ARTÍCULOS

Top 5: Celebrando el 4 de julio con fuegos artificiales… ¡en los videojuegos!

Mirando al cielo con la boca abierta

mario fireworks

Ayer fue 4 de julio, el día en que los habitantes de los Estados Unidos de América sacan pecho y celebran su Día de la Independencia. Si hay algo que caracteriza a la celebración estadounidense son los impresionantes espectáculos de fuegos artificiales que despliegan. Cierto es que esta festividad poco o nada tiene que ver con nosotros, aquí al otro lado del Atlántico. Cierto es igualmente que llegamos un día tarde a la fiesta, pero lo que está claro es que aquí a todos nos gustan los fuegos artificiales (o, como dicen en ciertas zonas más… exóticas de La Mancha, la “pólvora”, con los “cobetes”). Así que no os preocupéis si no vivís en los EEUU y os lo habéis perdido, porque gracias a los videojuegos podemos montarnos la fiesta comodamente en nuestras casas, con nuestro top 5 fuegos artificiales en los videojuegos!:

FantaVision (Sony Computer Enterntainment Japan, 2000, PS2)

Desarrollado como juego de lanzamiento para la 128 bits de Sony a partir de una demo técnica, y con la intención de mostrar las capacidades de la consola para manejar efectos de partículas, FantaVision era un simpático juego de puzzles en el que teníamos que encadenar fuegos artificiales del mismo color para luego hacerlos estallar en cadenas y combos de preciosistas explosiones. La versión PAL cuenta con un modo a dos jugadores, para que dos amigos generen el caos en el cielo y den todo un espectáculo a dobles.

Boom Boom Rocket (Bizarre Creations, 2007, Xbox 360)

Una especie de mezcla entre el juego anterior y Dance Dance Revolution, el simpático juego de la extinta Bizarre Creations es un juego de ritmo en el que tenemos que intentar hacer estallar los fuegos artificiales pulsando la dirección y el botón de color del mando adecuados cuando crucen la línea siguiendo el compás de la música. El juego se añadió a la lista de títulos retrocompatibles con Xbox One en julio de 2016, así que podéis adquirirlo en la store digital y disfrutar de los colorines.

Final Fantasy XIII (SquareEnix, 2010, PS3, Xbox 360, PC)

Aunque el juego de rol sobre Lighning y compañía fuese un desastre en muchos aspectos, tenía sus momentos majetes. Uno de ellos, donde nos muestra su cara más adorable, nos envía a un flashback en medio de un espectáculo de fuegos artificiales. ¿La razón por la que lo incluímos? Porque incluye muchas de las cosas que son inseparables de este tipo de eventos: la gente mirando al cielo, embobada, señalando y admirando las explosiones con la boca abierta de par en par, exclamando los típicos “¡Ooooooh!” y “¡Aaaaaaah!”, además del ambiente festivo y relajado cuya magia hace que los novietes se pongan acarameladitos.

Gran Turismo 5 (Polyphony Digital, 2010, PS3)

Si Final Fantasy XIII nos muestra la vertiente más social de unos fuegos artificiales, Gran Turismo 5 os opfrece el otro formato de este tipo de evento, uno más íntimo, y muy nuestro además: en muchos pueblos manchegos se celebra la inauguración de las fiestas locales con espectáculos de fuegos artificiales (la consabida “pólvora de la feria”). Por motivos de seguridad, esto suele llevarse a cabo en algún terreno en las afueras apartado del pueblo, por lo que la gente se desplaza a los alrededores del área con sus coches, observando la exhibición desde un camino de tierra en mitad del aire fresco del campo.
En uno de los circuitos del juego, situado en mitad del monte, Polyphony implementó un ciclo día noche, llegada la cual se empezaban a lanzar fuegos artificiales, los cuales, aunque sean meramente un elemento decorativo del trazado, están tan bien resueltos que invitan a parar el coche para disfrutarlos.

Super Mario Bros (Nintendo, 1985, NES)

Por supuesto, teníamos que cerrar la lista con el espectáculo de pirotecnia más famoso de la historia de los videojuegos: En la aventura del Mario, si al bajar la bandera del castillo el último dígito del contador de tiempo coincidía con las cifras 1, 3 o 6, obtendríamos un número equivalente de fuegos artificiales. Cada uno de ellos nos proporcionaba 500 puntos. Lo complicado era tratar de ajustar el salto para llegar a lo más alto del mástil al mismo tiempo que el contador llegaba a un 6, a fín de obtener los deseados 8000 puntos de la bandera, además de los puntos extra de las explosiones (que, aunque no sirviesen de mucho, daban una enorme sensación de satisfacción). Los fuegos artificiales fueron tan bien recibidos por los jugadores que se han convertido en habituales de la serie Super Mario, empezando o terminando con una exhibición pirotécnica.
Además, este juego es el ejemplo más adecuado de esta lista, al ser estos fuegos artificiales el símbolo de la celebración de los habitantes de ese nivel al recuperar su independencia luchando contra Bowser.

¿Echáis de menos los fuegos artificiales de vustros juegos favoritos en nuestra lista? ¡No dudéis en contárnoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.