ANALISIS ARTÍCULOS

Blu-ray review: Ready Player One

Navengando por mundos VR en la comodidad del hogar

carátula ready player one

Cuando fuimos a las salas de cine a disfrutar del espectáculo repleto de referencias a la cultura pop de las décadas de los 80 y 90 que es Ready Player One, nos levantamos de la butaca poco menos que entusiasmados, y contando los días hasta que se produjese el lanzamiento de la película en formato doméstico para poder llevarla a nuestras casas y disfrutar de ella una y otra vez. Ahora que ya le hemos echado el guante en formato Blu-ray, es la hora de detallar sus contenidos y la calidad de los mismos. Esta review se centrará en los aspectos técnicos de la edición estándar. Para un análisis de la trama y las cualidades de la película como tal os remitimos al análisis que hicimos de la misma, ya que nuestra opinión sobre la cinta no ha cambiado ni un ápice.

Empezando por las partes positivas, pocas pegas se le pueden poner a la parte visual. La calidad de la imagen está fuera de toda duda: todo se ve prístino, definido, impoluto. El rango de colores es muy bueno y no aparecen artefactos de compresión ni color banding, ni siquiera en las escenas donde hay más movimiento (y dada la gran cantidad de las mismas en la película esto es de agradecer).

blu-ray ready player one 003

Tambien es digna de mención la enorme cantidad de contenido extra que atesora el disco. A pesar de que mi escepticismo se disparase al ver que la edición solo venía compuesta de un disco, éste contiene más de 90 minutos de documentales muy, muy completos que cubren de manera magistral todos los apartados de creación de la película: desde entrevistas con Ernest Cline sobre la creación de su libro hasta el proceso de elaboración de la banda sonora de Alan Silvestri, pasando por un extensísimo documental sobre todo el proceso de rodaje, reportajes sobre la elaboración de los efectos de sonido… Todo ello está presentado en alta definición, y junto con la obligada pista de comentarios hará las delicias de los fans de la película, mostrándonos las innovaciones en el uso de la realidad virtual por parte del propio Spielberg y el reparto para visitar y editar versiones virtuales de los escenarios 3D de la cinta.

Los reportajes están muy bien resueltos, grabados con gran solvencia técnica (a veces la transición entre las imágenes del equipo en el set cuenta casi con la misma calidad que las escenas de la película que se nos muestran justo después) y proporcionan una completa mirada detrás de las cámaras. Y eso es muy encomiable en una época en la que otras ediciones domésticas como, por ejemplo, la de Rogue One, apenas sí traen unos escuetos videos promocionales más para abrir boca que para desvelar secretos del rodaje.

extras ready player one

Sin embargo, existen también aspectos negativos, y como ya ocurriera con la edición doméstica de Tomb Raider y otros lanzamientos del sello Warner, se hace muy evidente que a la editora le importa un pimiento el mercado español. Ya de entrada los menús están exclusivamente en inglés, algo que no hará gracia a algunos usuarios, además de no contar con ningún tipo de animación, limitándose a ser una imágen estática con un corto loop de la banda sonora. A criticar también la imagen elegida para la portada, que podría considerarse que contiene spoilers (¡no la miréis demasiado si no habéis visto aún la película!). No deja de ser una lástima, habiéndose realizado tantos pósters retro para esta película (como la preciosa imitación del cartel de Blade Runner que encabeza este artículo).

Pero es a la hora de comprobar las opciones de audio que nos llevamos el mayor chasco: Mientras que la versión original en inglés se nos presenta de manera excelente, tanto en calidad DTS-HD Master como en Dolby Atmos, el sonido castellano es una pista 5.1 comprimida a un bitrate muy bajo, que si bien da un buen sonido posicional, hace que los diálogos se oigan con algo de ruido, y al compararlos con la versión original se hace muy evidente que en español suenan un tanto bajos, quedando en algunas escenas tapados por los efectos de sonido.
Esto a pesar de que el disco sólo emplea 43 de los 50 gigas disponibles, quedando suficiente espacio, y además es un problema que persiste en la versión ultra HD de la película, por lo que resulta incomprensible que no se haya incluído una pista en castellano con una calidad mayor, salvo que por pura dejadez se haya empleado directamente la pista de la versión digital para streaming.

carrera ready player one

Para la descarga de dicha versión digital se incluye un código, el cual, además de tener fecha de caducidad, solo se puede emplear a través de la plataforma Flixter video, lo que es un problema en sí mismo por las razones que pasamos a detallar.
De entrada, la versión de esta plataforma para ver el archivo en streaming en navegadores web funciona con Adobe Flash, una tecnología que tiene los días contados en la red y que de hecho no es soportada en dispositivos Apple. Que una distribuidora tan empeñada en pasar del formato físico al digital no haga ya uso en su plataforma de opciones como el HTML5, más modernas y mejor soportadas por los navegadores es, cuando menos, contraproducente. Que con una conexión por fibra óptica de alta velocidad la reproducción en streaming sea lenta y llena de tirones, bajando a menudo a la calidad más baja de imagen, es aún más cuestionable.

Haciendo uso de la utilidad de Flixter se puede descargar previamente el archivo al disco duro, pero este programa no ofrece opcion alguna, forzando su instalación y la descarga de películas a la unidad C, lo cual puede suponer un problema para los usuarios de discos SSD.
Además, con apenas 6.22 GB de peso la calidad de esta versión digital palidece en comparación con de la versión física, y aunque el añadido de este cupón digital es bienvenido, no es en absoluto un sustituto al visionado del disco físico en un buen reproductor.

A pesar de estos inconvenientes, solo por la gran cantidad de contenido adicional este es un Blu-ray que no debería faltar en la estantería de todo aficionado a los videojuegos que se precie. Ready Player One sigue siendo una película estupenda, y sin lugar a dudas los aficionados disfrutarán como enanos con ella y su incuestionable calidad de imagen (particularmente con el espectacular sonido de las pistas en versión original).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.