NOTICIAS

¡Kojima logra la paz mundial! (en un videojuego)

Desarme nuclear total en PS3

Aquellos jugadores aficionados a la saga Metal Gear sabrán del fuerte mensaje anti-nuclear que acompaña a la saga. Éste se ha manifestado en los títulos de la serie de diversas formas, desde el fantasma de la amenaza nuclear presente durante la firma de un nuevo tratado de desarme en “Metal Gear Solid”, hasta el clima de crispación y tensión inminente durante la crisis de los misiles de Cuba en “Metal Gear Solid 3″.

“Metal Gear Solid V, The Phantom Pain” incluía también una mecánica con la que se pretendía que los propios jugadores experimentasen en sus carnes la amenaza nuclear constante (o tratasen de acabar con la misma): Durante el transcurso de la partida, los jugadores pueden construir una base, pero estas bases pueden ser invadidas por otros jugadores. Agunos jugadores, con la vana idea de “defenderse” mediante la disuasión, pueden fabricar ojivas nucleares, pero otros jugadores pueden intentar robarlas por la fuerza para desmantelarlas. El título muestra en todo momento la cantidad total de cabezas nucleares desplegadas por los jugadores

Durante más de cinco años, y en un triste paralelismo con nuestro mundo real, ese número no ha llegado nunca a cero. El juego, eso sí, tenía un final secreto que se mostraba al llegar al desarme nuclear total, una suerte de cierre titulado “Paz”. Los jugadores sabían ya de la existencia de esta mecánica mediante el uso de data mining y trucos dentro de la versión de PC, pero núnca había podido ser vista por medios legítimos por los jugadores… hasta ahora.

Los usuarios de PS3, la versión del juego que cuenta en la actualidad con una menor base de jugadores (haciendo más fácil el desarme), lograron llegar este 27 de julio a la mágica cifra de cero cabezas nucleares, lo que les permitió ver la famosa escena en la versión de su juego, que os mostramos a continuación:

Por desgracia (o quizás por el efecto llamada de la noticia) en el momento de escribir estas líneas la página web MGSV nuke watcher muestra que se han vuelto a construir 54 cabezas nucleares en PS3, convirtiendo esta Paz Mundial en un evento efímero. ¿Logrará la humanidad tomar ejemplo de estos jugadores y alcanzar el desarme nuclear algún día? ¿Será tan breve como el vivido en este juego?

Como nota curiosa, el propio Kojima y de forma simbólica quería “proponerse” como premio nobel de la paz (al menos digital) si se lograba este desarme nuclear mundial por parte de todos los jugadores. Estos planes quedaron truncados al salir el creativo japonés de Konami. Citando la noticia original sobre esta campaña hacia el premio Nobel, redactada en su día en Hobby Consolas: “Por supuesto, todo esto hubiera sido más una gigantesca maniobra de marketing que un intento real de llevarse el premio, pero… ¿Y si se lo hubiera llevado?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.