, 2007, XBox360, PS3, PC)

No es extraño que en un juego que versa sobre viajes espaciales se visite toda clase de cuerpos celestes. Sin embargo, la inclusión de la aventura de Sheppard en esta lista viene de una sugerencia de Danisensei, y obedece a una sensación que tuvo jugando por primera vez al juego que seguro muchos de vosotros compartireis: Despues de haber explorado el espacio más profundo, visitado infinidad de planetas y vivido mil aventuras en mundos de todos los colores imaginables, el juego nos lleva a la Luna y nos permite explorarla. Y esto, el visitar nuestro satélite, le hizo mucho más ilusión que caminar por mundos alienígenas desconocidos. Como decía Phillip J. Fry en Futurama, “La Luna era esta cosa alucinante, romántica y misteriosa, colgada ahí arriba en el cielo donde nadie la podía tocar por mucho que quisiera”.
Esta admiración de los creadores de Mass Effect por los parajes lunares se volvería a ver reflejada en forma del cameo de Buzz Aldrin: el segundo hombre en poner un pie allí puso su voz a uno de los personajes de la tercera entrega de la saga.

Moonbase Alpha (NASA Learning Technologies, 2010, PC)

El juego gratuíto desarrollado por la NASA está basado en posibles escenarios reales de la exploración futura en el satélite. Ambientado en el año 2032, se centra en el día a día de un astronauta que ya vive asentado en la Luna. Despues de que el impacto de un meteorito dañe un puesto avanzado cerca del polo sur de la luna, debemos tomar el control de un miembro del equipo de investigación y reparar el destacamento para salvar los 12 años de investigación que se han logrado allí. Estas tareas incluyen reparar componentes vitales del sistema de soporte vital, paneles solares y unidades de oxígeno, y se pueden llevar a cabo con una amplia variedad de herramientas que van desde unidades robóticas de reparación al vahículo rover lunar, hablando del cual…

Gran Turismo 6 (Polyphony Digital, 2013, PS3)

El equipo de Kazunori Yamauchi quería demostrar en la sexta entrega de su saga de conducción que los coches son un triunfo y un regalo de la ingeniería, así que además de las pruebas habituales con turismos terrestres, se añadieron una serie de misiones en las que podemos tomar control del Lunar Roving Vehicle LRV-001, el vehículo empleado durante la misión Apollo 15 en Julio de 1971 por los astronautas David Scott y James Irwin. Los creadores del juego contaron con telemetría real de la NASA para recrear con todo lujo de detalles la región de Hadley tal y como es.
El motor de físicas del juego nos permite experimentar la sensación de flotar al conducir en la superficie lunar con su escasa fuerza de gravedad, aproximadamente 1/6 de la gravedad terrestre (el Lunar Roving Vehicle tiene una masa de 210 kg, pero en la Luna se queda en unos 35 kg).
No solo experimentamos la sensación de, literalmente, conducir lo que básicamente es un coche en la Luna (¡en la Luna!), sino que además se incluía un divertido evento extra en el que teníamos que hacer el gamberro y tirar 30 conos con el mismo.

 

La luna ejerce una atracción especial sobre nosotros, no solo a nivel físico, sino que también nos inspira y nos seduce con su brillo nocturno y su aura enigmática. Por eso no es de extrañar que, en un intendo de plasmar esa inexplicable fascinación, exista una gran cantidad de videojuegos que nos inviten a dar un paseo por sus estériles, y sin embargo hermosos, paisajes.
No sabemos cuando volverá la humanidad a poner un pie en el que es el cuerpo celeste más cercano a nosotros, pero mientras tanto no nos cabe duda de que los videojuegos nos seguirán ayudando a soñar con viajar hasta allí desde la comodidad de nuestros hogares.

 

 

  1. Precioso artículo *0*

    No sabía lo del gran turismo, pero cuando comentaste que se podía conducir en la Luna me imaginé carreras de coches deportivos por los cráteres y público con escafandras jajaja.

    Supongo que todavía no se les ha ido tanto la olla…

  2. LOL! Quizás en el futuro se animan a añadir más rovers y acabamos echando una carrera entre la Pathfinder y la Curiosity por las llanuras de Marte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.