Los muchos empleos de Mario

El Reino Champiñón no es inmune a la crisis, y ante la gravedad de la situación Mario ha no tenido más remedio que pluriemplearse. En los 32 años que lleva con nosotros ha trufado su currículum con toda clase de trabajos, razón por la cual Nintendo ha cambiado su información personal en su página oficial de personaje, en la que se nos dice que “En todo lo relacionado con deportes, ya sea el tenis o el béisbol, el fútbol o las carreras de coches, él (Mario) lo hace todo bien. De hecho, hace mucho tiempo parece que también trabajaba como fontanero”. Por lo tanto, oficialmente ya no podemos referirnos a Mario con el eufemismo del “fontanero italiano”. Con motivo de este cambio oficial del estátus laboral de Mario, repasamos 10 de los muchos empleos que ha tenido a lo largo de su carrera. Acompañadnos a este viaje a la locura y redención laborales de Mario, un hombre que ha visto, y hecho, cosas…

Carpintero

En su primera aparición en “Donkey Kong”, Mario (anteriormente conocido como Jumpman) se ganaba la vida trabajando la madera, razón por la cual lo veíamos en un edificio en construcción.

Fontanero

En su siguiente incursión en los arcades, “Mario Bros”, Mario cambiaba las vigas por las tuberías, acompañado de su hermano y despejando sótanos de intrusos molestos en el sistema de cañerías.

Empleado de empresa de derribos

Aún dentro del ramo de la construcción, en “Wrecking Crew” para NES Mario se dedicaba a hacer añicos todo lo que estuviese al alcance de su maza, que era tan pesada que no le permitía saltar.

Golfista

Tal vez la practica enarbolando la maza le acabó dando un par excelente, ya que Mario también se ha marcado sus pinitos emulando a Severiano Ballesteros en el clásico cartucho “Golf” para NES.

Juez de silla

Ya metido en el mundo del deporte profesional, y antes de coger la raqueta él mismo, Mario empezó en el mundo del tenis ejerciendo como juez de silla en el juego “Tennis” para GameBoy y NES.

Árbitro de boxeo

Mario debió de cogerle el gusto a regular eventos deportivos, y debió de aburrirse de estar sentado en el lateral de la pista de tenis, porque en “Punch Out” se metía en medio de la acción arbitrando combates de boxeo que siempre terminan en KO

Soldado de Vietnam

Tanta violencia debió de romper algo en la mente de Mario, que se alistó a filas: en la poco conocida y áltamente WTF máquina Game & Watch “Mario’s Bombs Away”, el bigotudo se metió en un infierno en el que tenía que llevar bombas de un lado a otro del campamento para que sus compañeros de armas puedan arrojarlas a los enemigos que se ocultan en los árboles.

Médico

Aunque a su vuelta del frente Mario quiso devolver algo positivo a la sociedad, aquí ya entramos directamente en el terreno del intrusismo profesional y el ejercicio de la medicina sin licencia. En “Dr. Mario” es evidente que Mario no tiene la formación ni la titulación necesarias para ejercer como médico, de ahí que su solución a todas las enfermedades fuese atiborrar al paciente de pastillas hasta que sanase (o sufriese un sock por exceso de medicamentos)

Tirador profesional

Quizás traumatizado por sus días en Vietnam, o quizás por los pacientes perdidos en su consulta, Mario se puso balístico en “Yoshi’s Safari”. Puede que sea por deporte, pero ver a Mario armado con un Bazooka inspira de todo menos estabilidad mental.

Artista

Finalmente, Mario aceptó su problema, y decidió emplearse en oficios más relajantes y terapéuticos. Su faceta como artista surgió en “Mario Paint”, y no cabe duda de que es gracias a esta nueva y saludable faceta suya que pudo regresar a la cordura y llenar el castillo de Peach, su cliente más fiel, con sus obras.

 

Ex- fontanero, veterano de guerra, ex-médico sin licencia… ahora que parece haber haber recobrado la cordura, no sabemos con qué oficios se atreverá el bigotudo personaje de Nintendo en el futuro, pero a buen seguro su carrera laboral no va a quedarse estancada.

 

Acerca del Autor

Lazaro

Hacer un comentario