ANÁLISIS

Análisis: Gal Metal

No sueltes las baquetas, que vienen los alienígenas…

No hemos soltado las baquetas de Taiko y ya nos hemos metido en otro berenjenal tamborilero, esta vez con Gal Metal para Switch. Decidimos analizar este juego principalmente porque, sinceramente, entró por los ojos por su simpático diseño de personajes, y por la promesa de convertirnos en el mejor batería en una banda colegial de metal. ¿Qué nos deparará el juego? ¡Vamos allá!

Gal Metal es, en esencia, un juego de ritmo musical donde podremos tocar una batería. Sin embargo, la experiencia es totalmente opuesta a otros juegos que basan el ritmo en base a la música y a diveras guías visuales, como lo hacen DanceDanceRevolution, Taiko, o incluso Osu!. Mientras en estos juegos hay que ceñirse a los ritmos que marcan, en Gal Metal tenemos total libertad para aprender diversos patrones de batería, nombrados en honor a canciones famosas o grupos de metal, como Puppets o Judas. Para jugar, son compatibles diversos modos de control que pueden ajustarse a nuestras necesidades: movimiento por JoyCon, botones de los mandos o incluso con la pantalla táctil. Si bien lo que te venden es que puedas menear los JoyCon para emular a tu héroe Jay Weinberg, a la larga no parece demasiado preciso ni efectivo y según pasa el tiempo resulta más apetecible jugar con los botones o la pantalla táctil.

La premisa del juego es desternillante. Se presenta a modo de manga, con viñetas coloreadas y semianimadas que representan expresiones exageradas, y, perdón por la reiteración, exageradamente cuquis. Al parecer, unos alienígenas del espacio exterior estuvieron expuestos a música del planeta Tierra, esto destrozó sus sistemas y vienen con sed de venganza. Para ello, deciden secuestrar a un chicuelo joven e introducir su mente en el de una chica batería de una banda de metal de instituto. Muy efectivo para combatir que se propague, ¿eh? Sin embargo, la conciencia de la chica aún permanece latente en su cuerpo, por lo que no dudará en echarle un cable al chico para aprender a tocar la batería sin que sus colegas de la banda se den cuenta de que la han abducido. Y de paso, darle una paliza rockera a los aliens. Brillante.

El juego está estructurado de la siguiente forma: primero nos introducen una secuencia animada con parte de la historia, después pasamos a un chat donde las compañeras del grupo se lo pasan pipa de palique en medio de la clase, y ya comenzamos a «jugar» en sí. Nos sitúan en un mapa del barrio de la ciudad donde podemos mejorar nuestras estadísticas musicales según dónde queramos ir y con quién queramos pasar el tiempo. Pero claro, como banda que son, en algún momento tendrás que reunirte para ensayar y aprender patrones de batería antes del conciertazo-combate contra los aliens. Hay que recalcar lo de aprender patrones porque el juego te deja a tu libre albedrío. Tienes que dejar volar tu creatividad en cada canción, concateando patrones por cada sección de la canción, y esto irá acumulando puntos. Con cada combo y patrón correcto registrado, sumarás un puñado de puntos, y en cada concierto será necesaria una puntuación mínima para ganar. Es aquí donde el juego presenta una de sus debilidades, y es que solo tiene 13 conciertos en el modo historia. Si bien hay una sección Free Play donde podremos volver a tocar las canciones anteriores para practicar, la poca variedad podría resultarle molesta a quien pueda estar acostumbrado a ingentes cantidades de canciones en otros juegos de ritmo.

En definitiva, el juego no va a enseñarte a tocar la batería, pero sí es una experiencia totalmente distinta a cualquier otra que hayamos jugado con anterioridad. El juego sabe guiarte muy bien y consigue que tu prioridad principal sea divertirte, sin preocuparte de los errores que cometas por el camino. En su lugar, te enseña con paciencia y esmero, añadiendo además el aliciente de conocer las personalidades de tus colegas de banda. Y si te gusta esta movida, siempre tienes DLC con el que añadir más personajes y canciones al juego principal.


  • Versión analizada: Gal Metal (Switch)
  • Desarrollador: DMM Games
  • Editor: Marvelous Europe / PQube
  • Fecha de lanzamiento: 02/11/2018
  • Presencia de GamuPress: Álex Smiley, Tamara

Copia de evaluación proporcionada por el editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.