resident evil

Resident Evil: Vendetta. “The Boys Are Back In Town”

Hoy se lanza en nuestro país el Blu Ray de Resident Evil: Vendetta, el último largometraje de animación, que (, en teoría,) sirve de puente entre las entregas sexta y séptima de la saga de juegos de terror parida por Capcom. Sí obstante, mientras que la última iteración jugable era un título que se marcaba como propósito ser una especie de rebooth de la fórmula, con un argumento y personajes que apenas tienen relación con títulos anteriores (y hasta eso se pone en entredicho), algo celebrado por mucha gente pero que decepcionó ligeramente a algunos fans, esta cinta de animación coge todo lo que consideramos elementos idiosincrásicos de la historia de la serie, y ofrece a los fans lo que han venido a buscar: referencias, nostalgia de la buena y protagonistas con mucha, mucha chulería.

El modo para dos jugadores de Resident Evil 4 (versión Wii)

Jugar acompañado, en juego cooperativo, es más divertido. Esta es una de las pocas verdades inmutables del universo: el agua moja, el cielo es azul, y el Contra mola más a dobles. Battle City para famicom, la saga Dynasty Warriors, lego Star Wars, New Super Mario Bros, House of the Dead, Gears of War… Tener a tu compañero de armas al lado es un garante de diversión asegurada, y la meta común asegura que, caso de haber piques, estos sean, como mucho, por la puntuación (si la hubiera), ya que, para sobrevivir, el reparto de tareas y objetivos es imprescindible, “Tú me cubres la espalda, yo te cubro la tuya”. La propia Wii contó con el juego cooperativo como una de sus grandes bazas, y la misma saga Resident Evil tiene, desde la quinta entrega en adelante, numerosas entregas en las que la cooperación es la base. La cuarta sin embargo no es una de ellas ¿Cómo, os preguntaréis entonces, se juega a Resident Evil 4 en cooperativo?

Los otros Resident Evil en primera persona: La serie Gun Survivor / Chronicles

Tras levantar expectativas con una peculiar demo (y su posterior actualización), esta semana finalmente se ha producido el lanzamiento de Resident Evil 7, una entrega que emplea una serie diferente de formulas a las que estamos acostumbrados, abandonando el enfoque estilo George Romero que caracterizaba a los juegos anteriores, con aglomeraciones de zombies en edificios mayestáticos, en favor de una ambientación más cercana a la Matanza de Texas, con psicópatas rústicos sureños persiguiendonos entre la mugre y el moho de una casa rural. Es este giro hacia un género abanderado por Outlast o Amnesia el que le da al juego esa identidad tan disonante con el resto de la saga, y no, como muchos suponen, el tan comentado paso a la perspectiva en primera persona. Lo cierto es que ya hemos tenido muchos títulos de la franquicia que han hecho uso de la misma, a saber, los numerosos spin-off pensados para ser jugados con pistola óptica.

Resident Evil 2 y el Autoapuntado

Si a muchos de los jugadores veteranos de Resident Evil 2 les pregunto sobre la frustración de disparar a ciegas a una horda de zombies detrás del mostrador de la armería, asentirán con la cabeza recordando las balas malgastadas. Al hablar de los Resident Evil clásicos, uno de los puntos en el que todo el mundo coincide es en lo complicado que es habituarse a los controles. Tanto detractores como defensores del esquema “tipo tanque” admiten que no resulta especialmente intuitivo mover el personaje a causa de las cámaras fijas.