ARTÍCULOS

True PlayStation Classics: Los juegos que deberían haber estado en la PSX mini

Clásicos de verdad

Confusión. Esa es la palabra que define mejor la sensación de los fans, que no se explican cómo Sony ha podido tomar decisiones tan erráticas y por la vía rápida y fácil con su próxima PlayStation Classic. A las parcas opciones de menú, y la no inclusión de las versiones que llegaron traducidas y dobladas al español, se suma ahora el inusitado hecho de que la máquina ni siquiera hace uso de un emulador desarrollado internamente para la misma, sino que hace empleo del emulador open source PCSX.

Una selección cuestionable

Pero incluso todo esto los fans se lo hubiesen perdonado si la selección de juegos hubiese sido buena o representativa. Sin embargo, no es el caso. Elaborada teniendo en cuenta cuestiones de licencias y empleando de forma tendenciosa títulos menores cuyas franquicias son hoy conocidas (pero no así en la época de la 32 bits), del total de 20 juegos que incluirá, solo hay cuatro títulos que es impepinable que tienen que estar, porque son insustituibles por ningún otro. A saber: Tekken 3, Ridge Racer Type 4, Metal gear Solid yFinal Fantasy VII.

Sin embargo, una vez rescatados estos títulos, todos los que quedan son fácilmente intercambiables por títulos que fueron, o bien más representativos, o bien secuelas de calidad incuestionablemente superior. Por cada uno de los presentes se nos ocurren, no uno, sino varios que podrían ocupar su lugar.
Con esto no estamos diciendo, bajo ningún concepto, que los juegos incluídos en la PSX Classic sean malos (al menos no en su mayoría), y hasta hay varios que nos gustan, pero sí que muchos de ellos no son, ni mucho menos, clásicos definitorios de lo que supuso la máquina en su día.

Es por eso que desde Gamuza iniciamos hace unas semanas la iniciativa Gamuza’s True PlayStation Classics, en la que a través de una serie de directos jugaremos a los títulos que marcaron un antes y un después en el catálogo de la PSX y los videojuegos en general. Y a ser posible en sus versiones en castellano.

Una lista para dominarlos a todos

Hoy os ofrecemos esta lista, con los juegos que consideramos que podrían haber estado en lugar de los que sí figurarán en el producto final, junto con las razones por las que los cambiaríamos. La idea es la de seleccionar un título que, por género, estilo o premisa jugable supere al incluído en la máquina. Incluso en el caso de los títulos que sí nos gustan, la pregunta al ofrecer una alternativa es “Entre estos dos, ¿con cual te quedarías?”
Como esto nos limita un poco en géneros y dejaría algunos juegazos fuera de la lista en favor de otros menos populares (en parte por la obcecada decisión de la inclusión de varios juegos de puzzles, un género, en realidad, subrepresentado y poco popular tanto en la máquina como en la época), añadimos al final una sección de menciones especiales.

Estos son nuestros elegidos:

SoulBlade (en lugar de Battle Arena Toshinden)

Battle Arena Toshinden, si bien fue uno de los juegos de lucha de primera hormada de la máquina, es un título que, más allá de la novedad de los escenarios en 3d, poco más ofrecía, e incluso en la época se le consideraba sobrevalorado por la prensa.
En su lugar, nosotros proponemos el genial SoulBlade (SoulEdge fuera de Europe). El título de Namco que daría lugar a la franquicia Soul Calibur tiene ya en su primera entrega un genial sistema de lucha con armas blancas, ataques especiales, y arenas con límites, además de una estupenda banda sonora y un completísimo modo Maestro de Armas donde cada personaje vive sus aventuras por un mapamundi con caminos a elegir, armas a desbloquear y pruebas diferentes para cada paso del camino.

Otras alternativas:
Bloody Roar 2, Dead or Alive o el excelente Rival Schools hubiesen ofrecido opciones de calidad.

Tony Hawk Pro Skater 2 (En lugar de Cool Boarders 2)

Aunque la saga de snowboard CoolBoarders era bastante notable y divertida, si pensamos en hacer perrerías sobre una tabla, el rey incontestable es la serie Tony Hawk. La segunda entrega de la franquicia de NeverSoft, aparte de una jugabilidad a prueba de bomba y un apartado visual atractivo y colorista, contaba con una genial e inolvidable banda sonora (razón sin duda de su no inclusión), e incluso con un cameo del asombroso SpiderMan como skater secreto.

Otras alternativas:
International Track and Field 2
, aunque no sea un juego sobre tabla, sí que se convierte en un divertido título de deportes donde las diferentes disciplinas olímpicas están muy bien representadas, aparte de ser genial para tardes de piques de sofá entre amigos.

WipeOut (En lugar de Destruction Derby)

En un caso similar al de Toshinden, Destruction Derby, a pesar de las físicas bien logradas, se quedaba en poco más que una demo técnica.
WipeOut de Psynosis, por contra, se mostró como un completo título de carreras, con la originalidad de sus naves antigravedad, su solvencia técnica, el diseño retrofuturista de The Designers Republic y la banda sonora electrónica elaborada en exclusiva para el juego por CoLD SToRAGE. Un excelente título cuya inclusión no se comprende bajo ningún concepto.

Otras alternativas:
Wip3Out, la tercera entrega de la saga, supuso uno de los techos gráficos de la consola, y en su version Special Edition incluye los circuitos de los dos juegos anteriores.

Driver (En lugar de Grand Theft Auto)

GTA es un juego que sin duda se ha incluído a raiz de la inmensa popularidad de sus entregas más recientes, pero que en tiempos de PlayStation era un farragoso título en perspectiva top-down con poco campo de visión y controles extraños. Gamberro, pero muy imperfecto.
Driver, por contra, fue el puñetazo en la mesa de Reflections tras dominar la física y representación de los automóviles con los dos Destruction Derby. El juego, al que le dedicamos ya el directo que figura sobre estas líneas, es todo un homenaje a las películas del género de los 60 y 70, como Bullitt, The French Connection o The Driver (de la cual toma prestadas tantas cosas que casi parece un plagio). La genialidad de la fórmula de un mundo abierto totalmente 3D y el protagonismo de las persecuciones fueron las que inspiraron a Rockstar a adaptar su fórmula a la que conocemos hoy.

Otras alternativas: 
GTA 2  suponía una revisión que solucionaba algunos de los problemas del original abriendo algo más el campo de visión del jugador y suavizando los duros controles, mientras que el menos conocido World Scariest Police Chases supone un giro tipo programa “Noche de Impacto” a la fórmula Driver.

Kula World (En lugar de Kurushi/Intelligent Qube)

A pesar de que Kurushi fue un juego lo suficientemente conocido, no deja de ser un rompecabezas cuya presentación en 3D no es más que un mero gimmick, ya que su jugabilidad es meramente bidimensional. Aparte de eso, admitamoslo, sus estériles niveles de distópicos tonos grises suspendidos en el vacío hacen que a la vista resulte un tanto… deprimente.
Puestos a escoger un juego de puzles (las reglas son las reglas) Kula World, un exclusivo de Sony, es un título mucho más imaginativo y colorista en el que debemos recoger una serie de objetos con una simpática pelota en escenarios que, si bien empiezan sencillos, aprovechan totalmente las 3D para darnos niveles que se voltean y retuercen sobre sí mismos como un cuadro de Escher, obligandonos a estrujarnos bien las neuronas.

Otras alternativas: 
Dentro de que los juegos de puzzles fueron pocos y no muy populares en la vida de la máquina, Devil Dice es un simpático puzzle 3D en el que debemos manejar un majísimo diablito para que, montándose en dados y moviéndolos por el escenario, pueda agrupar las caras del mismo número. Mr. Domino también es un simpático y colorista juego en el que debemos desencadenar el citado efecto dominó acumulando fichas

Crash Bandicoot 3 Warped (En lugar de Jumping Flash)

Que el arcáico Jumping Flash se adelantase a Mario 64 como juego plataformas 3D no lo convierte en representativo, clásico o popular. Especialmente en un género tan granado y con tantos representantes de calidad en la máquina.
La desarrolladora Naughty Dog ofreció con Crash Bandicoot una fórmula mucho más efectiva, con su propio estilo, un personaje carismático, una trama divertida, simpática banda sonora y con un doblaje excelente en la tercera entrega. Si bien es cierto que se ha elaborado hace muy poco un remaster de toda la trilogía, Crash 3 es un juego que aguanta aún muy bien el tipo y resulta tan imprescindible como divertido.

Otras alternativas:
Si lo que buscamos es un plataformas con completa libertad 3D, buenos juegos no nos faltan: a los estupendos Spyro the Dragon se suman Croc, o Gex, entre otros. Con ninguno de ellos os equivocaréis.

Medievil (En lugar de Oddworld: Abe’s Oddysee)

Aquí nos vemos en una difícil decisión. Oddworld fue un buen juego 2D mezcla de aventura y puzzle, con un ambiente muy original y hasta doblaje castellano.
Sin embargo, Medievil, con su carismático diseño, con un aire mezcla también entre el humor y el tono bizarro (en este caso al estilo pseudo-Tim Burton), fue una genial mezcla de beat them up y aventura 3D muy bien resuelta y que, en la comparación, resulta el título superior, además de ser mucho más emblemático e identitario de la marca PlayStation (hasta el punto de que Sir Daniel figuró en el plantel del juego PlayStation All Stars Battle Royale). Un juego muy añorado que incluso contará con un remake en PS4, lo que demuestra lo querido que es el presonaje por los aficionados.

Otras alternativas:
Con mecánicas similares a Oddworld, tambien contamos con el excelente y mucho más colorista plataformas Tombi. Si lo que se busca es la resolución de enigmas, los más talluditos recordarán con una sonrisa las aventuras de Terry Bogard en Broken Sword.

Street Fighter Alpha III  (en lugar de Super Puzzle Fighter II Turbo)

Que, de entre toda la serie Street Fighter, la saga que reinventó la formula del género de la lucha, se haya optado por un juego de puzzles (¡Otro más!), un clon del Puyo Puyo para más señas, es algo a todas luces incomprensible.
Aún a pesar de lo divertido de Puzzle Fighter, si hay un juego de la franquicia que debería estar ahí ese es Street Fighter Alpha 3, el mejor juego 2D versus fighter de PlayStation, sin discusión.
Una genial versión doméstica repleta de modos de juego, con estupendos sprites y uno de los planteles de luchadores más amplios y variados de toda la máquina, y hasta la posibilidad de jugar en cooperativo contra la máquina, permitiendonos machacar a Sagat con un amigo a golpe de Hadouken encarnando a Ryu y Ken.

Otras alternativas: 
La no inclusión de ningún 2D fighter, cuando en la consola hubo tantos y tan buenos, es especialmente dolorosa. A títulos como X-men Vs. Street Fighter (germen de la que sería la saga Marvel vs Capcom, se suman otros como Capcom vs. SNK Pro o Darkstalkers 3. Juegazos todos ellos.

Tomb Raider II (En lugar de Mr Driller)

Mister Driller es un juego de puzzles 2D tipo BoulderDash que no por simpatico se libra de ser muy poco conocido (siendo además un juego que se identifica más con su versión de Dreamcast).
¿Por qué cambiarlo por el aparentemente no relacionado Tomb Raider II? Por dos razones: primera, porque Mr. Driller es ya el enésimo juego de puzzles en la lista (y a estas alturas ya nos empieza a tocar la moral un poco). Segunda, porque puestos a elegir un título en el que es necesario observar el entorno y valorar el espacio alrededor del personaje con mucho cuidado antes de realizar el siguiente moviemiento, no se entiende la no inclusión de una aventura de Lara Croft, que se convirtió por derecho propio en una de las abanderadas de las aventuras 3D y cuasi-embajadora de la máquina.
La segunda parte de la franquicia, además de ser la más vendida y popular, introdujo varias mejoras sobre la primera que embellecieron enormemente el conjunto y sentaron el camino a seguir por todos los títulos de la serie: A la mejoría gráfica que permitía niveles abiertos al aire libre (lejos quedaban esas oscuras cavernas del original) y mayor variedad y exotismo (a la muralla china le sucedían las calles de Venecia y hasta un barco hundido tipo Titanic), se añadía el uso de vehículos y mayor arsenal. Si el primer juego supuso una revolución, la secuela fue la que puso el fenómeno Croft en boca de todos. Un auténtico clásico.

Otras alternativas:
Dentro del terreno “Juegos en los que hay que considerar el espacio alrededor del personaje antes de hacer el próximo movimiento”, el igualmente genial Soul Reaver es un título cuya calidad está fuera de toda duda, y de hecho ya le dedicamos un directo reivindicandolo.

Castlevania Symphony of the Night (En lugar de Rayman)

Rayman es un platformer de scroll lateral de 1995 que, a pesar de ser solvente, apareció para casi todas las plataformas de la época (y hasta a punto estuvo de salir para Super Nintendo). Sin ser mal juego, tiene un diseño que, a día de hoy, se antoja desfasado y “genérico de los 90”, y no es para nada definitorio de la PlayStation, habiendo en la máquina tantos grandes juegos de plataformas en 2D, siendo sin lugar a dudas el mejor de todos Castlevania Symphony of the Night.
El juego de Konami redefinió la franquicia además de acuñar el término Metroidvania al unir el ambiente gótico de la saga a la libertad de exploración de la serie de Samus y añadirle una pizca de action RPG con el equipo y los puntos de experiencia.
El título protagonizado por Alucard es un juego extenso y de calidad, con muchas horas de juego y diversión arropadas por los icónicos diseños de Ayami Kojima, la mujer que redefinió el look del universo Castlevania, y la excelente banda sonora de una Michiru Yamane en estado de gracia. Todo un imprescindible.

Otras alternativas:
Megaman x4 es un trepidante plataformas 2D de gran solvencia técnica (como cualquier Megaman X), así como Klonoa en un estilo 2.5D

Resident Evil 2 (En lugar de Resident Evil)

Resident Evil es un gran juego que inauguró el género del survival horor y aquí en Gamuza nos gusta (de hecho le dedicamos un directo durante nuestro maratón Halloween). Pero, aparte de no saber qué versión del juego será la que incluya la máquina (podría tratarse de la horrenda Dual Shock Version, con su infame cambio de banda sonora), puestos a elegir un sólo juego de la serie, sin lugar a dudas el juego más icónico de la misma en la gris de Sony es su secuela, Resident Evil 2, que lo mejora y supera prácticamente en todo.
A las solventemente dirigidas secuencias de video se unen los bien resueltos fondos prerenderizados, el ambiente urbano y la ya mítica comisaría. Introdujo la mecánica del movimiento cambiante del protagonista dependiendo de su estado de salud, incluía dos campañas para cada personaje, y minijuegos extra.
En la historia de la máquina es el juego más vendido de la franquicia, nos llegó en castellano y es tan inmensamente popular que sus localizaciones repitieron en muchos otros juegos de la serie. Los fans adoran tanto este juego que llevaban años clamando por un remake, que finalmente se materializará el año que viene.

Otras alternativas:
Silent Hill es el otro gran representante del género del terror en la consola. Y Alone in the Dark IV: The New Nightmare fue un serio contendiente que consigió el logro técnico de poder iluminar sus fondos prerenderizados con nuestra linterna en tiempo real.

Parasite Eve (En lugar de Revelations: Persona)

Con el tiempo, las posteriores entregas de la saga Persona se han vuelto juegos de culto. No así su primera entrega, la cual no solo no llegó a territorio europeo: Es que la mayoría de los jugadores aquí en España no teníamos ni idea de que existía. Se trata de un título que, al igual que GTA y algún otro más de la lista, se ha introducido en el catálogo en base a la popularidad actual de la saga (pero creednos, en la época no es que no nos importase este juego, es que ni lo CONOCÍAMOS).
Puestos a elegir un JRPG que no llegó a España y por el que literalmente babeábamos, hubiese sido mucho mejor que se hubiese tratado del excelente Parasite Eve, lo que se hace más doloroso habida cuenta de que este genial título sí figura en la lista de juegos japonesa.
Parasite Eve es la comunión perfecta entre un Final Fantasy al uso y un título de terror ambientado en el mundo real, un título con sabor a la Squaresoft de la vieja escuela. Con motivo de su aniversario le dedicamos un extenso artículo alabando sus muchas cualidades. Un juego cuya calidad es tan alta que todo aficionado a los RPG de PlayStation debería jugar. 

Otras alternativas:
Chrono Cross, la secuela de Chrono Trigger, es el otro gran juego de Square que se quedó fuera de Europa. Tanto éste como Parasite Eve le dan mil vueltas al Revelations: Persona.

Dino Crisis 2 (en lugar de Syphon Filter)

Este es otro de esos casos en los que el juego de la lista nos gusta: Syphon Filter es un título de acción muy divertido que, solo por la posibilidad de disparar sin mirar a los enemigos al estilo RoboCop, y freirlos luego con la táser hasta que arden (núnca cansa), merece la pena probar. Pero teniendo ya la superior ración de espías todoterreno que es Metal Gear Solid, es una pena que no se incluya en su lugar otro gran juego de acción como es Dino Crisis 2.
El juego de Capcom abandonaba el terror pseudo-Resident del original, y abrazaba un esquema donde se apostaba todo al frenesí: Mata dinosaurios en la mayor cantidad y con la mayor eficiencia posible, y obtendrás puntos. Cambia esos puntos por balas y armas para matar a más dinosaurios. Simple, pero terriblemente efectivo.
Esto convertía a la secuela en una salsa de tiros en la que no parábamos de correr por algunos de los más bonitos fondos prerenderizados de la consola machacando a todo bicho viviente. Genial el detalle de dejar tuerto al tiranosaurio con un lanzacohetes en la misma intro, para que así supiésemos que el T-rex que nos perseguía durante todo el juego era el mismo, incansable y obcecado en merendarsenos por venganza.
Freir terroristas con una táser mola, pero reventar velociraptores a escopetazos mola mucho más.

Otras alternativas:
El exclusivo de sony C-12: Final Resistance es un giro futurista a la ación en escenarios que parecen sacados de los films de Terminator. Duke Nukem Time to Kill era una divertida aventura gamberra en 3D en la que tampoco faltaban las balas, y Resident Evil 3 también era un título que apostaba fuerte por la acción.

Medal of Honor (en lugar de Tom Clancy’s Rainbow Six)

La decisión más incomprensible: El único motivo para añadir el Rainbow Six de PlayStation es que las nuevas entregas son populares, pero lo cierto es que el primer juego de la saga es una puñetera castaña infumable de gráficos feos con framerate inestable, controles inmanejables, y con una frustrante premisa “realista” que en la práctica se traduce en que tenemos que estar pendientes de tres personajes a la vez, los cuales morirán en cuanto reciban uno o dos disparos (lo cual es extremadamente fácil que ocurra si les perdemos de vista mientras manejamos a otro de ellos). Es, a todas luces, el juego de la lista oficial que podemos señalar como indefectiblemente nefasto: Este Rainbow Six es un mal juego y punto. Lo era en su día y lo sigue siendo.
Caso de tener que escoger un shooter representativo de la 32 bits, Medal of Honor es un título muy superior. Aparte de ser lo más parecido que hay a Goldeneye en la PSX (incluyendo bondades como objetivos por misión, disparo basado en una mecánica de apuntado, enemigos muy inteligentes e interactivos, cierta necesidad de sigilo para evitar alarmas…) Medal of Honor supuso el punto de partida del subgénero de los shooters realistas basados en la segunda guerra mundial, pero sin llegar a perderse aún en los atestados campos de batalla post-soldado Ryan, y manteniendo cierto encanto de espías y granujas tras las líneas enemigas de películas como El Desafío de las Águilas, Los cañones de Navarone o Los Violentos de Kelly. Su dificultad es lo suficientemente amistosa como para que cualquier persona se pueda iniciar en el juego aunque sea su primer shooter e independientemente del esquema de control que elija. También cuenta con un divertido modo para dos jugadores en el que personajes tan absurdos como William Shakespeare y un velociraptor se baten el cobre. La banda sonora de Michael Giaccino, la guinda en el pastel.
En el directo con los gamuzinos, el juego demostró también ser fuente y estímulo inagotable de datos históricos y curiosidades sobre la segunda guerra mundial.

Otras alternativas:
Aparte de la secuela Medal of Honor Underground, en PSX pudimos disfrutar de la frenética y notable versión de Quake II (y su excelente multijugador a cuatro bandas si se tiene multitap), el genial Powerslave, así como el estupendo Star Wars: Dark Forces, que comparte con MoH muchas de sus virtudes (objetivos, premiar el sigilo y el subterfugio…) con la ambientación del universo de Lucas, pero con sprites para los enemigos.

Crash Team Racing (en lugar de Twisted Metal)

Aunque el juego de Tim Schaeffer es una franquicia lo suficientemente conocida, el título de combate vehicular núnca fue ni tan bueno ni tan divertido como Crash Team Racing.
El juego de karts de la mascota de Naughty Dog era un título excelente que no se limitaba a ser una mera copia de Mario Kart. Al gran nivel visual se unía un control exquisito, un modo historia con escenas de video (que hasta tenía batallas contra jefes), y un divertido multijugador local.
El título, a todas luces un imprescidible y un must have, es recordado con mucho cariño por casi todos los poseedores de una PlayStation y su no inclusión en el catálogo de la classic es una lacra y una vergüenza.

Otras alternativas:
Sin ir muy lejos, Twisted Metal II es un juego mucho más popular y superior al primero. Rollcage es un título muy solvente de Psynosis basado también en el combate vehicular.

Legend of Dragoon (En lugar de Wild Arms)

Aunque Wild Arms no es un mal juego, y cuenta con su particular y encantadora ambientación western-steampunk, palidece en comparación con la calidad de The legend of Dragoon, un título cuya no inclusión, como muchas de las decisiones aleatorias tomadas con la máquina, no se entiende, ya que se trataba de uno de los grandes exclusivos de la propia Sony.
The Legend of Dragoon es un contendiente MUY SERIO a los Final Fantasy de Square: La aventura de Dart y compañía cuenta con unos altísimos valores de producción, un sistema propio de combates basado en la precisión, un gran argumento y hasta doblaje al castellano en las seuencias de video, de excelente factura.

Otras alternativas:
Podríamos llegar a entender la no inclusión de Final Fantasy VIII ó IX en base a una especie de regla no escrita de no repetir más de un juego por franquicia, pero en una época en la que Squaresoft era reina y señora, Vagrant Story hubiese sido otra alternativa profunda, técnica, solvente técnicamente y muy recomendable. Menos conocido, pero igualmente destacable es Koudelka, de ambientación Lovedraftiana y excelentísimo doblaje.

Menciones de honor

Lo extraño de la selección oficial se deja fuera muchos juegazos a los que no podemos dejar de mencionar, como los excelentes combates espaciales de Colony Wars 3, los cazas supersónicos de Ace Combat 2, los mechas y combates por turnos de Front Mission 3, la estrategia de Final Fantasy Tactics, las curvas frenéticas de V-Rally 2, losmemorables personajes de Suikoden II, el ritmo icónico de Parappa the Rapper, los monos de Ape Escape, el sigilo ninja de Tenchu 2, el disparate multijugador de Bishi Bashi Special, y los míticos deportivos japoneses de Gran Turismo, entre otros muchos juegazos igualmente merecedores de figurar en el catálogo de la máquina.

Y vosotros, ¿estáis de acuerdo con nuestra selección? ¿Que juego cambiaríais por cual? ¡No dudéis en contárnoslo en los comentarios!

  1. Totalmente de acuerdo con los juegos nombrados. Una pena lo que han hecho con la PlayStation Classic…
    Aunque yo dejaría el Abe’s Oddysee (porque me encanta), también es cierto que el Medievil se merece estar en la lista.

    Genial el articulo 😉

    1. Es lo duro de esta lista, hay algunos que no son realmente malos juegos: El Abe’s es super simpático y cargado de buen rollo (“¡Hola!” “Hola” “¡Sígueme!” “¡vale!”).
      Con algunos juegos es como cuando de niño te preguntaban “¿A quién quieres más, a papá, o a mamá?”
      Lo malo es que Sony no nos ha hecho esa pregunta, sino que se ha llevado a mamá, a papá, al primo segundo, al perro, y los ha cambiado por el estanquero de la esquina, que será majo, pero no es lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.