ARTÍCULOS RETRO

Jugando Lego Star Wars Saga el día de la Guerra de las Galaxias

Que las piezas te acompañen

Lego Star Wars

“May the 4th be with you!” Hoy, día cuatro de mayo, homenajeamos la franquicia parida por la mente de George Lucas. Y ¿qué mejor manera de celebrarlo que con alguno de los numerosos videojuegos que forman parte de la misma? Lo cierto es que hay tanto donde elegir, cubriendo tantos generos y gustos diferentes, que nos vemos en un aprieto para elegir uno de ellos. ¿Cual escoger para jugar en un día tan señalado? Pues el más desenfadado de todos.

A punto estuvimos de revisitar en este artículo el primer “Caballeros de la Antigua Republica” pero, si bien es un juegazo incontestable, puede que en comparación con las últimas propuestas de Bioware resulte algo arcaico (aunque adoramos esa candidez absolutamente maniquea de las elecciones de diálogo, donde todo era blanco o negro). Es por esto que en su lugar vamos a recomendar “Lego Star Wars: La Saga Completa”. ¿las razones?: Es accesible, es variado, todo el mundo puede jugar, permite partidas cortas, su estética no ha envejecido en absoluto, y es, además, el juego más completo de todos los que llevan la licencia de LucasFilms.

El homenaje definitivo a la saga

Si bien para la trilogía original habíamos contado ya con títulos que recreaban los distintos momentos de los filmes, siendo el pináculo los excelentes Super Star Wars para SNES, este recopilatorio de Lego compensa ciertas carencias e injusticias históricas en lo tocante a los juegos oficiales de las precuelas.
Para aquellos lectores más jóvenes, aclarar que en el momento del estreno de “La Amenza Fantasma”, hubo una aventura conversacional de vista cenital en PC y PSOne, que carecía de la pivotal escena de la carrera de vainas; y “Jedi Power Battles”, que introducía plataformas y combate por combos, pero que seguía sin darnos oportunidad de jugar la carrera de Boonta Eve, para lo cual debíamos adquirir Star Wars Racer en Nintendo 64.

El Episodio II ni siquiera contó con juego oficial en las consolas de sobremesa (en su lugar se lanzaron varios spin-offs), y “La Venganza de los Sith”, si bien gozó en PS2 y Xbox de un título oficial de notable calidad, al ser desarrollado y lanzado a la par que la película, no contaba con la banda sonora de esta, usando una compilación de temas de “El Ataque de los Clones”, por lo cual la experiencia seguía siendo incompleta.

Sin embargo, y para regocijo de los fans, “Lego Star Wars, La Saga Completa” incluye niveles inspirados en todas las escenas de las seis películas, adaptandolas a las mecánicas más adecuadas para cada una de ellas. Si bien la mayoría se basan en una mezcla de beat ’em up “yo contra el barrio” y exploración del escenario, hay otras que ponen más énfasis en los elementos plataformeros, mientras que las secciones de vehículos tienen diferentes perspectivas, no solo con manipulación de ciertos vehículos en momentos puntuales, sino con fases dedicadas con una cámara trasera en tercera persona para fases de carreras o moto-jets, y otras en vista aerea al estilo de los arcades espaciales para las fases de naves (cosa esta que se echa en falta en otros títulos posteriores).

De hecho y con el fín de que ninguna escena quedase sin representar, este recopilatorio se permite introducir un nivel no presente en el juego original con la persecución de Zam Wessel en speeders entre los rascacielos de Coruscant, así como retocar la carrera de vainas con un circuito más grande y jugable, pero manteniendo en los extras el original como extra desbloqueable.
Los desarrolladores hasta se permitieron el lujo de actualizar las mini-figs de los personajes a sus versiones más modernas, cambiando, por ejemplo, el pelo rubio genérico (y ridiculo) que tenía Luke Skywalker por el nuevo esculpido más cercano a su peinado en los filmes, o haciendo pequeños retoques en las naves para que se correspondiesen al 100% con los kits reales.

Una premisa jugable que aún funciona

Tras tantos spin offs y títulos de otras franquicias, es fácil olvidar que los juegos de Traveller’s Tales empezaron ambientandose en la galaxia de la ópera espacial por antonomasia, y creo que se puede afirmar que es aquí, en los dos primeros Lego Star Wars, en los que la fórmula funciona a la perfección y no acusa el agotamiento que provocan otros títulos posteriores.

Ni mundo abierto, ni incómodos batarangs ni mecánicas metidas con calzador: aquí la cuestión es revivir las escenas de las películas y recoger todas las piezas posibles para desbloquear más niveles y muñequitos, pero mientras que en otros títulos el material de base no da más de sí, si hay un universo rico en personajes y que invita al coleccionismo compulsivo ese es el de Star Wars. Nada de mini-figs de estibadores anónimos o personajes secundarios genericos: aquí todos los personajes a desbloquear tienen su nombre y apellidos, y cualquier fan los reconocerá. Aún estando agrupados por habilidades, la variedad de los niveles invita a probarlos todos y explorar las partes de los niveles que no habíamos visto, como todo el recorrido que hace Obi Wan en la Estrella de la Muerte, el cual no podemos visitar la primera vez que jugamos el nivel.

De hecho estos personajes incluso abren nuevos modos de juego: una vez tengamos a todos los cazarecompensas, podremos jugar con ellos a una serie de misiones especiales a contrareloj en las que cumpliremos un conjunto de encargos para Jabba el Hutt. Siempre hay algo nuevo que desbloquear, y siempre nos ofrece más oportunidades jugables: este es un juego en el que sí que apetece completar el 100%.

Un juego para todos

El hecho de que la muerte solo esté penalizada con una ligera pérdida de puntos elimina la tensión que un jugador nobel pudiera tener, y lo hace accesible y divertido para todo el mundo: ambos jugadores deben cooperar y compartir cuota de pantalla si quieren debloquear material adicional, y, cuanto más se juega y más destreza se adquiere, más rápido conseguiremos puntos, por lo que el balance entre esfuerzo y recompensa se mantiene también para veteranos.

Y en lo tocante a los aspectos técnicos, si bien el juego no cuenta con texturas de estilo más realista como sí hacía Lego Indiana Jones, lo compensa con más zonas destructibles, recrea los escenarios con todo lujo de detalles, y dado el estilo visual, aguanta muy bien el tipo al reescalarlo en HD.

Las escenas de video no cuentan con voces, pero los gruñidos de los personajes las hacen entrañables y una divertida parodia de las originales, con lo cual la primera vez que juguéis, aún conociendo las películas hay cierto factor sorpresa en la forma de presentar la historia.

La versión de PC admite una gran variedad de resoluciones y formatos, adaptandose a cualquier display que tengáis, reconoce tanto mandos de Xbox (X-Input) como cualquier Direct Input, Logitech o similares solo con enchufarlos y sin necesidad de configurar nada (y mostrando los iconos de botones correctos en pantalla), y tiene unos requisitos tan bajos que, por antiguo que sea vuestro equipo, funcionará holgadamente. Además soluciona algunos problemas que tenían los dos originales en sus versiones de PC, solucionando bugs y cuelgues presentes en las versiones anteriores.

Si os apetece pasar una divertida tarde en una galaxia muy muy lejana, pero hecha de bloques, podeís conseguirlo en Steam (¡y hoy además tirado de precio, con un descuento especial del 75%!) en el siguiente enlace:

Lego Star Wars: La Saga Completa en Steam

Y recordad: la Fuerza estará con vosotros… ¡siempre!

Deja un comentario