Visitando un Sega Arcade

Bueno… El caso es que hoy en tierras niponas he decidido tomarme un descanso de tanto trabajo como de costumbre. ¿Qué puedo hacer…? ¿Qué puedo hacer…? Pues ¡oye! Me voy al Sega Arcade y de paso les enseño a los gamuzinos un poco como va el “pampanéo”. Os pongo en situación, nos cogemos el tren desde Izumi (Iwaki) a Nakoso, 200 yens bien pagados so: Here we go!

El Sega Arcade está bastante cerca de la estación por lo que apenas hay que andar, así que al poco empiezas a vismular un cartel que hubiera hecho las delicias de todo poseedor de una Megadrive en los 90.

¡Ouh Yeah! Cartel con minibiografía de Sonic debajo, lo único… Eso, Sonic… A Knuckles que le den, o a Tails, y vamos, de Alex Kidd ni rastro (y me cae a mí majo el pseudo Curro Jimenez de 8bits).
Bueno, Sega World, ouh yeah, vamos para adentro.

Espera… ¿¡Qué es lo que quiere hacer Sonic con esa chica!? Parece ser que desde Sonic 06 eso del royo inter-species no se le ha pasado…

Y sí, la planta de abajo básicamente eso. Máquinas y máquinas de agarrar peluchicos hasta donde alcanza la vista. Si jugáis en el Yakuza al menos evitaréis malgastar dinero de verdad. ¡Qué sé yo, será que no soy muy de ferias!

¡Esto sí que mola! ¡Maquinas para intentar hacerse con un chorizo o un queso! ¡Ahí están los regalos buenos! Si es que Gamuza con sus latas de berberechos asentó un precedente.
Bueno, a ver qué más vemos.

Mesas de Air Hockey y también había dardos de toda la vida, ya les pones un futbolín y se vienen arriba. ¡Vamos a las recreativas!

¡Ouh Yeah! Arcade de Initial D. “He is going to fast!” Lástima que no hubiese Drift Souls (Para los que no comprendáis, os dejo este enlace al video de Drift Souls para que os echéis unas risas).

También estaba, cómo no, Tekken 7, uno delos juegos que más lo han petado en las recreativas japonesas.

A ver. También tenemos una nueva versión de Mario Kart GP de Namco, este la verdad molaba bastante.

Bueno, el caso es que sigo y me encuentro con esto:

¡No tengo ni idea de cómo funciona! Pero básicamente proclamaba ser un simulador… ¿¡De lavadora!?
Bueno… Hay gente pa’ to’ al menos también he podido ver la versión Arcade de Luigi’s Mansion, también bastante guay.

Seguimos, había una especie de Piano Hero bastante sencillito que la verdad era bastante adictivo.

Dicho esto vamos para el piso de arriba.

Pachinkos hasta donde alcanza la vista.¡No sabéis cuanto están viciados los japoneses a esta mierda!
A ver qué más tenemos…

Una especie de máquinas que se juegan con cartas a modo interactivo…

Y señores apostando en carreras de caballos de mentira. Porque ya puesto a palmar pasta en una tontería cuanto más absurdo mejor. Ay que agobio, voy para abajo…

Máquinas de hacerse fotos kawaiis o el sustituto de los baños de Atocha en Japón.

¡Anda mira! Cosas de One Piece. No tengo ni idea de quien es nadie pero seguro que mis alumnos matarían por estas chorradas.
Bueno creo que mi visita ha dado más que suficiente, voy a ver si me voy a otros quehaceres y meditaciones, no sin antes pararme a pensar en todos estos charmander presos que ansían la libertad…

¿Y vosotros Gamuzinos? ¿Qué es lo que más os gustaría probar del Sega Arcade? Ese queso no se va a ganar sólo…

Etiquetas: , ,

Acerca del Autor

3 Comments

  1. Lazaro 02/08/2017 at 10:19 am #
    Una cosa que me llama muchísimo la atención de estos sitios es que, con lo modositos y silenciosos que son los japoneses, en estos locales el nivel de ruido por las diferentes máquinas es bastante alto.
  2. Rafa 02/08/2017 at 10:32 am #
    Buf qué envidia sensei! Cuando vaya a Japón me voy a recorrer arcades a saco, y probar todo lo que pueda. Pachinko wait for me!

Hacer un comentario