ARTÍCULOS

Conociendo las máquinas de asedio de Age of Empires II en la vida real

“Acepta mi diplomacia, no me obligues a sacar el lanzapiedras”

Uno de los mejores juegos de estrategia de todos los tiempos es Age of Empires II. Además de inspirar a los jugadores a interesarse por la historia, el fantástico título de Ensemble Studios recrea de manera muy acertada las dinámicas del medievo. A la parte de expansión y construcción de nuestras sociedades le sigue la diplomacia para con nuestros vecinos, y si la vía diplomática falla, es la hora de la guerra. Las ciudades de la época estaban protegidas por murallas, así como las fortalezas que se convertían en el último bastión de defensa, por lo que, de tener suficientes víveres y agua, un asedio podía ser un proceso muy lento y costoso para el atacante.

Es ahí donde entran en juego las máquinas de asedio: ingenios diseñados para derribar las defensas del enemigo y acortar el tiempo de duración del cerco, o forzar una rendición lo más rápido posible. La mayoría de piezas de artillería de antes del descubrimiento de la pólvora se basaban en tres tecnologías o principios básicos para obtener su potencia: torsión, tensión y contrapeso. Estos artilugios están muy bien representados en el título, en forma de unidades que replican tanto su función como su aspecto de forma bastante fiel.

Puede ser dificil visualizar las dimensiones e impacto de estos artefactos. Por suerte una de las ventajas de ser manchego es vivir en una zona plagada de innumerables parajes, castillos, parques arqueológicos y edificios de gran relevancia histórica. En uno de estos lugares, el conquense castillo de Belmonte, se ha inaugurado recientemente Trebuchet Park, añadiendo a la visita habitual de la fortaleza una exposición permanente de recreaciones funcionales y a escala real de unas 40 máquinas de asedio, que nos permiten conocer de primera mano y en la vida real estos artilugios con los que tanto hemos jugueteado en el juego. Estuvimos allí y os mostramos algunos de ellos:

Ballesta de lomo

ballesta de lomo

¿Recordáis los escorpiones de AoE II? Provenían de un diseño de la época romana y, a diferencia de esta máquina aquellos funcionaban por un mecanismo de torsión, pero esta ballesta de grandes dimensiones cumple la misma función. Mediante un sistema de tornos se tensa la cuerda, se colocan los proyectiles, y al soltar el mecanismo la tensión se libera, saliendo disparados a gran velocidad y distancia. Esta máquina está concebida para su uso exclusivo en asedios, ya que al ir montada sobre un trípode es muy difícil emplearla sobre objetivos móviles.

Ariete cubierto

ariete cubierto

En su forma más básica, un ariete es simplemente un tronco de grandes dimensiones suspendido de cuerdas y un marco, con el cual varios hombre podían hacerlo oscilar adelante y atrás para arremeter contra las puertas o muros de una fortificación. Sin embargo, las personas al otro lado de los muros no solían quedarse de brazos cruzados, disparando flechas y arrojando piedras de grandes dimensiones a los atacantes. Los arietes cubiertos como éste y como los que aparecen en el juego emplean un tejadillo a dos aguas para protejer a los hombres que lo manipulan. La pendiente pronunciada de la cubierta sirve para soportar y desviar el impacto de los objetos arrojados desde arriba. Dado el tiempo suficiente y con un buen refuerzo en el extremo del ariete, cualquier muro acabaría siendo derribado.

Espringal de torsión

espringal taccola

Si bien la máquina de torsión más célebre de Age of Empires II, el onagro, no cuenta con representación en la exposición (aún), hay muchas otras máquinas que hacen uso del mismo principio para arrojar proyectiles, como este espringal: Configurado en forma de cubo, el aparato contaba con dos pares de cuerdas, que solían estar elaborados de tendón de animal o cualquier otro material elástico. Al girarlos y retorcerlos mediante el mecanismo, se acumulaba la energía elástica de las cuerdas, que al ser liberada de golpe propulsaba un proyectil en forma de lanza que podía hacer una brocheta de hasta cuatro o cinco enemigos.

Lanzapiedras o Trebuchet

Trebuchet 002

Si hay una máquina de asedio icónica de AoE II, esa es el lanzapiedras, también conocido como trebuchet (su nombre oficial en la expansión The African Kingdoms), fundíbulo o trabuco de contrapeso. Su funcionamiento se basa en la energía potencial de la carga acumulada en el cajón de contrapeso (el cual es más apreciable en la imágen que encabeza este artículo, que es esta misma máquina, pero colocada en una posición ligeramente diferente en una exposición anterior). Este cajón se llenaba de piedras, metal, o incluso plomo, y mediante los tornos se bajaba con cuerdas el brazo. Se cargaba el proyectil en el receptáculo, y al liberar el contrapeso, este accionaba violentamente el brazo, lo que unido al efecto látigo de la cuerda unida en forma de honda en el extremo (de nuevo, más apreciable en la foto del encabezado) era capaz de lanzar los pesados proyectiles de piedra (de una media de 100 kilos) a varios cientos de metros, haciendo estragos en las murallas, con impactos similares a los de una bola de demolición.
La potencia de algunas configuraciones de este tipo de artilugios era tal, que a veces se empleaban para catapultar caballos muertos o incluso cadáveres a fín de propagar enfermedades y causar infecciones dentro de la fortaleza asediada, en un primer ejemplo de guerra con armas biológicas.

Por cosas como estas el lanzapiedras es, con diferencia, la máquina más potente y efectiva de todo Age of Empires II, ya que todos sabemos que frente al trebuchet sólo hay un arma más poderosa:

¿Cual es vuestra máquina de asedio favorita? ¡No dudéis en contárnoslo en los comentarios!

 

 

  1. Lo has resumido muy bien. Porque con todo lo que vimos te da para hacer una serie de fasciculos

    1. Y si por mí fuera habría hecho una lista con las 40, pero me he tenido que quedar con aquellas que tuviesen una contrapartida en el juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.