NOTICIAS

Anunciado R.A.T.S., Rage Against The Spectrum: Machacando virus al compás de tu música

El ritmo in the body

Los juegos musicales, o que hayan empleado la música y el ritmo como mecánica, nos vienen acompañando ya desde hace bastante tiempo. Desde los más directos Guitar Hero hasta los delirios vectoriales de REZ, pasando por los combos con una cadencia concreta de la percusión de Killer Instintc o los disparos en el momento preciso en Pistol Whip. Desde el éxito de Audiosurf en 2008, los videojuegos basados ​​en música han crecido hasta el punto de que existen hoy en día en casi todas las áreas del género. El único inconveniente es que la lista de reproducción, a menudo impuesta, deja pocas oportunidades para que los jugadores personalicen los juegos. El único caso que nos viene a la mente es el añejo y francamente feote y escaso en posibilidades Vib Ribbon para PsOne, que permitía usar cualquier CD de nuestra colección musical. Lord Deejay, a la cabeza del recién creado Canarstor Studio, pretende llenar ese vacío para los fans de los FPS con R.A.T.S., su nueva creación.

Desata la furia contra el espectro

LordDeejay no es ningún desconocido de los gamuzinos. Como fan, ya nos trajo joyas en forma del fangame Resident Evil RE(7)make y el notable y divertido Iconic Cars Highway Challenge. Siendo su otra gran pasión la música electrónica, era cuestión de tiempo que aunara ambos mundos.

RATS (Un acrónimo de Rage Against The Spectrum) es un juego indie de estilo rogue-like diseñado en torno a una funcionalidad creada ex profeso para el título, la cual analiza el espectro de sonido de una pista de audio y genera el contenido del mismo en función de los resultados de su análisis. Esta función no solo hace que todas las partes del juego sean únicas, sino que también utiliza archivos de la propia biblioteca del usuario para generar partidas personalizadas a partir de cualquier canción. Metal, hardcore, rap, rock o música clásica, todos los estilos serán compatibles con el juego.

El análisis de la pieza definirá el juego en su conjunto: el entorno, el comportamiento de los enemigos, su velocidad, su tamaño, su color dependen de la música. Dependiendo de su estado de ánimo, el jugador puede desahogarse con ritmos de heavy metal o relajarse destruyendo monstruos con Chopin marcando el compás (todo lo que alguien puede relajarse destruyendo mosntruos, claro).

 

El mundo del juego: Locura pandémica

Las extrañas circunstancias que nos ha tocado vivir en el último año tienen su reflejo en la ambientación del título.
RATS. pretende ser una metáfora de la lucha y la resistencia de la mente humana contra la enfermedad: en modo Rogue, el protagonista está en un coma y, en un último delirio, su mente se enfrentará a sus demonios.
Atravesando las frías salas de un laboratorio, le saldran al paso desde abominaciones eldrichianas hasta virus literales, flotando fosforescentes y tratando de abrumar al jugador con su número. Todos ellos quedarán reducidos a pringue de colorines esparcido por el equipamiento de laboratorio bajo la furia de nuestras balas. En las batallas finales, el jugador tendrá que sumergirse profundamente en su subconsciente en un intento de posponer su fatal desenlace.
Dependiendo de las acciones del jugador, será necesario cruzar de cuatro a seis niveles para sobrevivir. Cada paso representa un nivel de lucha espiritual contra el telón de fondo de la música synthwave.

Para las partidas personalizadas, RATS ofrece un modo arcade en el que el jugador debe sobrevivir durante el tiempo que dure la canción que elija, de la lista de reproducción del juego o cualquier música de su biblioteca personal en formato Ogg o MP3.

Las partidas arcade incluyen reglas especiales que dan más o menos importancia a las diferentes características de la música. Por ejemplo, la riqueza del espectro de sonido tendrá prioridad en el modo Combo by Color, mientras que la velocidad de la canción será más importante en el modo Boss Rush. Queda así en manos de los jugadores crear los desafíos más difíciles, estimulantes o incluso absurdos.

Crowdfunding

Si bien el análisis de archivos de música está listo, muchos aspectos cualitativos del juego aún dependen de su financiación.
Por lo tanto, el equipo que trabaja en RATS llevará a cabo una campaña de financiación colectiva en la plataforma indideGoGo con la esperanza de ofrecer una versión lo más pulida posible del juego, que contenga gráficos mejorados, una lista de reproducción más grande, enemigos cada vez más variados y tantos modos de juego como sea posible.

Si queréis visitar la página IndieGoGo del juego, podéis hacerlo a través de este enlace, pero tened cuidado, no vaya a asaltaron un virus… al ritmo de la música.

    1. Imagine the expression on the faces of the viruses when they see the main character armed to the teeth: “Now I have a MachineGun. Ho, ho, ho”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.