ARTÍCULOS RETRO

20 años de Final Fantasy Tactics

Hace apenas tres días se cumplían 20 años del lanzamiento en Japón de Final Fantasy Tactics, el juego de rol y estrategia lanzado para PlayStation el 20 de Junio de 1997. Fueron muchas las joyas de Squaresoft para la gris de Sony que, por alguna razón y a pesar de haber pisado territorio norteamericano, no […]

Hace apenas tres días se cumplían 20 años del lanzamiento en Japón de Final Fantasy Tactics, el juego de rol y estrategia lanzado para PlayStation el 20 de Junio de 1997. Fueron muchas las joyas de Squaresoft para la gris de Sony que, por alguna razón y a pesar de haber pisado territorio norteamericano, no llegaron a nuestras tierras, convirtiendose así en juegos de culto: Xenogears, Chrono Cross… Lamentablemente FF Tactics no fue una excepción, un error histórico que se subsanó con la llegada de “FF Tactics: War of the Lions”, el remaster para PSP que, esta vez sí, se distribuyó en Europa. ¡Veamos en qué consistía este spinoff de la saga poblada por chocobos e invocaciones!

La historia: Juego de Tronos a la japonesa

El juego transcurre en el mundo de Ivalice, el mismo en el que se desarrollan Vagrant Story y Final Fantasy XII. No en vano todos estos títulos son creación de Yasumi Matsuno, quien gusta de crear aventuras enmarcadas en un universo con su propio trasfondo histórico. La historia del juego proporciona un contexto especialmente rico e interesante a las batallas que son la base jugable: El rey ha muerto, y el heredero tiene apenas dos años, por lo que el hermano de la reina se perfila como regente. Sin embargo, se escoge finalmente al primo más joven del rey, dando pie así a un conflicto de intereses y un enfrentamiento abierto en el reino. Las tramas de acción, intriga, política y guerra son los ejes principales de la historia del título, todo ello aderezado con los oportunos giros en la narrativa sustentados en traiciones, asesinatos y demás.

Una de las razones por las que el título llamó la atención en su día fue que el argumento era rico, denso y lleno de matices, alejándose de la naturaleza maniquea de bien vs mal, chico-adolescente-salva-el-mundo de la mayoría de JRPGs de la época. Por desgracia, la traducción original al inglés contaba con una calidad similar a la de Final Fantasy VII, y aunque eso se corrigió en una nueva traducción revisada para el relanzamiento de PSP, al llegar a Europa se quedó en inglés, lo cual puede ser un escollo para los gamuzinos menos duchos con los idiomas a la hora de comprender perfectamente los recovecos de la trama (aunque sin llegar nunca a las complicaciones del léxico de inglés Shakespeariano que se gastaba la traducción de Vagrant Story).

El sistema jugable, ¡toca pensar!

Como en otros títulos de estrategia por turnos para consolas, las batallas se libran al estilo Heroclix en una cuadrícula a través de la cual se mueven las unidades, y las acciones sólo se pueden realizar dentro de cierto rango de alcance. Los Obstáculos, tipos de terreno, y las diferencias de elevación crean más elementos estratégicos. Cada unidad cuenta con un movimiento y una acción por turno, y el orden de los turnos se determina por un sistema pseudo “Tiempo-Activo”, con la barra de “Carga de Tiempo” de una unidad llenándose y decidiendo cuándo pueden actuar. Los hechizos también tienen tiempos de carga y, una vez seleccionados, se lanzan cuando su tiempo de carga llega a 100.

Las posibilidades de éxito son mejores cuando se ataca a un oponente por la espalda en contraste a un ataque frontal. A los personajes en el juego se les asignan unos símbolos del zodiaco, y los pares opuestos de signo y género son especialmente efectivos los unos contra los otros (por ejemplo, un chico piscis contra una chica virgo pueden inflingirse daño masivo el uno al otro).
A esto se suma el sistema de trabajos. De forma similar a otros títulos de la saga principal (como FFIII o V), además de puntos de experiencia para cada personaje, se ganan JP (Job Points). Conforme algunos personajes ganan experiencia en ciertos oficios, ganan acceso a otros más avanzados y especializados. Una vez aprendidos, se pueden usar destrezas y comandos exclusivos de ese oficio incluso después de que es personaje cambie de oficio, aunque se le aplica una penalización. El equipo del jugador también puede reclutar a otros personajes (¡Cloud hace un cameo!) y criaturas como monstruos (¡y chocobos!), que también suben de nivel, pero no ganan trabajos o destrezas.

El legado: títulos paralelos y remasters

A pesar de la buena acogida del título, no sería hasta 2003 que Square Enix se animaría a lanzar el simpático “Final Fantasy Tactics Advance”, un título para Game Boy Advance que no es ni un remake ni secuela directa del original, sino que se trata de una historia propia. Contaba con un divertido sistema, “la Ley”, que consistía en que un juez, que no se posicionaba a favor de ninguno de los dos bandos, hacía acto de presencia en el escenario, estableciendo antes de cada batalla una serie de normas o restricciones. Si infringimos alguna de estas normas, se nos saca una suerte de tarjeta amarilla, y si cometemos más de dos sanciones, se envía a nuestro personaje a la cárcel.
Esta especie de saga paralela sí que contaría con una secuela en Nintendo DS, titulada “Final Fantasy Tactics A2: Grimoire of the Rift”, en la que se relajaba algo el sistema de penalizaciones, negándonos ciertos beneficios, como el revivir aliados, si cometíamos sanciones.

El título original contaría con un remaster para PSP. “Final Fantasy Tactics: War of the Lions” coge el juego original, corrige glitches, fallos jugables y errores de traducción y terminología del original, y lo remoza con un (ligero) lavado de cara y con la inclusión de secuencias animadas al estilo Cell Shading para desgranar la historia. La banda sonora se retoma del juego original, lo que es todo un acierto. Las composiciones creadas para el juego de PSOne son, quizás, algunas de las mejores producidas por la casa, de manera que recuperarlas era la mejor de las opciones posibles. Si vais a darle una portunidad al original, esta es la mejor opción.

Por el momento, no parece que Square Enix tenga intención de lanzar un nuevo título de esta serie spin off de RPGs tácticos, pero si buscáis un juego de estrategia complejo, completo, y que ofrezca un buen desafío, no deberíais dejar pasar la oportunidad de probar alguno de sus títulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.