ARTÍCULOS

“La gran mision para rescatar a la princesa Peach”, la película de animación de Super Mario Bros.

Ya hemos tocado en otros artículos lo controvertido que puede ser el trasladar un videojuego al formato cinematográfico. Mucha gente achaca esta especie de maldición a Super Mario Bros (1993), la surrealista cinta de imagen real protagonizada por Bob Hoskins, tildandola de pobre primer intento en adaptar un juego preexistente al celuloide. Dichas personas, sin […]

Ya hemos tocado en otros artículos lo controvertido que puede ser el trasladar un videojuego al formato cinematográfico. Mucha gente achaca esta especie de maldición a Super Mario Bros (1993), la surrealista cinta de imagen real protagonizada por Bob Hoskins, tildandola de pobre primer intento en adaptar un juego preexistente al celuloide.
Dichas personas, sin embargo, se equivocan; y no en su juicio sobre el film que nos enseñaba que hay que “confiar en los hongos” (cosa que dejamos para otro artículo), sino en calificarla como la primera, puesto que ese honor tampoco le corresponde:
siete años antes, en 1986, veía la luz en Japón “Super Mario Bros: ¡La Gran Misión para Rescatar a la Princesa Peach!” (Sūpā Mario Burazāzu – Pīchi-hime Kyushutsu Dai Sakusen!), una película de animación que consigue captar la esencia del juego de Mario y compañía con bastante más acierto. Por desgracia, jamás salió de Japón; fue un OVA (Original Video Animation) que contó con un limitado estreno en unas pocas afortunadas salas de cine para despues ser lanzado en VHS, y no podemos sino decir que es una lástima: hubiese sido un éxito de contar con un lanzamiento internacional.

La película interpreta de forma más o menos fiel la trama del Super Mario Bros original: tras responder a la llamada de socorro de la princesa, Mario y Luigi viajan a través de una tubería que les lleva al Reino Champiñón, donde el malvado rey Koopa (Bowser en occidente tras el cambio de nombre de Super Mario World) ha causado el caos, usando magia para convertir a los ciudadanos del Mushroom Kingdom en bloques de ladrillos y plantas, además de secuestrar a la princesa Peach y llevarla a su castillo. Los dos hermanos Mario deberán sortear varios peligros para rescatarla.
Sí obstante, lo más interesante de la cinta es el cómo consigue adaptar las mecánicas del videojuego y aún así conseguir un argumento consistente manteniendo la fidelidad al material original: la práctica totalidad de los enemigos del primer Super Mario hace acto de aparición, Goombas, Koopa Troopas, las Plantas Piraña, Lakitu… Las situaciones de la película se aprovechan de la variedad de los niveles, pasando por los subacuaticos y acabando, como no, en el castillo de Bowser con laberinto incluído.
Para triunfar, Mario deberá buscar los tres objetos mágicos que le garantizarán la victoria: la seta, la flor y la estrella (los tres items que usabamos en el juego).
También hay detalles que sin duda nos recordarán a juegos posteriores de la saga de los fontaneros, y que es muy posible que sirvieran de inspiración a los creativos de la propia Nintendo.

mariopeli001

El aspecto de todos ellos se corresponde con el artwork de Nintendo de la época, si bien los colores pueden diferir un poco de los actuales (Nintendo no fijaría el aspecto de los personajes hasta Super Mario Bros 3), y Bowser es gigantesco y su hocico aún carece del volumen y redondez que le caracterizan. Peach es virtualmente la misma que todos conocemos. En lo técnico, si bien la animación es la propia de los 80 y acusa un poco la edad, resulta competente y, de hecho, de mucha mayor calidad que la desigual serie que DIC lanzó en occidente.
La banda sonora cuenta con algunas piezas propias (un par de montajes musicales que se pueden hacer algo pesados), pero en su mayoría hace uso de las melodías de Koji Kondo tal y como sonaban en la NES, y sorprendentemente funciona bastante bien. Tambien se emplean algunos de los archiconocidos efectos de sonido del juego (que se han convertido ya en parte de nuestra cultura popular). Como curiosidad, comentar que el actor de doblaje que da voz a Mario tambien interpretaba a Seiya, de Caballeros del Zodiaco, y Peach es interpretada por Mami Yamase, cantante de moda por entonces.

Sí obstante, el otro aspecto interesante es cuando la película se toma ciertas libertades de cara a conseguir una narrativa más o menos coherente. Desde pequeños cambios, como que Bowser secuestre a Peach, no para impedir que rompa su maleficio, sino para casarse con ella (¡en la noche del viernes 13!), o que en determinados momentos, al encontrar un torrente de monedas, se vuelvan a transformar en Toads (en realidad en Toadettes) en lugar de pasar a engrosar las arcas de los dos hermanos, hasta cambios más radicales, sobre todo al final y al principio, pero que resultan igualmente divertidos: Mario y Luigi no son fontaneros, sino que son los dueños de una tienda de ultramarinos (¿¡qué!?). A Mario le gusta trasnochar jugando a videojuegos (sublime el psicotrópico detalle de verle jugando con una Famicon), hasta que una noche, de la pantalla de su televisor escapa Peach, pidiendo a Mario que la defienda de Bowser, el cual hace acto de aparición, reduce a Mario y rapta a Peach, dejando ella atrás una joya mágica.

mariopeli002

Luigi reconoce la joya como parte del tesoro del legendario reino champiñón, por lo que pasa de no creer a su hermano a decidir ayudarle en su búsqueda. Un ser mitad perro mitad gusano les arrebatará la joya, y será siguiendole que acabarán en el reino que todos conocemos, donde se convertirá en una especie de guía y compañero.
Si bien dista un poco de lo que estamos acostumbrados, la dinámica entre ambos hermanos es divertida y uno de los motores de la trama. Mario ha caído perdidamente enamorado de Peach y es el amor el que le empuja a intentar rescatarla, mientras que Luigi es mucho más pragmático: el va a lo que va, a tratar de encontrar todos los tesoros y monedas de oro que le sean posibles, lo que será fuente de frustraciones para el personaje y una fuente de chistes recurrente.
Por su parte, Peach no está nada cómoda con su situación, y se dedicará a hacerle la vida imposible a Bowser todo lo que pueda, con tácticas que recuerdan a la Sherezade de las mil y una noches, dandole un toque extra de cuento al argumento.
A pesar del corte predominantemente infantil, abunda el humor y el tono desenfadado. Hay varios momentos en los que se rompe la cuarta pared, como el que Mario y Luigi llamen por teléfono al autor del guión para preguntarle qué es lo siguiente que tienen que hacer, o un par de hilarantes gag en el que se hace burla del merchandising de la franquicia. No me avergüenza admitir que me he reido en varias ocasiones a lo largo del metraje, inclusive la sorpresa final tras los créditos.

mariopeli003

El OVA se lanzó a la par que Super Mario Bros 2 (The Lost Levels en occidente) con la intención de promocionarlo, y no solo no ha sido lanzado internacionalmente, sino que no se ha vuelto a relanzar, ni en VHS ni en soportes más modernos; lo cual es del todo incomprensible habida cuenta de su calidad. Eso la ha revalorizado y ha disparado el precio de las pocas copias VHS que quedan, alcanzando valores de varios cientos de euros en las subastas. En internet es relativamente sencilla de encontrar para su visionado (, si bien es preferible evitar el redoblaje fan al inglés, de calidad muy desigual).
Os recomendamos el enlace que incluimos al final de este párrafo, que lleva a una copia que no solo incluye subtítulos activables tanto en castellano como en inglés, sino que además ha sido sometida por un fan a un proceso digital de limpieza para conseguir una calidad de imagen HD más acorde a los tiempos que corren. Es la mejor forma que se nos ocurre hoy de disfrutar de el que debiera de haber sido un clásico, y que sin duda disfrutarán los aficionados de Nintendo. Una pena que no exista una versión en castellano para que la pudiesen disfrutar los más pequeños de la casa.

Enlace a la edición restaurada y subtitulada en español

Autor: Lázaro

Deja un comentario