Superheroes en 16 Bits: Justice League Task Force.

Se estrena en cines “Liga de la Justicia”, nuevo filme del universo cinemático DC. A día de hoy andamos bien surtidos de nuestra ración de superhéroes dándose de mamporros gracias a los excelentes títulos de la franquicia “Injustice”, pero ya en su día tuvimos ocasión de enfrentar entre ellos a los personajes de las páginas de los cómics  gracias a “Justice League Task Force”, un título de lucha desarrollado por Sunsoft y publicado en 1995 en Super Nintendo y MegaDrive. ¿Hizo este juego justicia a la liga epónima?

La trama del juego no es particularmente sesuda, pero sirve al propósito de crear una excusa argumental para lo que está ocurriendo.
El villano Darkseid desata un ataque sobre el planeta Tierra. Un miembro de la Liga de la Justicia a elección del jugador trata de localizar y reunir a los demás miembros de la liga, pero lo único que logra es verse atacado por dichos héroes.
Pronto se deduce que no son realmente quienes aparentan ser, sino (cómo no) clones androides, ya que los auténticos se encuentran secuestrados en la guarida del villano. Una excusa un tanto manida para permitir que el jugador se enfrente a los demás personajes independientemente del bando en que estén.

El plantel de personajes se antoja algo escaso y, aún peor, desequilibrado en lo tocante a la representación de ambos bandos. Mientras que en títulos como X-men vs Street Fighter, germen de los posteriores Marvel vs Capcom, o posteriormente los propios Injustice siempre han mantenido un buen balance entre “buenos y malos”, aquí sólo contamos con Superman, Batman, Wonder Woman, Flash, Flecha Verde y Aquaman por un lado, y apenas con Cheetah, Despero y Darkseid por el otro. Aunque a día de hoy este plantel se hace a todas luces insuficiente, en su día al aficionado medio de estas franquicias le bastaba con tener la posibilidad de que el Caballero Oscuro se liase a tortazos con el Último Hijo de Krypton. Pero no deja de ser una pena que se desaprovechase la oportunidad de incluir a más enemigos de los comics representados.

El sistema de juego es similar a Street Fighter y Mortal Kombat, pero es muy pragmático y parco, tan solo con la barra de vida, sin barras de ataques especiales. Lo que en un juego de superheroes con poderes se antoja una oportunidad perdida. Pero al menos las localizaciones representan lugares icónicos de las aventuras en papel, como la azotea de la redación del Daily Planet, Gotham, la Akrópolis o Atlantis. Estos fondos eran más detallados en la versión de Super Nintendo, si bien la versión de MegaDrive (a la que pertenecen las capturas que aocmpañan este artículo) lo compensaba con un tamaño más grande para los sprites de los personajes, una paleta de colores más vibrante y una mejor presentación de menús, imágenes para la historia e interfaz, convirtiendola en la versión más atractiva de las dos.

Sin lugar a dudas, se trata de un título cuyo mayor y casi único atractivo son los personajes que forman el plantel, y ya en el momento de su lanzamiento se le tildó de intrascendente. Hoy en día contamos con las entregas de Injustice, que a pesar de su título, sí que le hacen justicia a los personajes de DC.
Puede que Justice League Task Force fuese un juego del montón que ha sido superado por títulos posteriores, pero en Mundo Bizarro es un juego excelente sobre la Liga de la Justicia.

Acerca del Autor

Lazaro

Hacer un comentario