NOTICIAS

Intensa séptima jornada de la Liga del Videoguego de Ciudad Real

Los participantes demostraron su habilidad jugando a The House of the Dead 4

Ayer se celebró la 7ª jornada de la LVCR, en una reñida velada en la que los jugadores demostraron su habilidad a los mandos jugando a The House of the Dead 4, el shooter on rails de la popular franquicia de Sega.
Tras unos breves instantes iniciales de dificultades técnicas con la calibración de los mandos Move, que cada participante tuvo la oportunidad de configurar a su gusto,  el torneo se disputó en modalidad de eliminatorias por muerte súbita: los jugadores se enfrentaban por parejas y el primero en agotar sus tres vidas quedaba eliminado, pasando el superviviente a la siguiente ronda, y decidiendose por puntuaciones en caso de sobrevivir ambos contendientes hasta el final del primer tramo del juego.

Esto añadió un elemento de emoción ante la imprevisibilidad de las partidas, ya que a pesar de que la inmensa mayoría de los participantes demostraron tener enormes dotes de habilidad y conocimiento del juego (sistema de scoring, localización de secretos, etc), la habilidad para conseguir rachas sostenidas de headshots no garantizaba necesariamente la supervivencia del jugador, lo que provocó varios finales de rondas inesperados y mantuvo la tensión de la final hasta el último segundo, con disputadísimas partidas en las que las diferencias de puntuación rara vez se distanciaban.

En un ejemplo de deportividad, todos los rivales intercambiaron apretones de manos, algunos jugadores se ofrecieron a calibrar los mandos de aquellos que no conseguían configurarlos, y otros, ante un pequeño imprevisto a la hora de organizar las rondas eliminatiorias, se ofrecieron a abandonar el torneo para dar cabida a los jugadores que de otra manera habrían quedado descolgados. La diversión ante todo.
El ganador, además de los puntos para la clasificatoria general de la liga, obtuvo un poster plastificado a modo de documento reivindicativo de su victoria, y fue invitado a una hamburguesa cortesía de la cervecería Lager. Los jugadores que quedaron en segundo y tercer puesto recibieron una cesta de nuggets y un refresco, respectivamente.

Pero no fueron los resultados de las rondas las únicas sorpresas de la noche: El gamuzino recién llegado Ángel Esteban López sorprendió a todos los presentes al donar a la asociación una impresionante reproducción cortada en metal del logotipo de Gamuza, elaborada con sus propias manos durante su tiempo libre, demostrando no solo su habilidad manual sino también su naturaleza amable y desinteresada.
A continuación Dani Sensei ofreció un discurso sobre el feminismo, alegrándose del alto porcentaje de gamuzinas asistentes al evento, animándolas a reivindicar su presencia como jugadoras y a emprender sus propios proyectos dentro de la asociación, poniendo así con un breve mini-debate un excelente broche final a la velada.

En breve publicaremos los resultados de esta jornada de cara a la clasificación general. Recordamos que esta segunda edición de la LVCR ofrece como premio al ganador final del campeonato un fabuloso stick arcade personalizado ofrecido por Remember Arcade.

  1. ¡Grande Ángel y su habilidad con el Metal! Me lo imagino haciendo el cartel con Slayer de fondo. Metal intensifies…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.