ARTÍCULOS

Por la patilla: Raptors in the Kitchen

“Timmy, ¿qué es eso?” “¡Es un velociraptor…!”

raptors 1

Hace algunas semanas os hablábamos del estupendo T-Rex Breakout, el juego fan que recreaba la escena de Parque Jurásico en la que el tiranosaurio escapaba de su recinto. La mayor virtud de este juego era el ofrecernos la posibilidad de vivir la sensación de experimentar el atque del animal con nuestros propios ojos. Hoy, y por parte del mismo desarrollador aficionado (que emplea el alias de unity5games), os ofrecemos Raptors in the Kitchen, una demo que replica otro momento icónico de la película: la angustiosa escena en la que Lex y Tim se ven atrapados en la cocina con dos velociraptores, Y creednos si os decimos que definir la experiencia como terrorífica es quedarse cortos.

Jugando al escondite con un raptor

Los controles son sencillos: nos movemos con WASD, corremos con mayúscula (si nos atrevemos), y aunque no esté listado en la pantalla de título, podemos inclinar la cabeza con Q y E. Pero lo novedoso es que para agacharnos, en lugar de una tecla que pase de cuerpo a tierra a posición de erguido, regulamos cuanto queremos pegarnos al suelo con la rueda del ratón. De igual manera que T-Rex breakdown nos daba una sensación muy acertada del tamaño de un T-Rex, en Raptors se hace muy palpable la claustrofobia de vivir por nosotros mismos el avance del depredador en el pasillo de la cocina paralelo al nuestro, con sus garras repiqueteando contra el suelo.

raptor pasando

Verlos con nuestros propios ojos nos hace darnos cuenta de varias cosas: la primera, que es fundamental mirar por debajo de los muebles para ver por dónde va pisando el animal, la segunda, que Tim y Lex tuvieron muchísima suerte y deberían estar puñeteramente muertos: siguiendo el mismo recorrido que los niños es muy fácil ser visto.
Al principio solo entrará un raptor por la puerta (incluso echando el vaho en la ventanilla, como en el film). Podemos pasar de un pasillo a otro aprovechando los huecos en las encimeras, pero pronto el animal empezará a saltar por encima de los muebles y nos daremos cuenta de lo terrorífico que es perderlo de vista y no saber muy bien a dónde ha saltado. Conforme más aguantamos, más ofuscado se vuelve el reptil, empezando a olfatear el aire, o (para susto nuestro) asomando la cabeza por los huecos entre pasillos.

raptor asoma

Y cuando empezemos a acostumbrarnos a este letal juego del gato y el ratón y nos parezca que podremos aguantar mucho rato, el animal se cansará de lidiar con nosotros él solo y llamará a OTRO velociraptor. Y si ya era dificil con uno solo de ellos, tener que estar pendiente de los dos a la vez es aterrador. (Además de ser harto difícil, razón por la cual no podemos ofreceros capturas de pantalla claras con los dos animales en el cuadro).

“Es la teoría del caos…”

En el lado de las bondades, y al igual que en la otra recreación de unity5games, el modelado de los raptores es simplemente excelente, y no solo tienen el mismo aspecto que en la gran pantalla, sino que ademas se mueven igual y hacen los mismos sonidos guturales y desasosegantes. La música va haciendo efecto conforme más aguantamos, contribuyendo a la tensión, y el escenario está repleto de superficies reflectantes en las que los animales se reflejan de refilón, con una ominosa iluminación muy bien conseguida.

raptor puerta

Sin embargo, se hace muy patente que se trata de una mera demo para probar la inteligencia artificial de los reptiles con respecto al jugador: no hay un objetivo claro más allá de sobrevivir todo el tiempo que podamos, no podemos salir por ninguna de las dos puertas de salida, y el escenario está recreado de forma muy básica y con texturas muy planas, cuando podría fácilmente haberse poblado con más objetos, añadiendo las baldosas correctas, los tubos de aire acondicionado o el falso techo, por ejemplo. El congelador, por ejemplo, no está presente. Por nivel de detalle y fidelidad, la recreación de este nivel en el juego Lego Jurassic World es mucho más acertada en lo visual, aún cuando coloque la cámara frigorífica en otro sitio.

Sin embargo, si sabéis mirar más allá de estos defectos os encontraréis con que Raptors in the Kitchen es una estupenda forma de experimentar de primera mano la taquicárdica escena de la película. Si queréis darle una oportunidad y pasar mucho, mucho miedo, podéis descargarlo desde su hilo en reddit a través de este enlace. ¿Cuanto podréis sobrevivir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.