película

Películas y videojuegos: Juegos de Guerra (WarGames)

En la actualidad y salvo casos muy puntuales, rara vez nos sorprendemos con un nuevo videojuego o avance técnico. Llevamos todos smartphones en nuestro bolsillo,básicemente ordenadores en miniatura, y tenemos la posibilidad de comunicarnos y acceder a toda la información del mundo en cuestión de milisegundos con un aparato que nos cabe en la palma de la mano. Podemos hacer casi de todo, y sin embargo nos provoca la mayor de las indiferencias. Pero hubo un momento en que no era así, en que la informática era algo nuevo y fascinante; un mundo en el que poder comunicar dos máquinas entre sí en línea para jugar un vieojuego parecía cosa de magia, en el que con ordenadores todo parecía posible, incluso destruir el mundo por error al jugar con un ordenador: El mundo de la película Juegos de Guerra (War Games, 1983).

Blade Runner: El Videojuego

Hace poco se ha estrenado en las salas de cine Blade Runner 2049, la secuela de la cinta dirigida por Ridley Scott y considerada uno de los pilares del cine de ciencia ficción. A falta de ver si esta esta nueva entrega alcanza el estatus de culto de la original, lo que se puede afirmar de manera innegable es la influencia que tuvo la estética cyberpunk del film de 1982, que es palpable en títulos como la serie Deus Ex, y que pudimos disfrutar en formato lúdico en forma de la adaptación oficial que llegó a los circuitos de nuestros ordenadores compatibles. Cargad vuestras pistolas y acompañadnos, ¡vamos a cazar replicantes!

Policías, astronautas y Kojima: Review de Policenauts

Revivimos una época en la que el género de novelas visuales crecía, eran relativamente fáciles de hacer y cualquiera podía sacar tajada. Konami quiso innovar y con Hideo Koyima trajo una serie policíaca futurista llamada Policenauts. Policías, astronautas y Kojima, una mezcla asombrosa para un videojuego.

Películas y videojuegos: El salón recreativo en Terminator 2

Ayer, Dani-sensei nos llevaba a un Sega Arcade, un centro integral del ocio que demuestra que en Japón los salones recreativos siguen estando vigentes. Si bien aquí por desgracia ese modelo de negocio ha desaparecido, aún podemos hacernos una idea del ambiente que se respiraba en su día en estos locales a través de eventos como los que organiza Gamuza, del trabajo de gente como Remember Arcade que aún recrea muebles en los que jugar a los clásicos, y también a través de algunas escenas de películas de culto, como aquella en Terminator 2: Judgement Day (James Cameron, 1991) en la que John Connor disfruta en una alucinante galería arcade en la que hay máquinas que son verdaderos tesoros de la historia de los videojuegos. Todos recordamos el espectacular mueble de After Burner en el que jugaba, pero había muchas otras. ¡Vamos a verlas!

Spider-Man: Homecoming llega a la gran pantalla

Hoy llega a los cines la última película del lanza-redes de Marvel. Así es, nos referimos a “Spider-Man: Homecoming”. En este film tendremos la oportunidad de ver un Peter Parker interpretado por Tom Holland que, tras formar parte en los sucesos de Capitán América: Civil War, deberá enfrentar a una nueva amenaza, el Buitre, uno de los enemigos típicos de Spider-Man en los cómics, pero por suerte no luchará solo, sino que lo hará bajo el tutelaje de Iron Man.

Resident Evil: Vendetta. “The Boys Are Back In Town”

Hoy se lanza en nuestro país el Blu Ray de Resident Evil: Vendetta, el último largometraje de animación, que (, en teoría,) sirve de puente entre las entregas sexta y séptima de la saga de juegos de terror parida por Capcom. Sí obstante, mientras que la última iteración jugable era un título que se marcaba como propósito ser una especie de rebooth de la fórmula, con un argumento y personajes que apenas tienen relación con títulos anteriores (y hasta eso se pone en entredicho), algo celebrado por mucha gente pero que decepcionó ligeramente a algunos fans, esta cinta de animación coge todo lo que consideramos elementos idiosincrásicos de la historia de la serie, y ofrece a los fans lo que han venido a buscar: referencias, nostalgia de la buena y protagonistas con mucha, mucha chulería.

Assassins Creed, la película: Anacronismo y aburrimiento.

Definir lo que caracteriza un juego de la franquicia Assassins Creed es sencillo: una trama en el presente sirve como excusa para mandarnos al pasado en un ejercicio de escapismo que nos lleva a visitar ciudades y épocas pretéritas. Los objetivos que perseguimos son un mero Mcguffin, un pretexto para seguir dando saltos por los tejados de exquisitas recreaciones de la Jerusalén medieval o la Florencia renacentista. Este espíritu es algo que la adaptación cinematográfica no entiende, resultando en un soporífero filme compuesto enteramente de subtramas sobre conspiraciones absurdas, y que pasa mucho más tiempo en las sosas oficinas de la compañía Abstergo que en la España de 1492. Una España que se pasa la exactitud histórica por el forro.

¡Flipa con la peli de Mortal Kombat made in Ghana!

Lo dicho, los chicos Ghaneses de Kumawood han decidido adaptar este cláscio de los videojuegos. Sin más os dejamos con el trailer.

Ghost Squad: El juego no oficial de Air Force One

El proceso electoral estadounidense ha concluido, e independientemente de los resultado, si en una cosa estaremos todos de acuerdo es que Harrison Ford mola. Es una verdad incuestionable. Llueva o haga sol, Han Solo mola, y cuando interpreta al presidente de los Estados Unidos sigue molando. Si bien la película Air Force One (Wolgang Petersen, 1997,) no contó con una adaptación al formato lúdico, el shooter on rails de Sega Ghost Squad, lanzado para arcade y Wii, cuenta con una entre sus tres misiones que sigue el film tan a pies juntillas que podríamos considerarlo el juego no oficial de la cinta. Y, qué demonios, además es una chulada.

“La gran mision para rescatar a la princesa Peach”, la película de animación de Super Mario Bros.

Ya hemos tocado en otros artículos lo controvertido que puede ser el trasladar un videojuego al formato cinematográfico. Mucha gente achaca esta especie de maldición a Super Mario Bros (1993), la surrealista cinta de imagen real protagonizada por Bob Hoskins, tildandola de pobre primer intento en adaptar un juego preexistente al celuloide. Dichas personas, sin embargo, se equivocan; y no en su juicio sobre el film que nos enseñaba que hay que “confiar en los hongos” (cosa que dejamos para otro artículo), sino en calificarla como la primera, puesto que ese honor tampoco le corresponde: siete años antes, en 1986, veía la luz en Japón “Super Mario Bros: ¡La Gran Misión para Rescatar a la Princesa Peach!” (Sūpā Mario Burazāzu – Pīchi-hime Kyushutsu Dai Sakusen!), una película de animación que consigue captar la esencia del juego de Mario y compañía con bastante más acierto. Por desgracia, jamás salió de Japón; fue un OVA (Original Video Animation) que contó con un limitado estreno en unas pocas afortunadas salas de cine para despues ser lanzado en VHS, y no podemos sino decir que es una lástima: hubiese sido un éxito de contar con un lanzamiento internacional.