carreras

Corriendo las 24 horas de Le Mans

Hoy estrena Amazon su nueva serie de documentales, “Le Mans, Racing is Everything”, en la que nos muestra una perspectiva diferente de la carrera de resistencia más conocida y difícil de todas. Si no sois del tipo contemplativo y preferís poneros detrás del volante, podéis optar por alguno de los juegos basados en la competición. Si bien otros eventos o disciplinas del mundo del motor están mejor representadas en el medio lúdico, Le Mans cuenta con varios títulos en los que aparece la carrera en sí, el circuito de la Sarthe, o los coches que compiten. Veamos algunos de ellos:

El coche rojo

Con motivo de una visita de Dani-sensei, y tras una visita al centro comercial, finalmente me animé a echarle el guante al Grand Theft Auto V. Procesos de instalación y actualización aparte, al cabo de un tiempo, Franklin (mi personaje) estaba acompañando a un amigo a casa de alguien que les debía una importante cantidad de dinero. ¿La idea? cobrarselo en especie robándo la pareja de caros deportivos aparcados en la puerta, uno blanco y otro rojo. El amigo de Franklin me da a elegir “¿Qué coche prefieres?”. Sin dudarlo, dije en voz alta “¡El rojo!”. Dani-sensei esbozó una sonrisa. A todos nos gusta jugar con el coche rojo: nos ha gustado desde siempre.

Pyongyang Racer: el videojuego producido por Corea del Norte

No es ningún misterio que la tensión entre Corea del Norte y EEUU está disparada, con una escalada de intimidación verbal que todo el mundo reza por que no se traduzca en conflicto. Es dificil comprender la extensión de lo surrealista que es la nación más asfixiante del mundo, pero podemos hacernos una idea jugando a Pyonyang Racer, título que cuenta con el dudoso honor de ser el único producido con el beneplácito y patrocinio de su gobierno, y que destila el mismo aroma de opresión.

Takenobu Mitsuyoshi, el hombre, la leyenda.

Puede que el nombre de Takenobu Mitsuyoshi no os diga mucho. Su voz, sin embargo, será inmediatamente reconocible para todos aquellos que seáis fans de los arcades de conducción de Sega. Si bien el incombustible compositor de la veterana compañía japonesa ha trabajado en infinitud de títulos, componiendo para Virtua Fighter 2, Virtua Racing o incluso Shenmue, la razón por la que ha ganado un mayor reconocimiento y hasta su propio “cult following” es porque no se limita a las partituras: si hay que cantar las letras, lejos de buscar al cantante de Jpop de moda en el momento (algo muy habitual en la industria japonesa), el pone un par virtual sobre la mesa y se canta las letras él solito.

Cannonball: La mejor forma de jugar al clásico OutRun

Aprovechando que hacen 30 años desde el lanzamiento del arcade incombustible de Yu Suzuki, y que Sega ha anunciado que lanzará una tercera entrega de Daytona USA (la otra vaca sagrada de los títulos de conducción de la compañía del erizo azul) para salones recreativos, no podemos dejar pasar la oportunidad de hablar de Cannonball, un motor mejorado creado por un fan que añade numerosas mejoras al, por otra parte, atemporal título del Ferrari Testarossa.

El blues del volante: de periférico asequible a lujo inasumible

En recientes declaraciones, Kazunori Yamauchi, principal mente pensante detrás de los títulos de la serie Gran Turismo, dijo que GT Sport podría dar soporte a volantes de PS3. En la gran mayoría de la prensa en inglés la noticia está redactada con verbos modales y condicionales: “podría”, “debería”… A falta de una confirmación rotunda y de esperar al lanzamiento del juego, toda esta incertidumbre viene a destacar una amarga realidad para los amantes de la conducción: la eliminación de la retrocompatibilidad en sistemas modernos obliga a una renovación de un hardware que, si bien en el pasado ofrecía excelentes opciones en relación calidad-precio, a día de hoy se ha convertido en un lujo muy caro que pocos se pueden permitir, y sin beneficios realmente aparentes sobre opciones anteriores.