ARTÍCULOS RETRO

Una Navidad Sega

Llegan las fiestas navideñas, y con ellas, la excusa perfecta para hacer cosas como inflarse a comer polvorones, ver La Jungla de Cristal (¿qué? es la peli navideña por excelencia, ¡si hasta tiene cascabelitos de renos en la banda sonora!), o jugar a juegos con temática invernal. Muchos juegos, especialemnte aquellos que se juegan online, […]

Llegan las fiestas navideñas, y con ellas, la excusa perfecta para hacer cosas como inflarse a comer polvorones, ver La Jungla de Cristal (¿qué? es la peli navideña por excelencia, ¡si hasta tiene cascabelitos de renos en la banda sonora!), o jugar a juegos con temática invernal.
Muchos juegos, especialemnte aquellos que se juegan online, están ofreciendo hoy packs temáticos con gorritos o trajes de Papá Noel para los personajes, pero desde aquí queremos citar dos ocasiones en las que Sega se dejó imbuir por el espíritu de las pascuas: con los juegos Shenmue y Christmas Nights Into Dreams.

Al ser Shenmue un juego que sucede en invierno y tener un reloj interno con el cual los días van transcurriendo a lo largo del calendario del mismo, es cuestión de tiempo que lleguemos a las fechas estivales. Toda la calle Dobuita y sus tiendas se transforman, añadiendo decoración navideña, espumillones… y todas las amigas de Ryo saldrán a la calle vestidas con kimonos para celebrar la ocasión mientras pasean bajo la nieve.
La sintonía del Tomato Convenience Store cambia a una variante más festiva; es más, a la larga de toda la avenida comercial se pueden escuchar una serie de villancicos, como Jingle Bells, Noche de paz, o incluso versiones navideñas de los temas del juego:

Paseando por las calles, hasta podremos encontrarnos nada menos que con un auténtico e hilarante Santa Claus de pega que se dedica a publicitar los bares de la zona, y que se lamenta de que Ryo no pueda beber porque es menor de edad. Merry Christmas! Ho Ho Ho!:

Sin embargo, el juego con el que Sega se puso realmente navideña, hasta un punto tal que parecería que Santa Claus estaba holgazaneando en comparación, es Christmas Nights Into Dreams: una demo promocional que se ofreció de forma totalmente gratuíta con la revista oficial de Sega Saturn en varios países, y que tiene entre los fans la consideración de juego completo. De hecho, está incluído con todas las versiones posteriores de Nights en recopilatorios Sega Ages que se han lanzado después.

El juego, que ofrecía niveles y modos de juego totalmente nuevos, cambiaba por completo el aspecto del original: todos los personajes van vestidos con atuendos similares a los de Santa Claus, y con ellos volábamos a través de aros de espumillones o adornos navideños, cuando no directamente coronas de enebro con lacitos rojos, soltando chispitas a través de un entorno nevado en el que toda la vegetación son árboles de navidad, escuchando villancicos mientras surcamos los cielos cruzandonos con el trineo de Papá Noel tras cada vuelta a nuestro circuito (que comienza y termina sobre una enorme tarta de colorines).
Al terminar, en vez de “bonuses”, se nos premiaba con “regalos” que había que abrir para desbloquear más contenido.

Cualquier descripción que se pueda dar se queda corta, es mejor que lo veais en movimiento:

Si bien hay muchos otros juegos con temáticas navideñas, dificilmente llegarán a las cotas de ambiente de felicidad, de super happiness extrema, de llorar arcoiris por los ojos, del juego de Sega. Y es que cuando la compañía del erizo azul se ponía festiva, nada se les podía comparar.

¡Desde Gamuza os deseamos unas felices fiestas!

Autor: Lázaro

Deja un comentario