ARTÍCULOS

Games Done Quick y SGDQ 2017

Un verano más hemos podido disfrutar de la Summer Games Done Quick, la maratón benéfica más importante de speedruns junto con la Awesome Games Done Quick que se celebra en enero. En estas maratones, un buen puñado de speedrunners se dan cita para retransmitir durante 8 días ininterrumpidos sus juegos favoritos a la vez que […]

Un verano más hemos podido disfrutar de la Summer Games Done Quick, la maratón benéfica más importante de speedruns junto con la Awesome Games Done Quick que se celebra en enero. En estas maratones, un buen puñado de speedrunners se dan cita para retransmitir durante 8 días ininterrumpidos sus juegos favoritos a la vez que recaudan dinero para una buena causa. Tanto si no tenéis ni idea de qué va el speedrunning como si sois unos expertos, os invitamos a leer este artículo sobre estos eventos, que también servirá como resumen de esta última edición que terminó el día 9 de julio.

Para quien no lo sepa, el speedrunning es una manera de jugar a videojuegos buscando la manera más rápida de completarlos, estableciendo de esta manera records mundiales. Casi cualquier videojuego cuenta con una persona que es la más rápida del mundo en pasárselo, los cuales retransmiten sus hazañas en internet para dejar constancia de que son los más veloces. Éstas personas son los “speedrunners”, o más comúnmente llamados “runners”.

La Games Done Quick es un evento semestral que se celebra en Estados Unidos desde 2011, en el que se puede disfrutar sin parar de estas “runs”, cuenta con un calendario establecido durante todas las horas que dura, y los espectadores donan dinero para una buena causa, ya sea Médicos sin Fronteras o la Prevent Cancer Foundation. Por lo general se suele recaudar más de un millón de dólares en cada edición.

Para algunas personas el speedrunning puede parecer algo aburrido, sólo apto para gente “atrapada” que no tiene nada mejor que hacer que repetir el mismo juego una y otra vez, memorizando cada detalle del mismo. Pero para otros es una manera más de divertirse, así como una muestra enorme de constancia y dedicación,  siendo realmente complicado lo que hace esta gente. Los runners han de aprenderse cada recoveco del juego en el que se especializan, aprovechando muchas veces diferentes trucos para arañar tiempo al reloj, y poder establecer un WR (World Record), o al menos su PB (Personal Best, mejor marca personal).

Por ejemplo, los runners muchas veces aprovechan glitches del juego. Esto es, errores de programación que pueden utilizar a su favor para hacer que el protagonista de un juego pueda saltarse partes del mismo. Un ejemplo de glitch es el Out of Bounds, donde el personaje consigue salirse de los límites establecidos del mapa para aparecer en otros lugares que se encuentran más adelante. Dichas técnicas se deben hacer con gran precisión, porque suele existir la posibilidad de bloquear el juego y arruinar así toda la run.

Este tipo de trucos se pueden hacer si la modalidad de speedrun en la que se está jugando lo permite, ya que el mismo juego se puede completar en categoría Any% (el único objetivo es llegar a los títulos de crédito independientemente de cuánto porcentaje hayamos completado), categoría 100% (con todos los coleccionables), Glitchless (sin aprovechar glitches), o muchas otras categorías que varían según el juego.

El grado de entrenamiento que requiere esta actividad es admirable, y muchas veces hay que conocer los juegos casi a nivel de programación, sabiendo cómo funciona exactamente el código de manera interna, y teniendo en ocasiones que pulsar uno o varios botones en el fotograma exacto, con sólo 1/30 parte de un segundo para acertar con lo que se quiere hacer. De locos.

Uno de los enemigos naturales del speedrunner es el RNG (Random Number Generation), las partes aleatorias de un juego, en las que cada vez puede pasar algo diferente y pueden hacer perder mucho tiempo al runner si el azar no está en su favor. En ocasiones se puede manipular el RNG para que los algoritmos internos del juego hagan algo que le interese al jugador, pero no siempre es fácil. Es importante llevarse bien con el dios del RNG para que no nos fastidie la run y tengamos que empezar de nuevo…

Las diferentes ediciones de Games Done Quick dan lugar a multitud de anécdotas, momentos divertidos o emotivos y mucha diversión. En cada edición se presentan objetivos que se pueden alcanzar si el público dona el suficiente dinero, como por ejemplo que un runner se tenga que pasar su juego con los ojos vendados. La guerra de donaciones más famosa es la de Save or Kill the Animals, en el que los donantes deciden si al final de la run de Super Metroid, Samus debe entretenerse en salvar los animales antes de evacuar el planeta (lo cual es caritativo) o dejar que mueran (lo cual ahorra tiempo).

Entrando ya en esta edición de la SGDQ 2017, hemos tenido un buen calendario (que podéis consultar aquí), con juegos para todos los gustos, en el que han destacado runs como las de Legend of Zelda: Majora’s Mask, Final Fantasy VII, Castlevania: Symphony of the Night, Resident Evil, Chrono Trigger, Legend of Zelda: Breath of the Wild, o la run final del evento: Earthbound.

Durante estos últimos días, el que escribe ha podido disfrutar de varias runs como la de Crash Bandicoot 1, Ape Escape (con una increíble habilidad manual del runner), Super Monkey Ball (impresionante de ver), Sonic Generations, Clustertruck (con una asombrosa manipulación de las físicas del juego), Tony Hawk’s Pro Skater 2 (con todos los objetivos en sólo 16 minutos), I Am Bread (el meme-run de esta edición), Banjo Kazooie, Resident Evil (en 41 minutos), Tetris the Grand Master 3 (a velocidad increíble), Oblivion, Super Mario 64 (con unos saltos imposibles a simple vista), Legend of Zelda: Breath of the Wild (por primera vez en esta maratón, completado en menos de 46 minutos), o Final Fantasy VII, que en su categoría de Any% No Slots, tuvo una duración de casi 8 horas.

Ha sido una edición interesante, que ha llegado a recaudar 1.750.000 dólares, y que nos ha deleitado a los amantes de los Speedrunners con incontables horas de entretenimiento y anécdotas divertidas. Por desgracia en esta edición hemos tenido pocas carreras en las que varios jugadores se pasan a la vez el mismo juego y compiten en directo. Eso sí, tras tantos días viendo la maratón uno se queda con un vacío interno cuando termina, aunque siempre podemos visualizar las runs que nos perdimos en su canal de Youtube.

Así que ya sabéis, tanto si estáis enganchados al mundillo de los speedruns como si sois novatos en esto y queréis conocerlo, tenemos una cita en enero con la próxima edición de la Awesome Games Done Quick. Mientras tanto, que el dios del RNG esté con vosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.