Review: Rage of the Dragons

Los 90 habían sido una preciosa década para las máquinas arcade que sin duda habían encontrado en los juegos de lucha su mejor bastión, pero llegamos al final de esta década y ya entrando en los 2000 la lucha en dos dimensiones cayó en declive. La mayoría de la gente lo que pedía eran juegos en 3D siendo adaptadas muchas franquicias clásicas directamente al concepto tridimensional tales eran los casos de “Mortal Kombat” o el propio “King of Fighters”. Pero el principio de esta década también os dejo algunos de los mejores juegos de este género que hemos podido probar en formato bidimensional tales son “Garou”, “The Last Blade 2” o el que hoy nos ocupa y bastante desconocido “Rage of the Dragons”

rage3

Se trata de un juego de peleas tag team, es decir, necesitas dos personajes para derrotar a otro par para ganar un combate. El caso de este juego curioso porque fue desarrollado por una empresa japonesa llamaba llamada Noise Factory y a su vez con un estudio mexicano llamado BrezzaSoft. Una curiosidad sobre el juegos que se trata de un spin off de la saga “Double Dragon”. Lo que pasa es que la empresa no pudo recaudar lo suficiente como para adquirir los derechos del juego así que pensaron que desarrollar un marco argumental alternativo sería una buena manera de homenajear a la saga, coger una serie de nuevos personajes e insertarlos dentro de un último mítico juego de lucha. En el arcade original además el juego incluye una serie de personajes de la saga “Power Insticnt”, una saga de lucha también de lo más reseñable

rage1

El juego nos introducen Jimmy y Bily qué son los dos protagonistas que van a formar equipo junto con otros personajes, e intentarán librar a Sunshine City de la peor calaña que regenta los diferentes barrios.
El título destaca en dos ámbitos fundamentalmente. El primero se hace obvio a poco de conectar el cartucho, que en el aspecto visual ofrece unos gráficos totalmente envidiables y más para el mítico sistema MVS. Junto con “Garou” y “The Last Blade 2” probablemente podríamos hablar de uno de los juegos que mejor utilizan las capacidades de la consola. Las texturas están muy cuidadas y sobre todo las animaciones son envidiables, podemos ver una gran fluidez en los movimientos de cada personaje ayudando mucho al timing a la hora de ejecutar los combos. Los personajes son lo suficientemente variados. Aunque dato curioso es que no nos encontraremos a los típicos caracteres maniqueos dentro de este tipo de juegos, es decir, no tendremos al hombretón grande que hace agarres o el protagonista principal no irá en kimono. Sino que todo tiene un aspecto mucho más “underground” en este aspecto. Además el estilo visual y el carisma intentan ser una de las principales bazas de este juego .

rage2

Pero sin duda uno de los aspectos más reseñables es la jugabilidad. El juego es muy cómodo a la hora de hacernos con los mandos y llevarlos de una manera fluida, es decir, invita a jugar. Dentro de su estilo tag team, no solo tendremos que derrotar a uno de los personajes sino a los dos. Los personajes tienen controles lo suficientemente variados como para dar un matiz estratégico bastante importante al hecho de tener un par de combatientes de tu lado en cada combate. Al estar hablando de un juego de MVS tenemos 4 botones. Y un último dato reseñable es que los especiales tienen un aspecto diferenciador, los puedes empezar pero hay una serie de comandos que te permiten alargarlos para acabar desatando devastadores ataques que pueden quitar casi toda su barra al rival.

El juego es muy divertido y adictivo y tiene una variedad de personajes y combinaciones entre los mismos, para que podáis estar horas enganchados. Además es una gran oportunidad para descubrir uno de los mejores juegos de la consola que debido a su tardío lanzamiento ha quedado en un segundo plano.
Así que, si os gusta la lucha, aquí tenéis una cita ineludible.

Lo mejor:
– Gráficamente impresionante
– El carisma de los personajes
– Jugablemente muy fluido

Lo peor:
– Su desconocimiento hace que apenas haya comunidad del mismo
– Algunos personajes se parecen demasiado entre sí en estética

Acerca del Autor

Hacer un comentario