ANÁLISIS ARTÍCULOS

Review: Crisis VRigade 2

El retorno de los polis virtuales con crisis de tiempo

Una de las mejores cosas de los salones recreativos de antaño frente a las modestas primeras consolas eran, por encima de la superior potencia gráfica, los elaborados muebles que daban ese extra de diversion a ciertos géneros que no se podía recrear en casa con un simple mando. Así, teníamos los espectaculares juegos de carreras con asiento y volante, o los joysticks de los juegos de naves o aviones, pero sin duda los más divertidos y que inmediatamente llamaban la atención eran los shooters de pistola, entre los cuales casi siempre predominaba la temática de arrestar a los maleantes, como en el genial Lethal Enforcers de Konami (con sus simpáticas pistolas magnum de color baby blue y rosa) o, ya en la era del 3D, que permitía además espectaculares movimientos de cámara on rails, los geniales Virtua Cop de Sega y su contrapartida de Namco, la serie Time Crisis.
La realidad virtual ha demostrado ser el medio perfecto para recuperar este género, y juegos como Dick Wilde o Bravo Team demuestran que el “tiro al plato” virtual sigue siendo hoy igual de divertido que entonces, siendo la serie Crisis VRigade de los desarroladores españoles Sumalabs la que más directamente bebe de estos divertidos títulos sobre railes, añadiendo además la capa extra de inmersion y frenesí que ofrece la VR.

Recuperando los clásicos

Tanto el original (conocido también por su elevada dificultad) como Crisis VRigade 2 toman del título de Namco la mecánica de cobertura y el límite de tiempo (para que no nos acomodemos demasiado en una posición segura) y de la serie de Sega saca la selección de niveles y los distintos caminos a tomar, lo cual da variedad a las partidas y aumenta la rejugabilidad.
La mecánica es sencilla: Hazte a las calles y acaba a tiros con tantos criminales como puedas antes de que se agote el tiempo, protegiendote de los disparos enemigos tras coberturas y asomándote con precaución para devolver el fuego. Cada vez que acabas con una ronda de enemigos, el juego te da la opción de elegir un camino y te teletransporta a la siguiente posición.

Los tiroteos son abrumadoramente intensos, pero Crisis VRigade 2 juega limpio y los enemigos solo vienen de frente o de los lados en un ángulo de 180 grados, lo que alivia la necesidad de cualquier botón de giro. Al contrario que en Time Crisis y su pedal, aquí no hay botón con el que agacharse, lo que significa el jugador debe agaccharse en la vida real, a menudo acabando rodilla en tierra o incluso más abajo, tratando de buscar el mejor ángulo desde el que disparar. El juego es tanto o más intenso que SuperHot VR, se suda con él y absolutamente no se puede jugar sentado.
Esto genera una mecánica de divertida tensión y de quién mirará primero. Sorprendentemente, la IA enemiga es increíblemente inteligente independientemente de la configuración de dificultad y, si asomas demasiado la cabeza, te encontrarás con un tiro entre ceja y ceja como recompensa por hacerlo.
Para mantener la experiencia fresca están los power ups, lo que significa que las muertes a menudo nos recompensarán con mejoras temporales de armas, tiempo adicional de salud y, como novedad en Crisis VRigade 2, un oficial de refuerzo que nos ayudará a derrotar a los enemigos y evitar el fuego.

A pesar de jugarse de forma muy similar a su predecesor, las diferencias en la secuela hacen que este sea aún más divertido de jugar. El primer cambio que se nota es en el aspecto gráfico, los entornos y los modelos de armas han recibido un gran lavado de cara, estando a muy buen nivel dentro de los representantes de la plataforma y abandonando la (por otra parte bastante simpática) estética poligonal del primero en pos de entornos texturados de forma realista. Incluso los enemigos están mejor dibujados, mejor animados y sus eventos scriptados dotan al juego de mucha personalidad. Afortunadamente, los avances van más allá de la simple estética.

Combatir el crimen… yendo de compras

La novedad más evidente se da a conocer de inmediato en el lobby, donde (aparte de contar con un montón de objetos que podemos manipular, lo cual siempre es increiblemente divertido en la VR) a la izquierda hay una tonelada de artículos para comprar con las monedas que obtendremos en nuestras partidas por machacar criminales. Los consumibles duran solo una ronda y luego desaparecen, mientras que el resto son actualizaciones permanentes, skins y gestos con las manos que podemos quedarnos de forma permanente.
Si bien comprar los añadidos estéticos no cambia la experiencia demasiado, comprar una mira láser temporal, subir la salud cinco HP adicionales antes de cada ronda, o comprar continues extra significa que Crisis VRigade 2 no nos castigará tanto para completar una fase como su predecesor.


Aunque por ahora los tiroteos son lo único que rompe el silencio del genial título de Sumlab, pronto contaremos con una selección de 9 temas ganadores del concurso “Tu música como banda sonora de un videojuego”, entre los cuales nos enorgullece particularmente la presencia de “Gatling Gun” de nuestros colegas de Permadeath.

El juego permite en PSVR jugar con todas las opciones de control, funcionando sorprendentemente bien con Dual Shock, permitiendo la recarga manual a dos manos con dos move controllers, y la experiencia de liarla con armas automáticas con el aim controller, que resulta particularmente divertido. También permite, desde su última actualización, jugar en modo cooperativo online.

Se juegue como se juegue, seguro que el tiempo que invirtáis combatiendo el crimen en las calles con este genial retorno a los shooters arcade os dejará más que satisfechos (¡y agotados!).
La página de compra del juego dice con bastante humor: “Si te gustó Crisis VRigade, te encantará Crisis VRigade 2. Si no has jugado a Crisis VRigade, te encantará Crisis VRigade 2″, y no podemos estar más de acuerdo.
Crisis VRigade 2 está disponible en todas las plataformas de VR: Oculus, Steam y PSVR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.