ARTÍCULOS IMPRESIONES

Impresión: El profesor Layton y la Diva Eterna

Hablamos sobre la película protagonizada por el arqueólogo más caballeroso.

Ya que hace poco hemos estado hablando sobre películas, hoy quería aprovechar para hablar sobre una película de hace ya diez años pero que hace poco que he visto, y que guarda una relación fuerte con los videojuegos. Se trata de El profesor Layton y la Diva Eterna.

No es para nada la primera película basada en el universo de un videojuego, pero lo que me ha llamado la atención es el hecho de que la película y los juegos están relacionados entre sí; de hecho, el motivo por el cuál decidí verme la película fue que en el quinto juego de la saga mencionan los sucesos acontecidos en la misma. No solo los juegos de la segunda trilogía del profesor comparten la historia de fondo como línea de unión, sino que la película también lo hace, forma parte de la misma línea temporal sin ser un mero “spin-off”.

No obstante, esta relación no impide que la película sea comprendida por aquellos que jamás han jugado un juego del famoso profesor del sombrero, ya que aunque aparecen personajes ya conocidos como Descole, el archi-enemigo de Layton en la segunda trilogía, no menciona hechos de los juegos (al contrario que ellos hacia la película), sino que la propia película da la información necesaria para entender su historia sin problemas.

Esta relación hace que la película sea extremadamente fiel a los juegos. Su animación comparte el mismo estilo que las cinemáticas de los juegos, así como las voces de los personajes. Además, tiene un gran detallismo a la hora de trasladar aquellos aspectos más difícilmente adaptables, como los puzles, cuya numeración se incluye de una manera sutil que no desentona con el carácter de la película pero que sorprende agradablemente a aquellos que ya han vivido los juegos.

Sin embargo, lo malo de que tenga tanta relación con los juegos es precisamente, que también comparte sus defectos. Podemos dejar de lado el hecho de que muchas veces se contradigan las leyes físicas y tecnológicas, ya que a fin de cuentas es una película de animación y está dirigida a todos los públicos, pero choca un poco al ser una saga en la que la lógica tiene tanta importancia (en una escena concreta, Layton fabrica un helicóptero perfectamente funcional con tan solo un barril, una motosierra y un par de palas, momento en el que me pregunté qué opinaría un amigo que lleva cuatro años estudiando aeronáutica). Otro fallo también mencionable es que algunas cosas no queden claras, especialmente al final de la película con todo el ajetreo que hay en ese momento, o que se dejen algunos cabos sueltos o sin explicar. Esto solía solucionarse en los juegos con escenas dentro del contenido extra, pero aquí te dejan con ganas de más.

En conclusión, es una buena película que ver si tienes un rato libre y que cumple perfectamente su papel de acompañar a los juegos, pero que no te supondrá ninguna sorpresa si ya estás acostumbrado a los mismos.

Entradas relacionadas

Blu-ray review: Ready Player One Cuando fuimos a las salas de cine a disfrutar del espectáculo repleto de referencias a la cultura pop de las décadas de los 80 y 90 que es Ready Playe...
Deadpool y los videojuegos Hoy se estrena en las salas Deadpool 2, la secuela del héroe más macarra, sarcástico, gamberro y desquiciado de todo el universo Marvel. Si bien la pr...
  1. Todos deberíamos fabricarnos un helicóptero perfectamente funcional con tan solo un barril, una motosierra y un par de palas.

  2. ¡Esta saga de juegos no cansa nunca y la peli se tiene que ver, apuntada a la lista de pendientes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.