ARTÍCULOS

La sociedad, los videojuegos y las mujeres

Reflexión sobre las mujeres en los videojuegos

Desde que tengo memoria, he estado rodeada de videojuegos, gracias a mi hermano, el cual siempre jugaba conmigo y me enseñaba como manejar los personajes en el Street Fighter de la Play, o nos frustrábamos en el Rey León de la Megadrive cuando nos mataban y teníamos que empezar desde el principio.

Cuando fui creciendo, me fui dando cuenta de algunas cosas que no comprendía siempre que jugaba a videojuegos con mi hermano: ¿Por qué no había casi chicas en los juegos que jugábamos? ¿Por qué las que había siempre eran el objetivo que el héroe del juego tenía que rescatar? ¿Por qué vestían de esa índole, enseñando todo, aunque fueran fieras guerreras?
Estas preguntas y muchas más surgían en mi mente, y mi hermano no sabía realmente como contestarme, solo se reía y seguíamos jugando. ¿Pero, ha habido un cambio desde aquel entonces hasta ahora?

La respuesta es: Sí, pero insuficiente.

Al principio, encontrar un personaje femenino en un juego era difícil, y si lo había, era una princesa con cintura de avispa y ojos deslumbrantes a la que había que rescatar, como en Super Mario Bros o Prince of Persia. A día de hoy, han surgido juegos cuya protagonista es la que debe salvar el mundo, o la sociedad, como en Nier u Horizon Zero Dawn, encontrando aún así diferencias entre ellos. La mentalidad relacionada con el papel de una mujer en los videojuegos ha variado mucho: Desde la compañera a la que había que proteger y realmente no tenía mucho ‘’uso’’ en el juego, a la mujer con fuerza propia, capaz de ser incluso más necesaria a la hora de la lucha que el propio protagonista.

Aloy de Horizon Zero Dawn

Por otro lado, la estética también ha cambiado mucho, aunque sigue habiendo algunas heridas abiertas que suele picar a la gente. Recuerdo mi infancia, jugando con mi hermano al Tekken o Street Fighter, y mi adolescencia jugando al Soul Calibur y siempre pensaba en lo mismo… “¿¡POR QUÉ ESAS CHICAS QUE ESTAN LUCHANDO NO SE PONEN ROPA MÁS CÓMODA O ALGO QUE HAGA QUE SUS PECHOS NO REBOTEN TANTO?!” En muchos casos, esa ropa era lógica, al igual que sus cuerpos: Chun-li era china, y había que remarcarlo con su vestimenta, y atacaba principalmente con las piernas, viéndose ese reflejo en sus fibrosas y musculadas, a la vez que bellas, piernas.

Pero en otros casos, era mero exhibicionismo, porque ‘’Como lo juegan hombres, habrá que meter algo atrayente’’. Aún así luego descubres que algunas ropas provocativas sí que son cómodas para luchar, por lo que tampoco es algo tan grave… Pero ¿hacía falta ese cuerpo tan idílico? ¿Tan perfecto? ¿Tan…sensual? Se sabe que mucha ropa va acorde a la personalidad del personaje es comprensible, sin embargo en algunos casos, es bastante innecesario. El ejemplo por excelencia es Bayonetta, sus ropas son de cuero ceñido, siendo este su pelo, y en algunos ataques se desnuda y su cuerpo roza la perfección, pero encaja por la propia personalidad del personaje y el diseño de la misma.
Ante esto ya no hay que sufrir tanto, ya que están empezando a aparecer personajes femeninos con un cuerpo más ‘’lógico’’ ante lo que hacen, como Brigitte o Mei en el Overwatch, las cuales han sufrido quejas tanto porque ‘’no tienen cinturita’’ como ‘’si haces un personaje con sobrepeso, hazlo obeso’’…En fin.

Por otro lado, he ido preguntando a diferentes personas sobre su ‘’TOP 5 de personajes femeninos’’ y, principalmente, esas mismas personas han encontrado dificultades a la hora de buscar esas cinco… excepto en un gratificante caso, que lo que más le costaba, era hacer dicha selección. Entre las que me dijeron se encuentran Sylvanas Brisaveloz (World of Warcraft), Aloy (Horizon Zero Down), Sonia Belmont (Castlevania Legend), The Boss (MGS3) y Cassandra Alexandra (Soul Calibur)

Sonia Belmont, de Castlevania Legends

Por último, añadir una cosa importante. Una vez escuché a alguien sabio decir ‘’Los videojuegos son cultura, la cultura nace de la sociedad…y la sociedad es machista’’. Pienso que es algo que deberíamos seguir planteándonos, aunque vayamos por buen camino con los cambios que hemos ido dando poco a poco, pero bendito sea el día, en el que se pueda llegar a equiparar la cantidad de personajes femeninos que masculinos, y que los juegos ‘’para chicas’’ y ‘’para chicos’’ desaparezcan del todo y todos juguemos bajo un mismo mundo: El mundo de los videojuegos.

Deja un comentario