ARTÍCULOS

Por la patilla: Tomb Raider, The Dagger of Xian. Una maravilla gratuita.

Un remake de ensueño de Tomb Raider II en el Unreal Engine 4.

Hoy llega a las pantallas la nueva adaptación cinematográfica de las aventuras de Lara Croft. Con un nuevo juego en camino, y con todo un legado de juegos excelentes a disposición de los jugadores, a los fans de Tomb Raider no les falta material con el que celebrar este estreno jugando a alguno de los títulos de la franquicia. Sin embargo, los jugadores de presupuestos más exhiguos no tienen por qué sufrir, ya que pueden disfrutar de Tomb Raider: The Dagger of Xian: un excelente remake de Tomb Raider II elaborado en Unreal Engine 4, que además de rebosar calidad a raudales y hacer gala de un apartado visual de auténtico lujo, es totalmente gratuíto.

El juego es obra del fan francés Nicobass, quien se ha dedicado durante meses a recrear su particular versión del nivel de la Gran Muralla, pero lejos de limitarse a reproducirlo tal cual era limitandose a darle un lavado de cara, Nicobass ha replanteado todas las áreas y ha adaptado la jugabilidad, de forma muy similar a como hicieran tanto TR: Anniversary con el primer juego de la franquicia o el remake de Resident Evil para Gamecube. Así, Dagger of Xian coge el sistema y esquema de control de Tomb Raider Underworld, todo el juego de movimientos y acciones, y crea situaciones para ellos en las localizaciones que ya conocemos. Y en ningún momento queda forzado o metido con calzador: la nueva jugabilidad se convierte de forma automática en la forma lógica de solventar los obstáculos, incluso aunque tengamos grabado a fuego en la mente el esquema de control del juego clásico.

Resulta encomiable el trabajo que el creador ha realizado con las animaciones y los movimientos, que son exactos a los de los juegos de la trilogía de Crystal Dynamics: Lara tarda lo mismo en coger carrerilla, saltar, caminar en equilibrio sobre vigas, recorrer la misma cantidad de espacio en el aire… Nicobass ha conseguido lo que la gente de Core no pudo lograr en Angel of Darkness: trasladar a un nuevo motor el esquema de control intacto, de manera que no necesitamos ningún periodo de adaptación. Si ya estáis familiarizados con el esquema de control de los títulos anteriores, os sentiréis cómodos a los mandos desde el minuto cero. Y aún así, el juego no se olvida de los recien llegados y cuenta con un nada obstrusivo tutorial que nos va enseñando los controles conforme los vamos necesitando. La partida también se va autoguardando con regularidad en zonas estratégicas, de modo que un error no castiga al usuario demasiado e invita a explorar.

En este sentido, el juego no tiene nada que ver con cualquier otro proyecto fan en Unreal Engine que hayáis podido probar: la presentación de la interfaz, una aportación de Inna Vjuzhanina, es absolutamente profesional, de juego terminado. Todo está resulto replicando de manera exacta los menús de los juegos de Crystal Dynamics: al arrancar el juego, este nos recibe con una pantalla de título en la que Lara aguarda a que escojamos nuestra configuración de opciones y empecemos a jugar. Incluso hay un menú de extras.

Lo mejor de todo es que Nicobass ha logrado añadir todas estas novedades, y a la vez mantener el tono e identidad del original. Nada en los nuevos niveles es un calco exacto de Tomb Raider II, pero sí que es como lo recordabas en tu mente: La llegada en helicoptero, la cueva con el agua poco profunda, las torres de la muralla con sus arañas, el ataque de los cuervos, la llave oculta en el fondo del lago (solo que ésta abre otra puerta)… todo está ahí. El mismo modelo de Lara es totalmente nuevo, pero a pesar de contar con un modelado y texturado de excelente calidad aún conserva los rasgos esenciales que asociamos al diseño clásico: Es nuestra Lara de siempre, con sus cejas angulosas, barbilla fina, pantalones caqui y gafas teñidas de rojo, pero con una nueva capa de calidad y detalle HD casi de secuencia CGI.
Incluso se ha compuesto una nueva banda sonora, obra de Dean Kopri, que reinterpreta los temas de la original y añade algunos nuevos. Todo es tan familiar que no te darás cuenta de que las áreas son mucho más expansivas (el fragmento de muralla que recorremos, por ejemplo, es más del triple del original) o de la mayoría de los cambios hasta que te encuentres con algunas de las zonas nuevas creadas para la ocasión.

Estas nuevas áreas son todo un regalo para los fans de la saga Tomb Raider, con pruebas de habilidad a los mandos y puzzles núnca vistos que nos tendrán en vilo varios minutos hasta que demos con la solución, y ya solo por la novedad de las mismas merece la pena probar este juego. Estos acertijos están increiblemente bien diseñados y resueltos, y si por un casual nos atascamos, el juego casi siempre encuentra la manera de añadir algún tipo de “pista”, llegando al extremo de otorgarnos una nueva herramienta en nuestras aventuras: el cuaderno de Lara, que en original era un mero adorno del menú de guardado, aquí tiene la función de diario, en el que Lara va anotando (¡y narrando!) los objetivos que se va marcando, de modo que si no sabemos muy bien qué hacer basta con revisar el diario y el entorno para orientarse, sin que estos textos nos lleguen a fastidiar la diversión dándonos la solución directamente.

No solo son pistas lo que Lara apunta en el diario, sino también sus impresiones sobre la situación, así que merece mucho la pena consultarlo cada cierto tiempo para conocer el monólogo interno de la señorita Croft. Jennifer Milward, la dobladora que ha prestado su voz a Lara, hace un trabajo muy eficiente leyendo los textos de Alexandre Serel.
Dentro y fuera del diario, la forma de comportarse, la entereza, se corresponden perfectamente con la imagen que teníamos del personaje en esos días, y se mantienen en todo el nuevo material añadido para la ocasión. En un momento dado, una secuencia de video muestra a Lara en el fondo de una especie de cripta. Tras recuperar una llave de un esqueleto en la pared, el esqueleto parece empezar a moverse de espaldas a ella, pero en lugar de cobrar vida y atacarla lo que ocurre es que se está demorronando. Al caer la calavera ruidosamente al suelo, Lara apenas se vuelve para mirarla por el rabillo del ojo: esta Lara está ya curtida en mil batallas y es toda una experta aventurera.

Y si todo esto no os ha convencido para probar este excelente remake de la segunda aventura de la británica más intrépida de todos los tiempos, deberíais probarlo solo por el increible espectaculo visual que pone frente a nuestros ojos. Sirvan como testimonio las imágenes que ilustran este artículo. Nicobass ha realizado una labor tan intensa que parece imposible que todo esto haya sido el resultado del trabajo de un solo hombre. La densidad de objetos  en pantalla y fidelidad visual es tan grande que incluso supera a algunos de los últimos triple A del mercado, siendo uno de los mejores apartados gráficos que podéis disfrutar en vuestro PC a día de hoy. El nivel de calidad es tan alto que, incluso si contáis con un buen equipo, en los modos de configuración gráfica y resolución más altos hay zonas que pueden poner a vuestro ordenador en un brete. La hierba, los ladrillos, la resolución de las texturas, las yedras en las paredes de las grutas, todo es absolutamente perfecto. El rostro de Lara no permanece estático, sino que reacciona dependiendo de la situación. También su aspecto. Arrastrate dando volteretas, y ella se ensuciará progresivamente. Lánzate de cabeza al agua, y cuando salgas la suciedad se habrá ido y estarás goteando hasta que te seques del todo.
Todo esto arropado por todas las chucherías visuales de las que el Unreal Engine 4 es capaz: desenfoque de movimiento, iluminación físicamente correcta, luces y sombras en tiempo real en todo momento, antorchas, lens flare… y hasta un shader SSS para la piel de Lara.

Lo único malo del título es que se acaba: por el momento, no es más que una demo, y a pesar de exceder con creces la duración del nivel original que reinterpreta, y proporcionar varias horas de diversión, llega un momento donde una secuencia de video nos deja en un cliffhanger. Es tan bueno lo que Nicobass ha creado aquí, de tanta calidad, que duele terriblemente cuando se termina, pero no hay que dejar de entender que es toda una proeza que una sola persona haya podido crear algo tan fantástico, con valor no sólo como remake, sino como juego por derecho propio con sus propios acertijos y segmentos. Toda una carta de amor por y para los fans.

Podéis descargar Tomb Raider: The Dagger of Xian haciendo click en este enlace.

  1. ¡Esto no me lo pierdo! Solo espero que que mi pobre PC no explote intentando cargarlo…

    1. Tiene un montón de opciones de configuración, conque a lo mejor encuentras un punto en el que el rendimiento va genial. En realidad esta muy bien optimizado teniendo en cuenta todo lo que se ve en pantalla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.