retro

Cuenta atrás en la trinchera: destruyendo la Estrella de la Muerte

Hemos robado sus planos, sabemos lo mortífera que es, conocemos su punto débil: ahora es la hora de destruirla. Si bien el otro día hablábamos de dos ocasiones en las que los videojuegos de la saga Star Wars nos habían encomendado la misión de hacernos con los planos de la Estrella de la Muerte, muchísimos otros son los que nos han puesto a los mandos de un caza X-Wing T-65B, esquivando el fuego de las baterías turboláser de la superficie del arma más letal del Imperio, para luego entrar a la trinchera por su punto menos ferreamente defendido, llegar hasta el final de la misma, usar La Fuerza, y reventar ese terror tecnológico con dos torpedos de protones. En este artículo hemos elaborado una recopilación cronológica de todas las veces que hemos llegado hasta el conducto de ventilación de la infame estación de combate.

¡Super Nintendo vuelve con un nuevo juego!

Lo que oís gamuzinos, unos antiguos desarrolladores de SNK se han juntado de nuevo para sacar adelante Unholy Night. Un nuevo juego de lucha para la consola de 16 bits de Nintendo. ¡Y tienen intención de sacarlo como si de un juego más se tratase! En el juego se impartirán severas tollinas vampiros, cazadores de la noche y hombres lobo. Os dejamos con imágenes del juego y algunos personajes. ¡Justo lo que necesitaba nuestra antigua SNES para darle vidilla!

Final Fantasy VIII: de la importancia de los momentos sobre la historia.

Esta semana hemos asistido al lanzamiento de Final Fantasy XV, tras años de espera y expectativas crecientes. Por el momento las ventas parecen corroborar su éxito comercial, y está contando con una buena acogida crítica (si bien no excelente). A la espera de que se disipe el humo de los cañonazos mediáticos y podamos tener una mejor idea de la opinión del público, hay ya una cosa en la que parece haber consenso: si bien el cuarteto protagonista es simpático, la historia de fondo parece desarrollarse sin que tengamos mucho que ver con ella. Los acontecimientos pasan casi de forma independiente de nuestras acciones, e incluso porciones importantes de información y contexto se han reservado para las dos películas de animación lanzadas paralelamente, esto es, suceden directamente fuera del juego. Esto me hizo pensar en anteriores títulos de la saga, y de cómo la octava entrega, a pesar de generar opiniones muy polarizadas, la recordaba, no tanto por la complejidad de su historia sino por los momentos, las secciones que me ofrecían algo diferente y memorable. Esto, factor redentor de muchos videojuegos, es algo que por desgracia parece haberse perdido en los títulos modernos.

¡Nos vamos a ParlaBytes!

Los próximos 26 y 27 de Noviembre nos vamos a Parla. ¡Ahí se dará la convención de videojuegos retro más guay del Sur de Madrid! Desarrollaremos varias actividades: Conferencia: “Consolas desafortunadas: Las máquinas con peor suerte del mundo de los videojuegos” El sábado a las 12:00 Torneo: “Garou: Mark of the Wolves”. El sábado a las 19:00 Torneo: “Tekken 3” El domingo a las 12:00 ¡Ahí esperamos veros gamuzinos!

Cannonball: La mejor forma de jugar al clásico OutRun

Aprovechando que hacen 30 años desde el lanzamiento del arcade incombustible de Yu Suzuki, y que Sega ha anunciado que lanzará una tercera entrega de Daytona USA (la otra vaca sagrada de los títulos de conducción de la compañía del erizo azul) para salones recreativos, no podemos dejar pasar la oportunidad de hablar de Cannonball, un motor mejorado creado por un fan que añade numerosas mejoras al, por otra parte, atemporal título del Ferrari Testarossa.

Neo Geo X Gold, la Switch antes de Nintendo Switch

Nintendo parece haber revolucionado Internet con el anuncio de Nintendo Switch, gracias a su nueva mentalidad de “2 en 1”: poder emplearla como portátil así como consola de sobremesa gracias a un dock que transmite la imagen por HDMI y permite la carga de la batería. Si bien el concepto ha pillado a mucha gente por sorpresa, no es, ni mucho menos, el primer aparato en hacer esto, y han proliferado los artículos listando consolas o similares que permitían el juego tanto en la calle como en el televisor del salón. Sin embargo, casi todo el mundo parece haber obviado otra consola que se acercaba mushísimo en concepto al “portátil y dock para sobremesa” de la Switch: La Neo Geo X Gold, el revival de la mítica consola de SNK que por desgracia fué vapuleado por gran parte de la prensa y los aficionados, en nuestra humilde opinión de manera injustificada.

“La gran mision para rescatar a la princesa Peach”, la película de animación de Super Mario Bros.

Ya hemos tocado en otros artículos lo controvertido que puede ser el trasladar un videojuego al formato cinematográfico. Mucha gente achaca esta especie de maldición a Super Mario Bros (1993), la surrealista cinta de imagen real protagonizada por Bob Hoskins, tildandola de pobre primer intento en adaptar un juego preexistente al celuloide. Dichas personas, sin embargo, se equivocan; y no en su juicio sobre el film que nos enseñaba que hay que “confiar en los hongos” (cosa que dejamos para otro artículo), sino en calificarla como la primera, puesto que ese honor tampoco le corresponde: siete años antes, en 1986, veía la luz en Japón “Super Mario Bros: ¡La Gran Misión para Rescatar a la Princesa Peach!” (Sūpā Mario Burazāzu – Pīchi-hime Kyushutsu Dai Sakusen!), una película de animación que consigue captar la esencia del juego de Mario y compañía con bastante más acierto. Por desgracia, jamás salió de Japón; fue un OVA (Original Video Animation) que contó con un limitado estreno en unas pocas afortunadas salas de cine para despues ser lanzado en VHS, y no podemos sino decir que es una lástima: hubiese sido un éxito de contar con un lanzamiento internacional.

Películas y videojuegos: Juego Secreto (Cloak & Dagger)

La relación entre películas y videojuegos siempre ha sido, cuando menos, complicada. Sin embargo, mientras que a día de hoy lo que nos viene a la mente es la palabra “adaptación”, esto es, adaptación de película a videojuego (que no suele salir bien parada) o, peor aún, de juego a película (¡que Uwe Boll nos coja confesados!), durante los años ochenta hubo una serie de películas que no adaptaban el argumento de un juego, sino que giraban en torno a los juegos en sí mismos. Tron (1982) podría ser el exponente más claro (y uno de los más tempranos) de este sub-género. Juego Secreto (Cloak & Dagger, 1984) no es tan popular o conocida, pero es igualmente entretenida, aparte de estar más centrada en la realidad: los videojuegos son una parte de la trama, pero no el eje de la misma. Se trata de una de las muchas cintas de aventuras de los 80 protagonizadas por niños, en las cuales (y a diferencia de las edulcoradas cintas infantiles de hoy) se enfrentan a peligros de naturaleza desde peligrosa a mortal.

Spooky’s JumpScare Mansion, una monada de susto

Halloween se acerca, por lo que no podemos dejar pasar la ocasión de recomendaros un título de terror que, además de diferente, es gratuíto: Spooky’s JumpScare Mansion (NOTA: el juego era anteriormente conocido como Spooky’s House of Jumpscares hasta que una empresa alemana forzó legalmente un cambio de nombre). Si bien el género está trufado de exponentes de impecable factura técnica y desagradable realismo, lo que a mucha gente le costará admitir es que los verdaderos sustos, los más grandes, son provocados por las cosas más inofensivas o inesperadas. Este juego demuestra que todo, cualquier cosa, puede pegarnos un buen susto, por inocente o mono que sea.

Rescatando Doom 3 de las garras del infierno: Sikkmod y Wulfen textures

La gente suele asociar el nombre de Doom con la acción desenfrenada y las armas de calibre grueso, y el último rebooth ha tomado ese camino con mucha fortuna, añadiendole un toque de Brutal Doom y una pizca de Metroid. El problema es que, si bien la tercera parte de la franquicia fué muy bien recibida por la afición en su momento, ahora es muy denostada por haber tomado en su día un giro hacia el horror. Sin embargo, aparte de ser punta de lanza gráfica en su lanzamiendo, el reimagning del infierno marciano que trajo consigo lograba una experiencia adrenalítica y asfixiante que aún hoy merece mucho la pena.