ARTÍCULOS

Gwent. El juego de cartas del mundo The Witcher

Jugando a las cartas con Geralt de Trivia

Gwent Ciri

Últimamente estoy dándole caña al The Witcher 3 y hay un minijuego de cartas dentro de la aventura. ¿Pero qué tiene de especial este minijuego? ¿Afecta a la historia? Pues sí y no. Hay misiones en las que uno de los requisitos es jugar una partida con el Barón Sanguinario, pero no pasa nada si no lo haces, es decir, puedes pasarte el juego sin hacerte todo un profesional en el tema.

Recientemente, me hice una misión en la que la vida de una persona dependía de mis habilidades con las cartas, y claro, pues como no le di mucha importancia, acabó degollado el pobrecico. Así que tomé una decisión: debía investigar más en el Gwent o Gwynt. ¡Y qué mejor manera que compartirla con más gente que quiera saber más sobre este juego de cartas!

Debido al éxito de este minijuego, CD Projekt Red sacó una versión multijugador free to play. Entonces, decidí descargármelo para ahondar más en el mismo. El juego nos da unas cartas de base, las cuales podemos descartar hasta tres veces. Las cartas tienen tres clases: bronce, plata y oro. Estas se dividen en facciones, cada una identificable por un color: la facción neutral es marrón, Reinos del Norte es azul, los montruos en rojo, Scoia´tael, verde Skellige en morado y Nilfgaard, negro. El tablero se divide en tres filas siendo cada una de un tipo: cuerpo a cuerpo, a distancia y asedio.

Empezamos la partida

Cada jugador deberá elegir un líder de una facción y cogerá 10 cartas al azar, estas se podrán cambiar hasta tres veces, luego podrás cambiar una por ronda. Se lanza una moneda para ver quien empieza primero. Las cartas tienen un alcance determinado por lo que es una tontería poner un arquero en primera línea donde van las cartas de cuerpo a cuerpo. Hay que tener en cuenta las cartas que el rival tiene ya que, por ejemplo, puedes tener muchas en la zona de cuerpo a cuerpo y una en la línea de arqueros, entonces si el rival tiene más catapultas… ¡ya puedes decirle adiós a tu arquero!

Cuando veas que tienes mucha ventaja respecto al adversario, pasa la ronda, pero sé consciente que tu rival podrá jugar todas las cartas que quiera, así que tienes que estar muy seguro. Hay algunas cartas que tiene un efecto determinado y no se pueden colocar en el tablero como, por ejemplo, la que es de curación o la de veneno. No es aconsejable deshacerse de todas las cartas en la primera ronda ya que tienes que ganar tres, y además en la segunda ronda solo coges dos cartas más y en la tercera una.

A grandes rasgos esto es lo más básico que hay que tener en cuenta al jugar por primera vez el juego. Sí que es verdad que, aunque al principio es muy lioso, con un poco de práctica lograréis haceros todos unos expertos en Gwent. A destacar también que los tutoriales, a pesar de no ser del todo lo claros o profundos que podrían, están narrados totalmente en castellano, así que oiremos la voz de la mismísima Ciri enseña a Geralt a jugar.
Como hemos dicho, aparte de estar incluído como minijuego en las mecánicas de The Witcher 3, podéis descargar la versión standalone de forma totalmente gratuíta en su página de GOG siguiendo este enlace.

    1. Está chulísimo. Luego habría que escribir un top juegos de cartas en los videojuegos: Gwent, el Triple Triad de final fantasy, Pazaak en el KOTOR, Arcomage en Might and Magic, Caravan en Fallout… ¿El Solitario cuenta como minijuego de Windows? (Aunque eso implicaría que Windows es un juego y que existe una forma de pasárselo…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.