ARTÍCULOS RETRO

La serie Super Monaco GP de Sega

Corriendo el gran premio con la compañía del erizo azul

Monaco GP Mega Drive

Hoy han empezado los entrenamientos para el Gran Premio de Mónaco de Formula 1. La competición celebrada en las calles de Monte Carlo y La Condamine aparece en numerosos juegos de carreras, y, por supuesto, en casi cualquier juego decente sobre F1. Sega contó con varios títulos centrados en exclusiva en este Grand Prix, los cuales son recordados con cariño por los aficionados a los arcade, y supusieron algunos de los mejores títulos de F1 de su tiempo. Contando algunos con asesoramiento de campeones del mundo. ¡Acomodáos en el graderío mientras vemos pasar los monoplazas a toda velocidad repasando la historia de la mítica serie Super Monaco GP!

Monaco GP (1979, arcade)

Este sencillo y simpático título de estilo top-down no tiene una CPU: fue el último de Sega en utilizar circuitería TTL, en lugar de usar procesadores programables. En lugar de en pantalla, toda la información de puntuación aparece en los paneles de LEDs ubicados en el mueble, incluidas la tabla de hi-score y la cuenta atrás del tiempo. El objetivo principal del juego, como muchos juegos de carreras hechos en el momento, es tratar de batir el tiempo límite. Recuerda a posteriores títulos como Road Fighter, salvo que en lugar de usar sprites para estrechar el circuito, los arcenes se mueven lateralmente. Evidentemente, más allá de la temática F1, poco o nada tiene que ver con el circuito real.

Super Monaco GP (1989, arcade)

Diez años más tarde, Sega lanzaría una secuela de su juego de carreras, ¡y de qué manera! Además de ser uno de los arcades más exitosos del momento, era, junto a Winning Run, uno de los primeros juegos en mostrar un retrovisor funcional en pantalla. Al igual que Pole Position, el juego requería una vuelta clasificatioria antes de correr en la carrera propiamente dicha. El juego corría en la potente placa X-Board, la cual mejoraba las capacidades de escalado de los sprites de la anterior placa super scaler de Sega y permitía un aspecto pseudo 3D muy convincente y a unos furiosos 60 FPS. El circuito no se corresponde con el trazado real, pero sus características y entorno sí están reproducidos de forma más o menos fidedignas: las avenidas, los edificios, y hasta el túnel (aunque en este juego tuerce a la izquierda).

Super Monaco GP (1990, Mega Drive / Genesis)

Aunque se suponga que es una conversión del título arcade a la consola de Sega, la versión doméstica de Super Monaco GP es tan diferente, compleja y añade tantas novedades que es, en efecto, un juego totalmente nuevo. El título añadía un modo World Championship en el que el objetivo es ganar una temporada completa de carreras, para luego pasar a defender el título de campeón mundial. La (por entonces) friolera cifra de 16 circuitos del juego se basaba en los utilizados en la Temporada 1989 de Fórmula 1, pero al igual que el original, no reproducen el trazado real, auque sí incluyen los detalles del entorno para hacerlos identificables. Comenzabamos con un coche relativamente humilde, y al ir retando a otros rivales conseguiamos acceder a mejores monoplazas y equipos. Podíamos emplear diferentes cambios de marchas manuales, y también había que pasar una ronda clasificatoria antes de cada carrera. Evidentemente los gráficos no podían ser tan detallados como los de la recreativa original, pero con la enorme cantidad de opciones, modos y contenido lo compensaba más que de sobra. Contó con una posterior version de Master System.

Ayrton Senna’s Super Monaco GP II (1992, Mega Drive / Genesis)

Considerada por muchos uno de los mejores juegos de F1 de la generación de 16 bits, la siguiente entrega se saltó los arcades para aparecer exclusivamente en consolas. Además de presumir de “las físicas más realistas” de la época y de ser el juego mejor recibido en consolas en su lanzamiento, fue auspiciado por el propio Ayrton Senna, campeón que había ganado el evento más veces que nadie, quien no solo respaldaba y promocionaba el juego, sino que participó activamente en su desarrollo, diseñando los trazados de los circuitos  y ejerciendo como consultor.
En esta ocasión, el jugador luchaba por obtener el título de World Drivers’ Championship (WDC), y el juego se volvía más técnico, siguiendo de forma más estricta el calendario de las carreras de 1991, y con equipos separados en diferentes grupos. Cada circuito contaba con mini tutoriales del propio Senna, dando consejos para la mejor puesta a punto, la cual ofrecía montones de opciones al jugador: alerones, relación de transmisión alta o cerrada, tipo de neumáticos… Era necesario escoger cuidadosamente porque la climatología se volvía un factor muy a tener en cuenta durante las carreras. El título también tuvo versiones para Master System y Game Gear.

Sega Ages 2500 Monaco GP (2003, PlayStation 2)

Al recuperar el juego que había dado origen a la serie, Sega cerraba el círculo. Con la serie Sega Ages 2500, la compañía cogió algunos de sus títulos clásicos y les hizo un lavado de cara, a algunos con más fortuna que a otros (en parte porque la elaboración de estos remakes se repartió entre varios estudios). Así, mientras que, por ejemplo, la versión de OutRun elaborada por SIMS Co era directamente atroz (especialmente si consideramos que el excelente OutRun 2 estaba a la vuelta de la esquina), el Monaco GP original contaba con la ventaja de ser un título muy primitivo y algo feote, por lo que esta versión desarrollada por Tamsoft para la 128 bits de Sony resulta una puesta al día muy resultona y divertida, añadiendo al planteamiento original la recogida de estrellas para hacer combos y el uso de power ups a lo largo de la carrera. Lanzado en Japón de manera individual como título económico, el juego está disponible en el recopilatorio Sega Classics Collection lanzado en Europa en 2006.

Y vosotros ¿Habéis jugado a alguno de estos títulos en las máquinas de Sega? ¿Cual es vuestro favorito? No dudéis en contranoslo en los comentarios.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.