NOTICIAS

¡Mario vuelve a ser oficialmente fontanero!

También está oficialmente en la friendzone

Hace algún tiempo, Nintendo decidió reescribir ligeramente la biografía de Mario en su página web oficial, indicando que “hace mucho tiempo parece que también trabajaba como fontanero”, e invalidando por tanto la de fontanero como su ocupación actual, hecho éste junto con la increíble movilidad laboral del bigotudo que nos empujó a escribir un artículo sobre sus muchos y variopintos empleos.

Sin embargo y para nuestro regocijo y el de los fans, la compañía de Kyoto ha rectificado el texto de la descripción del personaje una vez más. Si entramos a la página de los personajes en el Mario Portal, veremos que el texto (en japonés) se ha cambiado a “fontanero de ocupación, pero su actividad profesional no se limita solo a eso”. Por lo tanto, podemos recuperar el eufemísmo del “fontanero italiano” a la hora de referirnos al personaje. Lo cierto es que resulta lógico que mantenga su empleo, habida cuenta de que incluso en sus últimas aventuras tanto él como su hermano pasan un montón de tiempo atajando por tuberías, con un sonido que ya está grabado a fuego en la memoria de los jugadores.

Las nuevas descripciones nos proporcionan detalles curiosos, como un truco infalible para distinguir a Luigi (aparte de su estatura): la forma de su bigote es diferente a la de Mario, o que la misión de Toad es la de ejercer de fuerzas armadas y defender a la princesa… pero no es muy bueno desempeñando su trabajo.
El texto también confirma el amor de Mario por la princesa Peach, pero parece que la relación no es totalmente bilateral, ya que la biografía de Peach indica que ella se siente “muy cercana a Mario”. Aunque nosotros defendemos firmemente la teoría de que es un secreto a voces que entre esos dos hay algo más que tartas de agradecimiento, miradas y mejillas ruborizadas, parece ser que la postura del departamento de prensa y relaciones públicas del reino Champiñón es que entre el fontanero/héroe nacional y la jefa de estado no hay más que una relación cordial.

Deja un comentario