ARTÍCULOS

Spider-Man: Homecoming llega a la gran pantalla

Revisando la trayectoria del héroe de la telaraña

Hoy llega a los cines la última película del lanza-redes de Marvel. Así es, nos referimos a “Spider-Man: Homecoming”. En este film tendremos la oportunidad de ver un Peter Parker interpretado por Tom Holland que, tras formar parte en los sucesos de Capitán América: Civil War, deberá enfrentar a una nueva amenaza, el Buitre, uno de los enemigos típicos de Spider-Man en los cómics, pero por suerte no luchará solo, sino que lo hará bajo el tutelaje de Iron Man.

Con esta película se reinicia de nuevo la versión cinematográfica de nuestro amigo y vecino Spider-Man, que por fin se encuentra dentro del mismo universo que el resto de películas de Marvel. Así, un total de tres actores han interpretado el papel del héroe en distintas sagas de películas, que no está de más que recordemos.

En primer lugar tenemos a Tobey Maguire, que debutó en 2002 con “Spider-Man”, la primera película del hombre araña en esta saga, en la que se muestra como Peter Parker obtiene sus poderes y como se enfrenta al Duende Verde o Green Goblin, el enemigo por excelencia del cabeza-red. Dos años tarde, el actor volvió a ponerse el traje rojo y azul para “Spider-Man 2”, una nueva película en la que el héroe neoyorquino se enfrentaba en esta ocasión al Doctor Octopus. Y tres años después, en 2007, lo interpretó por última vez en “Spider-Man 3”, donde la amenaza era el simbionte Venom, y no solo eso, sino que también hacía su aparición Sandman / El hombre de arena, e incluso Harry Osborn tomaba en esta ocasión el papel de Duende.

Tras eso, tuvieron que pasar cinco años hasta que en 2012 un nuevo Spider-Man viera la luz en “The Amazing Spider-Man”, interpretado por Andrew Garfield. En esta ocasión se nos mostraba un nuevo Petter Parker que de nuevo obtenía sus poderes y tenía que enfrentarse a otro enemigo típico, el Lagarto, una transformación del doctor Curt Connors tras un experimento intentando recuperar su brazo. En 2014 volvimos a ver esta versión en “The Amazing Spider-Man: Rise of Electro”, película en la que, como su propio título indica, el enemigo era Electro, otro villano clásico en las aventuras del lanza-redes.

Y de nuevo no volvimos a ver al héroe hasta que por fin apareció en Civil War, y a partir de hoy, en Homecoming. Varias versiones ha tenido Spider-Man en las películas, como también numerosas son sus versiones en los comics. Celebrando el lanzamiento, aprovechamos para recordar un gran juego del héroe en el que se podían ver 4 de estas versiones. Nos referimos a Spider-Man: Shattered Dimensions, un juego donde teníamos la oportunidad de controlar a cuatro hombres araña distintos: el típico Amazing Spiderman, con el Peter Parker que todos conocemos; el Ultimate Spiderman, otra versión del héroe más moderna y con mayor contacto con Shield, cuya identidad secreta también es Peter Parker (aunque personalmente hablando, tampoco me hubiese importado ver a Miles Morales); Spider-Man Noir, una versión de Spider-Man en el pasado cuya principal característica era moverse por las sombras; y Spider-Man 2099, una versión futurista del héroe y la única del juego que no es Peter Parker, sino Miguel O’Hara.

Este juego fue el que primero me vino a la cabeza para representar la versión cinematográfica del héroe, ya que, al igual que los tres Spider-Man de los films presentan bastantes diferencias entre ellos, también lo presentan los Spider-Man del juego, mostrando una forma más clásica de jugar con Amazing, entrando en modo rabia mediante el traje negro con Ultimate, o bien con la visión acelerada de 2099; y como olvidar a Noir, cuyos niveles consistían primordialmente en ocultarse en la sombra y eliminar a los enemigos uno a uno sin que el resto lo percatasen. También grandes diferencias se mostraban entre los enemigos, desde una versión monstruosa (y algo circense) del Gobblin en el pasado hasta una Doctora Octopus en el futuro, pasando por Deadpool en el presente (el cual te hablaba mientras tenías el juego en pausa).

Tras comparar tantas versiones del cabeza-red una cosa está clara: por mucho que cambien de unas a otras, el héroe arácnido sigue siendo el mismo (siempre y cuando siga mostrando su típico humor al pelear con villanos). Por eso, no cabe menos que esperar que Tom Holland cumpla con las expectativas y nos dé un Spider-Man digno del resto de versiones. Con el apoyo de ser el del universo cinematográfico de Marvel, ¿conseguirá convertirse en la mejor versión de las películas del lanza-redes? ¡Para averiguadlo, habrá que ir a ver Homecoming primero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.