nintendo switch

Análisis Puyo Puyo Tetris

Quién le iba a decir al bueno de Alekséi Pázhitnov allá por junio de 1984 que el videojuego que estaba creando tan tranquilamente acabaría convirtiéndose de largo en el título más vendido de la historia, llegando en 2017 a casi 500 millones de copias vendidas, derrumbando así la barrera de las distintas generaciones de hardware, y convirtiéndose en un icono de este mundillo. Hablamos de un juego que hasta las amas de casa, los encofradores, e incluso los trapecistas conocen. Todo un logro.

Splatoon 2: Primeras impresiones

Como muchos sabréis, este último fin de semana ha estado disponible Splatoon 2 Global Testfire para los usuarios de Nintendo Switch. Para aquellos que no os hubieseis enterado, esto básicamente consistía en una “demo” del juego donde podías escoger entre cuatro armas del juego para jugar con otras 7 personas del mundo que también estuviesen probando el juego en la hora que dejaban para ello. En esta especie de demo te daban un muy breve tutorial sobre los controles (lo cual no está nada mal, porque han cambiado varias cosas) antes de poder ponerte a jugar con otras personas. Y aunque algunos controles se mantienen igual que en su predecesor (ZL para nadar como calamar, ZR para disparar, R para usar el arma secundaria…) hay ciertas cosas que han cambiado, para bien o para mal.

Neo Geo X Gold, la Switch antes de Nintendo Switch

Nintendo parece haber revolucionado Internet con el anuncio de Nintendo Switch, gracias a su nueva mentalidad de “2 en 1”: poder emplearla como portátil así como consola de sobremesa gracias a un dock que transmite la imagen por HDMI y permite la carga de la batería. Si bien el concepto ha pillado a mucha gente por sorpresa, no es, ni mucho menos, el primer aparato en hacer esto, y han proliferado los artículos listando consolas o similares que permitían el juego tanto en la calle como en el televisor del salón. Sin embargo, casi todo el mundo parece haber obviado otra consola que se acercaba mushísimo en concepto al “portátil y dock para sobremesa” de la Switch: La Neo Geo X Gold, el revival de la mítica consola de SNK que por desgracia fué vapuleado por gran parte de la prensa y los aficionados, en nuestra humilde opinión de manera injustificada.

De mecánicas metidas con calzador: Los peligros del “me too”

Durante su evento Treehouse para el E3 2016, Nintendo estuvo mostrando más de 5 horas de gameplay de su nueva entrega de la saga The legend of Zelda. Por las descripciones que se habían dado anteriormente respecto al paso a un mundo abierto, me habían asaltado ciertos temores. A falta de ver cómo se desarrollara el juego final en su totalidad, no puedo sino decir que tras visionar los videos mostrados por la compañía de Kyoto mis temores se han acrecentado: un espacio abierto, sí, pero muy vacío y despoblado, con algún enemigo ocasional, sembrado de santuarios casi idénticos en diseño con apenas un par de habitaciones cada uno (Nintendo ha explicado que habrá más de 100 santuarios, y dudo que ningún equipo creativo sea capaz de mantener la frescura y la variedad en un número tan grande de ellos), mientras el protagonista se ve forzado a ir armándose con los objetos que va encontrando (y que se rompen), mientras se ve en la obligación de ir cazando para comer, escalando, y parando para gestionar inventario, vestuario y salud. Esto, más que a Zelda, me suena a Oblivion o Far Cry 4/Primal.