ARTÍCULOS

Top 5 padres de los videojuegos

Recordando algunos de los mejores papás virtuales en el Día del Padre

Hoy, 19 de marzo, se celebra el Día del Padre. Los más despistados se afanan en correr a las tiendas a comprar algún detallito para la persona que más ha aguantado sus rabietas y trastadas mientras los guiaba hacia la madurez. La paternidad, como muchos otros aspectos de la vida, cuenta con su representación en los videojuegos, así que en un día tan especial no es sino justo que rindamos un sentido homenaje a los padres, reales y virtuales, recordando algunos de los más memorables que han pasado por nuestras pantallas.

Ethan Mars (Heavy Rain)

Ethan, uno de los protagonistas del juego de David Cage, sufre en sus carnes una abundante ración del peor miedo adulto. Al poco de comenzar, en un centro comercial repleto de gente, su hijo se pierde en la multitud mientras él trata desesperadamente de alcanzarle. Aunque casi siempre que la paternidad de un personaje es relevante para la trama de un juego esto signifique que tendremos que rescatar a nuestros hijos, Ethan pasa el corte de esta lista por dos razones: llega a hacer lo imposible por ellos (hasta el punto de seguir el juego de un psicópata que le hace pasar por las pruebas más demenciales) y, cosa rara en el medio, llegamos a ver y apreciar su día a día con sus hijos, compartiendo su tiempo y cotidianidad con ellos.

Marshall Law (Tekken)

Aunque figurase en la plantilla del Tekken original como un mero émulo de Bruce Lee, y se viese sustituído por su hijo Forest en entregas subsiguientes, la importancia de este cocinero en la franquicia no ha mermado en absoluto, como tampoco lo ha hecho la relación con su hijo: Cuando Forest sufrió un accidente de motocicleta, Marshall no dudó ni un segundo en correr con todos los gastos de las facturas médicas para que se recuperase. Tratándose de un personaje que solo sale de entre los fogones cuando tiene apuros económicos, y que debido a su restaurante los tiene con frecuencia, este gesto por parte de Marshall hace patente lo mucho que le importa su hijo.

Michael de Santa (Grand Theft Auto V)

El ex-ladrón de bancos tiene muchos problemas más allá de los que él mismo se busca con la ley: su relación con su familia no atraviesa su mejor momento. Sus hijos son dos quebraderos de cabeza andantes con poca motivación y tendencia a meterse en líos. Puede que de toda la lista Michael sea el personaje de moral más cuestionable, pero eso hace que su esfuerzo sea aún más encomiable: De Santa está llendo a terapia con el fín de poder volver a conectar con sus hijos, corre los riesgos que sean con tal de rescatarles de acosadores o malas influencias, y trabaja activamente para dejar atrás su vida criminal y así poder tener tiempo para estrechar lazos con ellos.

Bowser (Super Mario Bros)

Al lanzarse Super Mario Bros 3, los Koopalings eran originalmente los hijos del rey de los koopas, convirtiendole en el padre con la familia más numerosa de esta lista. Bowser se había preocupado de ponerles a todos en importantes puestos de responsabilidad, a cargo de los diversos países del Mundo Champiñón cuyos reyes había depuesto tras su invasión.
Con el tiempo, Shigeru Miyamoto declaró que los Koopalings no eran realmente hijos de Bowser, sino sus esbirros (クッパの手下 Kuppa no Teshita), pero el enorme reptil sigue siendo padre, habiendo enseñado a su retoño, Bowser JR, todo lo que sabe sobre admirar princesas y fastidiar a fontaneros italianos. En los spots de Nintendo Switch Bowser se mostraba además como un padre informado sobre los videojuegos y preocupado por su hijo, haciendo uso de las opciones de control parental de la consola.

Harry Mason (Silent Hill)

El escritor adoptó a Cheryl, una niña a la que encontró abandonada cuando apenas era un bebé. Dedicado y afectuoso, Harry se volcó en su hija tras la muerte de su mujer. Al llevar a Cheryl a la ciudad de Silent Hill para pasar un agradable día de vacaciones en el parque de atracciones, sufren un accidente y Mason pierde la pista a Cheryl, que se pierde corriendo entre la niebla.
Harry es un ejemplo de determinación, haciendo todo lo posible para rescatar a su hija adoptiva, a pesar de los cada vez más evidentemente turbios origenes de la niña y auque eso signifique descender al infierno cuasi-literal en el que se ha transformado la ciudad.
Harry, de hecho, saldría al rescate de Cheryl en una segunda ocasión, en el reimagining Silent Hill Memories, donde se ahonda más en la relación con su hija y su mujer, y en el que el arrojo del escritor no se ve mermado incluso cuando, desarmado, contempla cómo las calles se vean devoradas por glaciares e infestadas de criaturas. Lo que sea por su hija. Padrazo.

Puede que nuestros padres no hayan invadido el reino champiñón o hayan luchado contra demonios para salvarnos de cultos ancestrales, pero no por ello debemos de olvidarnos de felicitarles hoy. ¿Echais de menos alguna figura paterna de los videojuegos en nuestra lista? ¡No dudéis en contarnoslo en los comentarios!

  1. A tope con la familia Mishima también, destilando amor paternofilial solo que luego no y después tampoco…

    1. Puñaladas traperas, puñaladas traperas everywhere…
      A mí me dió un poco de pena el origen trágico de ser Heihachi tan… desconfiado. Si estaba la mar de mansete antes de los eventos que se explican en Tekken 7. ¡Línea temporal alternativa con Heihachi y Kazuya en plan colegas a lo Homer y Bart YA!

      1. Tomo nota, apuntado queda para un futuro artículo con todos esos padres virtuales que se han quedado fuera de este artículo, como Donkey Kong y su prole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.