ARTÍCULOS

Celebramos el día de la lengua inglesa con English of the Dead

“To be or not to be… Not to be!”

Hoy, 23 de Abril, no solo es el día mundial del libro, también, y por el mismo motivo (el aniversario del nacimiento de William Shakespeare) es el Día de la Lengua Inglesa en las Naciones Unidas. Es uno de los seis días dedicados a uno de los idiomas oficiales de la ONU (los cuales son inglés, chino, español, francés, árabe y ruso), que se celebran con el objetivo de aumentar la conciencia y el respeto por la historia, la cultura y los logros de cada una de las seis lenguas de trabajo en la comunidad de las Naciones Unidas. 
La lengua del bardo inmortal es uno de los puentes que nos unen en el vasto paraje virtual de Internet, y existen varios juegos creados con el objetivo de hacer de su aprendizaje algo más ameno y divertido. Sin embargo, en lugar de optar por opciones evidentes de profesores virtuales, vamos a hablar de English of the Dead, el spin-off educativo más bizarro y peregrino que nos podamos echar a la cara si nuestra intención es estudiar el idioma.

Desarrollado por Now Production y lanzado en 2008 en Japón y en exclusiva para Nintendo DS, English of the Dead (イングリッシュオブザデッド) es una recreación en formato portátil de The House of the Dead 2, el shooter on rails de SEGA. Poniendonos en la piel del agente James Taylor, tenemos que acabar con los zombies que pululan por las calles de Venecia. ¿Cómo lo haremos? Traduciendo palabras al inglés para matarlos. Al escribir con el Stylus la palabra correcta, el zombie muere gritándola. Si suena absurdo es porque lo es. Como no hay forma sencilla de explicar en qué consiste este ejercicio de demencia jugable, es más sencillo que veáis este video del gameplay para comprenderlo:

Conforme los muertos vivientes se acercan hacia nosotros en una vista en primera persona, sobre ellos se nos muestra una palabra (en japonés) con su equivalente en inglés, a fín de que la escribamos en la pantalla táctil lo más rápido posible y, supuestamente, enriquezcamos nuestro vocabulario anglosajón. Como esto pudiera parecer muy sencillo, poco a poco se van añadiendo variantes a esta fórmula: Pronto se empiezan a eliminar letras de la “pista” en inglés, o se nos pide que escribamos un sinónimo de la misma.

Durante las batallas contra los jefes finales, se nos formula una pregunta, y tenemos que escoger la respuesta correcta; por ejemplo, se nos da una frase y tenemos que seleccionar una que tenga el mismo sentido o significado.
Por cómo está planteado el sistema de juego, aún cuando no sepamos japonés, podremos jugar al grueso del mismo. Que esto nos sirva para más para mejorar nuestra velocidad escribiendo en la pantalla táctil de la DS que para aprender inglés es algo que dejamos a la opinión del jugador.

Lo que sí podría haberse cuidado un poco más es la fidelidad con el original. Entendemos que visualmente, por ser la portátil de Nintendo más cercana en terminos de despliegue visual a una N64 que a una Dreamcast, no queda más remedio que hacer compromisos en la representación de los escenarios, que aún así resultan perfectamente reconocibles, pero no se comprende que no se hayan trasladado también las diferentes rutas que caracterizan al shooter original, lo que podría haberle dado rejugabilidad. Lo que sí es totalmente inexcusable es que la música no se corresponda con la icónica banda sonora de Tetsuya Kawauchi, siendo sustituida por una de corte similar pero sin esa chispa de genialidad, algo a todas luces incomprensible porque en otro spinoff de la saga desarrollado para Game Boy Advance se recrearon las melodías originales.

En resumen, el intento más extraño imaginable de convertir el aprendizaje del inglés al formato del ocio electrónico. Si sois fans de la saga The House of the Dead, o si os gustan los juegos rematadamente raros, tal vez queráis darle una oportunidad a este título donde saber inglés es, literalmente, una cuestión de vida o muerte.

  1. Ostia, qué idea más curiosa… Y aunque en algunos aspectos no sea como el original, sí que es muy similar a pesar del cambio base en los controles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.