ANÁLISIS

Reseña de Detroit Become Human. ¿Una distopía posible?

Almas de metal

detroit portada

Que los juegos de David Cage cuentan con historias interesantes y que enganchan es algo en lo que la mayoría de los aficionados coinciden. Hace un mes adquirí Detroit Become Human, el nuevo videojuego de Quantic Dream. Ya conocía los trabajos de este hombre y su estudio, pues había jugado a títulos anteriores suyos como Heavy Rain y Beyond Two Souls. Así que sabía que Detroit iba por la misma línea. Lo que no sabía era todo el debate filosófico al que me iba a enfrentar después de haber jugado al título. Y es que, estamos ante uno de los juegos que más te hacen reflexionar, o por lo menos, es lo que me pasó a mí, pues Detroit Become Human es la historia de un futuro distópico no muy alejado de lo que podría ser una realidad.
¿Os suenan las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov? ¿Habeís visto Blade Runner, I.A, Yo Robot o Ghost in the Shell? En de que hayáis contestado afirmativamente a ambas preguntas, muchas de estas cosas os sonarán mientras juguéis. Si, no, os recomiendo encarecidamente que visionéis esas películas, ya que el juego bebe mucho de las mismas. Sin más preámbulos, vamos a la review. ¡Podéis leer tranquilos, no hay spoilers!

Estamos en Detroit en 2038. La tecnología ha avanzado a un ritmo vertiginoso y los androides han llegado de la mano de Cyberlife, una compañía que alquila y vende estos… robots ¿o quizás… individuos? La sociedad afronta los cambios que los androides traen consigo: comodidades y desempleo. Existen personas que están en contra de ellos mientras que otras los apoyan , existiendo un tercer sector que se mantiene neutral. En medio de esta crisis empieza nuestra historia.

connor detroit

Un comienzo futurista

Nada más empezar, una androide, Chloe, nos saluda permitiéndonos cambiar las configuraciones. Ella interactuará con nosotros e incluso todas las acciones que llevemos a cabo en el juego la afectarán teniendo varios diálogos con nosotros. También podemos elegir la dificultad: casual y experto (En esta última nuestros protagonistas pueden morir y no habrá vuelta atrás)

chloe opciones

El juego está cargado de detalles e interacciones y, aunque es un mundo abierto, las zonas no son muy grandes. ¡Prestad mucho atención al detalle! Aunque penséis que es una tontería un objeto o una conversación a lo lejos podéis desbloquear varias decisiones.

La estructuración del juego es lo más importante ya que con nuestras acciones creamos la historia. ¿Creéis que alguna decisión de un personaje no afecta a otro? Pues estáis equivocados, ya que sí puede hacerlo.  Las historias, aunque parezca que no, están muy bien entrelazadas entre ellas. Lo mismo digo de las subtramas, todo lo que elijamos afectarán a nuestros compañeros.  

El reparto

Los tres androides protagonistas son:

Markus.  Es propiedad del exitoso pintor Carl Manfred. Debido a una serie de situaciones que lo llevan a alejarse del entorno familiar, se convertirá en el revolucionario de la historia.

markus serio

Connor. El detective. Creado para atrapar divergentes (los androides que comienzan a tener sentimientos) Su historia está más centrada en una trama detectivesca al más puro estilo Blade Runner.

connor become human

Kara. Comprada por el taxista Todd Williams para limpiar su casa y cuidar de su hija. La historia de Kara es la más entrañable de las tres demostrándonos que es posible una relación de amor entre humanos y androides.

kara detroit

Un sistema de juego basado en las decisiones

Cada vez que finalicemos una historia, se nos abrirá un árbol de acciones donde podremos consultar todo lo que hemos elegido y lo que nos hemos dejado atrás.  Para evitar los spoilers, sólo nos aparecerá lo que hayamos jugado permitiéndonos re-jugarlo una vez finalizado. Y sí, la historia se guarda sola y no podremos repetir alguna cosa que no nos haya gustado. Nuestras acciones tienen consecuencias y sólo podemos tomarlas una vez. Como en la vida real.

arbol detroit

En el apartado gráfico, los entornos, los movimientos faciales de los personajes, están cuidados al detalle. Así como las luces cuando la ciudad es de noche. Los escenarios son muy coloridos dándole ese toque de cyberpunk distópico que caracteriza al juego. 

detroit noche

La parte negativa quizás sea el sistema empleado para los controles: el uso los joysticks para controlar las acciones y la cámara es un poco tosco y a veces puede dar lugar a error. Tampoco me acostumbré al sensor de movimiento, pues debía pasar varias veces el dedo para que lo detectara.

detroit sistema

“Más humanos que los humanos”

Detroit Become Human, se ha convertido en uno de mis juegos favoritos, no sólo por el tema que plantea y la filosofía que se puede extraer de el, sino también por la estructura narrativa tan bien cohesionada y el diferente carácter tanto de los personajes principales como de los variopintos secundarios. ¿Lo recomendaría? Absolutamente. Pero también soy consciente de que no a todo el mundo le gustan las historias narrativas que te exprimen el cerebro y te dejan reflexionando sobre ello varios días. Y a todo esto, os dejo una pregunta: ¿Creéis que llegará un futuro donde existan los androides y estos sean más humanos que los propios humanos?

DBH

Deja un comentario